Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Seguridad 02 ene 2012

La vigilancia por vídeo se convierte en una herramienta para estudiar el comportamiento del cliente

Un programa analiza imágenes de seguridad para ayudar a los propietarios de negocios a observar qué hace la gente una vez dentro de la tienda.

El enorme éxito de las compras y la publicidad en línea, encabezado por gigantes como Amazon y Google, se debe en gran medida a un programa que registra cada ocasión en que visitamos una web y los elementos sobre los que hacemos clic. La ‘start-up’ Prism Skylabs ofrece a los negocios con establecimientos físicos algo similar: el conteo, registro y seguimiento de personas en una tienda, cafetería, o gimnasio usando un software que utiliza el vídeo de las cámaras de seguridad.

“Hay una gran cantidad de información maravillosa encerrada en esos vídeos, recogidos por 40 millones de cámaras de seguridad en EE.UU., pero hasta ahora esos datos no han estado disponibles”, señaló Steve Russell, cofundador y director general de Prism, con sede en San Francisco (EE.UU.). “Queremos liberar esa información“. El software de Prism puede contar el número de personas que entran en un negocio, medir la longitud de la fila en la caja y producir visualizaciones estáticas o animadas que muestran cómo se ha movido la gente por la tienda. Está diseñado de manera que no pueda identificar o rastrear personas individuales. Un proveedor inalámbrico estadounidense ya está utilizando la tecnología de Prism para generar mapas de calor sobre los lugares a los que van los visitantes en sus salas de exposición, y así comparar el nivel de interés por los diferentes dispositivos. Estos datos son valiosos tanto para ellos como para los fabricantes de dichos dispositivos.

camara video gente centro comercial bbva

Uso de Prism en un centro comercial

El software también se puede utilizar para convertir imágenes de seguridad en una versión en directo del servicio Street View de Google, afirma Ron Palmeri, presidente y cofundador de Prism. “Ofrecemos la capacidad de ir más allá de las fachadas de los negocios y mostrar el interior, e incluso su nivel de ocupación, usando imágenes de gran eficacia y protegidas en cuanto a la privacidad’.

El programa de Prism es capaz de distorsionar a las personas y convertirlas en fantasmas anónimos, mostrándolas en lo que Russell define como “visión de depredador” (una imagen pixelada), o eliminarlas por completo y reemplazarlas con un “mapa de calor”, en el que se usan colores para señalar la densidad de ocupación. Un gimnasio en San Francisco está probando la tecnología y planea usarla para mostrar a los clientes una vista en directo del grado de ocupación.

Aunque las cámaras de seguridad son generalmente de baja calidad, Prism utiliza técnicas de fotografía computacional para combinar varios fotogramas y producir imágenes con mayor calidad y resolución que el vídeo original. “Podemos eliminar la calidad baja y granulada de las imágenes de vigilancia”, asegura Russell.

El software de Prism ha sido diseñado para que pueda utilizarse con las cámaras de seguridad existentes. Un software instalado en un ordenador conectado a las cámaras transforma el vídeo en bruto en un formato comprimido que se envía a servidores en la nube, donde el programa de Prism lleva a cabo el trabajo duro. Envía de vuelta las visualizaciones, estadísticas y otros datos extraídos del vídeo a un PC, teléfono inteligente o tableta.

Puesto que las cámaras de vigilancia son estáticas, el software de Prism puede averiguar qué partes de una escena son fijas, como por ejemplo paredes, suelos y muebles. Cualquier cosa que se mueva sobre ese contexto es aislada y sometida a un procesamiento adicional. Russell espera que, en última instancia, la compañía pueda ofrecer un análisis más sofisticado mediante el aprovechamiento de nuevas técnicas de fotografía computacional, como por ejemplo las cámaras de campo de luz Lytro, que producen imágenes capaces de ser reenfocadas después de haber sido tomadas.

video prism app bbva

Uso de la herramienta Prism

Hoy día, el software de procesamiento de vídeo se usa con más frecuencia por motivos de seguridad, afirma Jon Cropley, dedicado a investigar la tecnología de vigilancia por vídeo en IMS Research. Este tipo de software, por ejemplo, puede alertar al personal de seguridad si alguien sube por una pared. Otras compañías ofrecen software capaz de contar la longitud de la fila frente a una caja registradora y pedir personal si resulta necesario abrir una caja nueva. No obstante, Cropley señala que la tecnología de Prism es distinta. “La forma establecida de llevar a cabo un análisis de contenido de vídeo requiere el uso de un hardware y cámaras especiales, algo que no ocurre con Prism”, afirma. “Su tecnología se basa en la premisa de que ya hay cámaras de seguridad instaladas en una gran cantidad de lugares“.

Cropley añade que el uso de imágenes de vigilancia para dar al cliente una vista previa del aspecto de una tienda o restaurante es también una idea prometedora, aunque no ha sido probada. “Muchos clientes utilizan imágenes fijas para ver el aspecto de un lugar, aunque si lo que quieres es una impresión real, necesitas vídeo en directo”.

La tecnología de Prism también podría ayudar a compañías como Google y Groupon a incrementar la publicidad para las empresas con presencia física. Es fácil hacer un seguimiento en línea para saber si las personas que hacen clic en un anuncio compran cualquier cosa o se convierten en clientes habituales. Fuera de Internet, muchas pequeñas empresas tienen dificultades para saber si el hecho de ofrecer grandes descuentos a través de Groupon, por ejemplo, lleva a algo más que un aumento temporal de clientes que no acaban volviendo nunca.

Podemos ayudarles a comprender cómo lo que está sucediendo en la tienda tiene que ver con conceptos como las críticas recibidas por Yelp u ofertas en línea“, indica Russell. “Es como Google Analytics para el mundo real”, añade, refiriéndose al software más utilizado para el seguimiento y registro del modo en que las personas utilizan sitios web. Prism también puede recurrir a fuentes de datos en línea como Facebook o Foursquare para correlacionar las promociones u ofertas online con actividad en el mundo real. Esto podría decirle a una empresa si un vale adquirido en línea ha traído más visitantes a la tienda.

Otras historias interesantes