Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fondos de inversión 16 ene 2019

Cambio de timón en las estrategias de fondos de inversión

Diciembre estuvo marcado por las preocupaciones sobre una desaceleración económica en 2019, lo que se tradujo en un incremento en la volatilidad, minusvalías para la mayor parte de los mercados de renta variable y un movimiento hacia activos de refugio como los bonos del tesoro y el oro.

Jaime Lázaro, director de Asset Management de BBVA Bancomer, comenta algunos de los eventos internacionales que, por su relevancia, incidieron en los mercados financieros. Uno de ellos es el alza de un cuarto de punto en la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, en donde lo más destacado fue la disminución en sus expectativas de normalización monetaria para 2019, reduciendo el número de alzas proyectadas de 3 a 2 subidas.

También repercutieron en  los mercados la tregua comercial entre Estados Unidos y China que aplazó una nueva ronda de aranceles y la programación de reuniones bilaterales para llegar a un acuerdo definitivo, el cierre parcial del gobierno de Estados Unidos ante la falta de acuerdo entre el presidente Donald Trump y el partido Demócrata con respecto al muro fronterizo y, finalmente, la actual incertidumbre con  respecto a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Un evento en México que destacó, apunta el directivo, fue el alza de tasa del Banco de México que ubicó la de referencia en 8.25% -su nivel más alto en los últimos 10 años-. Asimismo, resalta que en el comunicado emitido por el banco central mexicano se enfatizó que la decisión obedeció al actual entorno nacional de incertidumbre y a que persisten riesgos de inflación.

Al respecto, Lázaro comenta: “Durante el último mes del año llevamos una reestructura importante en los portafolios, buscando reducir la volatilidad y tener mayor consistencia en nuestros rendimientos a través de la reducción en la exposición de activos de mayor riesgo, la incorporación de instrumentos alternativos que tienen baja correlación con los mercados tradicionales y el aumento en el porcentaje de deuda mexicana, la cual ofrece tasas reales por encima del 3%”.

“Durante el último mes del año llevamos una reestructura importante en los portafolios, buscando reducir la volatilidad y tener mayor consistencia en nuestros rendimientos”.

Lázaro apunta que dichos movimientos han funcionado en este entorno de incertidumbre y volatilidad en los mercados, en donde los mercados de renta variable global han tenido ajustes por encima del 10%.

Finalmente, el responsable de Asset Management de BBVA Bancomer comenta que 2018 fue el año más retador de los últimos 10 y pese a ello, las multiestrategias de la entidad bancaria destacaron al mostrar un comportamiento defensivo y superar en rendimiento a la mayor parte de instrumentos que conforman el universo de inversión.

Otras historias interesantes