Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Usar ‘machine learning’ sin programar ya es posible

Cada vez más iniciativas permiten a pequeñas empresas acercarse a la inteligencia artificial sin necesidad de echar mano de programadores. Gigantes como Baidu o Google ya han presentado sus productos, al igual que iniciativas más pequeñas como Lobe.

Existe la creencia de que tecnologías como la inteligencia artificial (IA) y su rama del ‘machine learning’ solo están al alcance de las grandes firmas que cuentan con los ingentes recursos —humanos y computacionales— que requiere, por ejemplo, el entrenamiento y alimentación de un modelo de aprendizaje automático. Pero eso está cambiando. Una de las premisas básicas de la creciente digitalización es que esta llegue a todo el mundo. También, en este caso, a las empresas pequeñas y medianas.

Eso es lo que pretenden desde Baidu con uno de sus últimos lanzamientos. EZDL es el nombre de una plataforma de desarrollo de ‘software’ creada por el coloso chino de internet (uno de los buscadores más populares del mundo, también potencia en IA) y dirigido a los que no tienen ni idea de programar. “EZDL es una plataforma de servicio que permite a los usuarios construir modelos personalizados de ‘machine learning’ a través de una interfaz basada en arrastrar y soltar [‘drag and drop’]. Solo se necesitan cuatro pasos para entrenar un modelo de aprendizaje profundo, construido específicamente para tus necesidades de negocio”, ha contado Yongkang Xie, director tecnológico del proyecto. “Incluso si no sabes nada de programación puedes construir modelos en esta plataforma sin ninguna barrera”, añade.

Una de las ventajas de la oferta de EZDL para las pymes es que sus modelos funcionan con pocos datos. Una compañía pequeña pocas veces tendrá millones de datos para alimentar un modelo efectivo, pero EZDL funciona con centenares o incluso docenas de datos.

Por ahora, esta plataforma solo puede desarrollar tres tipos de modelos: clasificación de imágenes, clasificación de sonidos y detección de objetos. Baidu ha ofrecido ejemplos de firmas chinas que ya han probado EZDL, para misiones que abarcan el descubrimiento de defectos en la fabricación de teclados de ordenador, el reconocimiento de las voces de diferentes especies de animales (útil para el trabajo de campo científico) o la localización de errores en la colocación de productos en las estanterías de supermercados. De inicio, EZDL es gratuita, aunque a partir de cierto volumen de operaciones Baidu exige pasar por caja.

‘Deep learning’ en el navegador

De pago desde el principio es la solución de otro de los mayores actores globales en Internet, Google, cuya Cloud AutoML entrena modelos de aprendizaje automático sin código, con una interfaz sencilla (basada igualmente en arrastrar y soltar), y que trabaja en los campos de la visión artificial, el lenguaje natural y la traducción. Además, Google propone Teachable Machine, una herramienta aún más simple, destinada directamente a ‘amateurs’ que quieran experimentar y entender cómo funciona el aprendizaje automático. Solo se precisa una cámara (‘webcam’ o de móvil) y Teachable Machine alimenta una pequeña red neuronal en el navegador, sin necesidad de mandar las imágenes a un servidor.

Es un proyecto similar al de Lobe, una ‘startup’ estadounidense ahora comprada por Microsoft, que se enfoca en la visión artificial, permitiendo dar sus primeros pasos en ‘machine learning’ a aquellos que quieren probar sus ideas pero no saben lo que es TensorFlow y no podrían escribir una línea de código aunque les fuera la vida en ello. Arrastrando una serie de ejemplos desde el escritorio del ordenador, Lobe entrena el modelo y permite insertarlo, por ejemplo, en la ‘app’ que se esté desarrollando. “La gente tiene ideas que quiere probar con ‘machine learning’ pero no saben cómo hacer los prototipos,” ha comentado Mike Matas, cofundador de Lobe, quien explica que su objetivo son profesionales de campos tan diversos como la arquitectura o la astronomía.

Todas estas plataformas y herramientas aún tienen sus limitaciones, pero indican que el ‘machine learning’ para legos, la IA simplificada y casi casera está cada vez más cerca de nuestros ordenadores.

Otras historias interesantes