Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Start-ups 22 oct 2018

Veridas, la ‘startup’ española que está revolucionando la biometría

La creación conjunta de esta ‘startup’ entre BBVA y Das-Nano es una muestra del potencial de las alianzas entre grandes y pequeñas empresas. Veridas ha supuesto un hito para el desarrollo y la puesta en marcha de soluciones de pago e identificación de usuario innovadoras en el Grupo BBVA. “Podemos hacer tecnología al nivel de los mejores del mundo”, afirma Eduardo Azanza, CEO de Veridas.

Desde enero a septiembre de 2018, el 28% de los nuevos clientes que han abierto cuentas en BBVA lo han hecho a través de canales digitales, y de estos, el 50% lo ha hecho mediante un ‘selfie’. Este avance no habría sido posible sin Veridas, la ‘joint venture’ que nació en 2016 para cambiar la forma de identificarse y pagar ‘online’ gracias a la biometría.

Esta ‘startup’ con sede en Pamplona surgió de la unión de los intereses de BBVA y Das-Nano (que participan con un 51% y 49%, respectivamente) para el desarrollo de ‘software’ de verificación y autentificación de la identidad con aplicaciones en la banca, energía y servicios públicos. A día de hoy, ya ha puesto en marcha distintos proyectos pioneros en el sector de los pagos y la identificación de clientes, tanto con BBVA como con otros grandes clientes.

Uno de los proyectos es ‘Alta Inmediata’, la solución de BBVA que permite a los usuarios hacerse clientes del banco mediante canales ‘online’ a través de un ‘selfie’. Con el lanzamiento de esta solución en 2016, BBVA fue la primera entidad financiera española en ofrecer esta facilidad a sus clientes, lo que aceleró la captación de usuarios ‘online’. “El ámbito de las soluciones biométricas es estratégico para nosotros. Buscábamos una empresa que nos ayudara a solucionar el problema que teníamos con el alta digital en España y llegamos hasta ellos”, explica Ignacio Bernal, CTO global de BBVA.

Gracias al continuo trabajo en I+D de Veridas, en agosto de 2018 se ha mejorado este proceso, de manera que ya solo es necesaria la verificación de los documentos y la identidad del usuario mediante una fotografía y un vídeo. El proceso está disponible ahora también para autónomos que quieran abrir una cuenta en BBVA, “lo que aumenta la tipología de clientes que pueden entrar al banco en un sencillo proceso de solo unos minutos”, añade Bernal.

Otra pieza clave de Veridas ha sido la funcionalidad de ‘pagos invisibles’ en Ciudad BBVA. El banco ha puesto en marcha un proyecto piloto en su sede en Madrid para permitir que los empleados puedan realizar pagos mediante reconocimiento facial, basados en biometría, sin necesidad de utilizar la tarjeta de crédito ni el móvil. Para ello, tan solo tienen que situarse frente a unas cabinas con cámaras que reconocen su rostro, previamente registrado en la aplicación, y realizar el pago automáticamente.

Con esta misma aplicación, los empleados pueden realizar sus pedidos con antelación en las distintas cafeterías de la sede. Una vez que los recogen, el precio del pedido se cobra automáticamente en la cuenta del usuario registrada en la ‘app’. En los últimos dos meses, los empleados en BBVA ya han realizado más de 2.500 pagos biométricos a través de esta aplicación. Además, BBVA está trabajando para llevar ‘Alta Inmediata’ a otros países (como México, Argentina, Perú y Colombia) y explora con Veridas nuevas soluciones basadas en el reconocimiento de voz.

Otros de los productos desarrollados por Veridas se están empleando para la identificación remota de clientes en otras empresas, la facilitación de sistemas de pagos y el control de accesos.

veridas startup Ignacio Bernal Eduardo Azanza innovacion biometria pagos recurso bbva

Eduardo Azanza, CEO de Veridas e Ignacio Bernal, CTO global de BBVA.

Talento especializado y local

“Nuestra experiencia profesional nos demuestra que podemos hacer tecnología al nivel de los mejores del mundo”, explica Eduardo Azanza, CEO de Veridas, quien reivindica la necesidad de apostar por el talento joven y local a través del impulso de sus carreras en un ámbito tecnológico pionero en el mundo. “Nos marcamos como objetivo repatriar el talento. Tenemos empleados que estaban trabajando en Reino Unido y Estados Unidos y han regresado a España para trabajar en su tierra”, explica Azanza. La compañía cuenta en su plantilla con ingenieros y doctores procedentes de áreas de estudio como telecomunicaciones, informática y también física o química, además de expertos en ‘software’ y analítica avanzada.

Veridas trabaja estrechamente con las universidades, especialmente las dos presentes en Navarra, para la realización de proyectos donde es necesaria la especialización técnica, así como en la realización de tesis doctorales y proyectos de fin de carrera. La colaboración con el mundo académico también favorece la atracción y retención de talento en Navarra. “Lo que pone de manifiesto una empresa como Veridas es que España también puede ser una referencia en el sector tecnológico, y que cuenta con grandes profesionales”, añade Azanza. En su opinión, Navarra, al igual que el resto de España, es “un sitio ideal para crear compañías de alta tecnología”, porque cuenta con centros de educación y empresas de alto nivel, así como un gran tejido empresarial.

Además, según apunta Azanza, la biometría es uno de los campos tecnológicos con mayor potencial de crecimiento en la actualidad y atrae el interés de empresas, tanto en España como en el extranjero. “Actualmente se tiene como referencia países como Estados Unidos, pero España está despuntando en esta industria con proyectos muy innovadores”, añade el directivo.

Otras historias interesantes