Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Internet 10 feb 2012

Wifi para todos

El acceso a Internet se ha convertido casi en una necesidad hoy en día. Sir Tim Berners-Lee, uno de los padres de la Red, considera que todas las personas deberían tener conexión a Internet “por defecto”. Cada vez es más fácil encontrar redes WiFi abiertas en ciudades de todo el mundo.

Hace unos años, comenzó a ser común que algunos restaurantes ofreciesen WiFi gratuito a sus clientes. Esta forma de acceso, además, fue abandonando los lobbies y las áreas de trabajo de los hoteles y entrando, poco a poco, en las habitaciones. Ahora es el servicio más demandado a la hora de buscar hotel, por delante, incluso, del desayuno, según una encuesta de TripAdvisor.

Y es que el acceso a Internet se ha convertido casi una necesidad hoy en día. De hecho, Sir Tim Berners-Lee, uno de los padres de la Red, considera que todas las personas deberían tener conexión a Internet “por defecto”. Esto, no obstante, todavía está muy lejos. Sin embargo, es cierto que cada vez es más fácil encontrar redes WiFi abiertas en varias ciudades de todo el mundo.

Así, por ejemplo, el organismo encargado de la red de transportes de Londres va a ofrecerWiFi en las estaciones de metro de la ciudad durante los Juegos Olímpicos. Además, varias compañías permiten que sus clientes accedan a Internet en los puntos habilitados para ello y Virgin se plantea ofrecer el servicio (aunque a menor velocidad) a los no clientes.

Por otro lado, en otras capitales del mundo es el Gobierno quien exige que se provea este tipo de servicios. De este modo, en Kuala Lumpur todos los restaurantes tendrán que proporcionar WiFi; de no hacerlo, no podrán obtener o renovar su licencia.

Y en otro país asiático, Japón, se ha ido un paso más allá. Una empresa de máquinas dispensadoras, Asahi Soft Drinks, ha empezado a incluir routers en sus terminales de vending. El acceso es gratuito y se puede realizar desde múltiples dispositivos, siempre y cuando estén dentro de su radio de acción (unos 50 metros).

Pero tampoco hay que ir tan lejos para encontrar ejemplos. En Madrid, la EMT comenzó a desplegar un acceso WiFi de banda ancha en toda su flota de autobuses hace poco menos de un año.

Por lo tanto, tal vez en unos años Sir Tim Berners-Lee pueda ver cumplido su deseo de que el acceso a Internet sea algo inherente a todos los seres humanos que, únicamente por el hecho de serlo, tendrán la posibilidad de conectarse a la Red.

Otras historias interesantes