Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ciencia y tecnología Act. 09 ago 2017

Usa las ondas del sonido para hacer pagos con tu móvil

ondas de sonido_pagos-movil bbva

La próxima vez que cojas un taxi en Nueva York quizá haya una nueva forma de pagar el viaje. En vez de entregar dinero, una tarjeta de crédito --o, si eres de los pocos que poseen un smartphone con esta característica-- acercando el dispositivo a un lector de comunicación de campo cercano (NFC por sus siglas en inglés), podrás liquidar tu cuenta apretando un botón en una aplicación que se comunica mediante el sonido.

La nueva aplicación de la empresa de servicios de pago VeriFone, se llama Way2ride, es gratuita y hay versión para iPhone y Android. Esta empresa que ya proporciona sistemas de procesado de pagos para más de la mitad de los 13.000 taxis amarillos de la ciudad y hace poco adquirió la tecnología necesaria para los pagos mediante sonido, Zoosh, a una start-up llamada Naratte.

VeriFone es una de las varias empresas que están usando las ondas de sonido para trasferir pequeñas cantidades de datos a través de distancias cortas, lo que podría facilitar la trasferencia electrónica de dinero, entre otras cosas. Se dice que una start-up secreta llamada Clinkle está haciendo algo parecido (una portavoz para Clinkle no quiso hacer comentarios para este artículo).La aplicación Way2ride de VeriFone permite a tu teléfono captar una señal de sonido inaudible que contiene un código único emitido por un altavoz en cada taxi.

La aplicación envía este código a los servidores de Way2ride, donde se empareja con tu taxi. Entonces, tus preferencias de pago preestablecidas se envían al taxi a través de una red móvil y se exponen en una pantalla en el asiento de atrás. Si no has escogido la opción de pago automático, puedes elegir con qué tarjeta de tu cartera virtual Way2ride quieres pagar y fijar una propina.

Zoosh podría llegar a otros terminales de pago en un futuro próximo. "En cualquier sitio en el que haya un altavoz y un sistema de entretenimiento, como una gasolinera o un taxi, se puede funcionar con esta tecnología", explica Jason Gross, vicepresidente de estrategia y marketing para VeriFone Media, que es una unidad de VeriFone.

La premisa básica no es nueva: es parecido a los tonos que emiten los teléfonos tradicionales cuando se llama a través de líneas analógicas. Años después, tenemos conexiones de internet más rápidas (y silenciosas), así como sistemas de comunicación a corta distancia como NFC y Bluetooth. Sin embargo, algunas empresas creen que la transferencia de datos a través de ondas de sonido es una buena alternativa puesto que dos de los prerrequisitos --un altavoz y un receptor-- ya están tan extendidos, y la tecnología no requiere un hardware específico o emparejar dispositivos. Eso podría facilitar el que consumidores en todo el mundo, entre ellos los millones que no tienen smartphones, hagan cosas como comprar y vender bienes localmente. El sonido también se puede usar como una forma sencilla de permitir que dispositivos completamente diferentes se comuniquen, algo cada vez más importante ahora que repartimos nuestro tiempo entre un número cada vez mayor de aparatos.

sound-data-transmission_content-bbva

Chirp, una aplicación para iPhone, permite a los usuarios enviarse enlaces usando ondas de sonido audibles.

Otra start-upAnimal Systems, ofrece una aplicación llamada Chirp que usa sonido para permitir a los usuarios compartir fotos, enlaces y notas con amigos; también se podría usar para conseguir cupones en una tienda. Aunque el método solo funciona en distancias cortas y no puede mover demasiados datos de manera fiable de una --el director ejecutivo de Animal Systems, Patrick Bergel, afirma que su start-up se ha impuesto como objetivo un 97 por ciento de éxitos en distancias de 90 a 120 centímetros-- el uso de ondas de sonidos podría servir al menos como una tecnología intermedia útil. "Parecía que hubiera una especie de red secreta esperando para usarse", afirma Bergel del auge del sonido como método de trasferencia de datos. Y confirma que es posible que Animal Systems abra su tecnología a desarrolladores externos.

Sonic Notify tiene una tecnología llamada Adomaly que reproduce ondas de sonido de alta frecuencia a través de altavoces o pequeños emisores exclusivos, que envían una señal de acción a tu teléfono. Si tu dispositivo tiene la aplicación adecuada instalada y has optado por recibir mensajes específicos para el lugar donde te encuentres, la señal incita al teléfono a llevar a cabo una acción. Podría ser algo como conectarse a un servidor y recibir un cupón para un producto que tienes delante cuando estás en una tienda, o aceptar una invitación a un evento especial mientras ves la tele. Sonic Notify también puede usar Bluetooth de baja potencia para comunicarse con usuarios aunque no hayan emparejado sus dispositivos, pero esta versión de Bluetooth aún no es de uso generalizado. Al menos que estés usando el sonido "para conseguir un gran volumen de personas ahora y no dentro de tres años, en realidad no tienes ninguna otra opción", según el director ejecutivo de Sonic Notify, Aaron Mittman.

Ya hay otros desarrollando herramientas para facilitar la comunicación mediante sonido. Boris Smus, ingeniero de Google, ha lanzado hace poco una biblioteca de JavaScript para redes ultrasónicas llamada Sonicnet.js, que usa la API de audio Web para permitir a los usuarios transmitir y recibir datos a través de las ondas de sonidos. Por ahora, un puñado de personas lo están probando, explica, y aunque no está seguro de qué resultados dará, sí siente que es importante. "El problema de múltiples dispositivos juntos en nuestra área de red personal cercana es un gran problema a resolver", afirma.

Carl Howe, analista de ABI Research sostiene que existe un "enorme potencial" para este tipo de tecnología porque los teléfonos de todo tipo ya están preparados para usarla, lo que no es el caso con la NFC. Sin embargo, cree que tendrá que ser fácil de usar, quizá un sistema que funcione gracias a algo parecido al procesador de baja potencia de dedicación exclusiva del nuevo smartphone X de Motorola, que siempre está encendido para escuchar comandos de voz específicos. "Hay cosas a favor y en contra, evidentemente el audio siempre será una tecnología más difícil de usar en una sala de conferencias abarrotada que una tecnología de radio electrónica", afirma. "Pero realmente depende del entorno y de la aplicación".

Otras historias interesantes