Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Aplicaciones 01 jul 2016

Así funciona un banco exclusivamente móvil

El banco exclusivamente móvil, aquel que solo requiere un smartphone o tablet para acceder a todas sus funcionalidades, calienta motores. Aunque por ahora es un producto de disponibilidad limitada, su potencial es enorme y su popularización será, sin duda, un impulso determinante para la banca del futuro.

Atom Bank es el primer banco del Reino Unido nacido por y para los dispositivos móviles. Con una ficha bancaria propia, esta startup (en la que BBVA tiene una participación del 29,5%) se relaciona con sus clientes exclusivamente a través de la app. Todo el banco está en esta app, que en su primer mes de funcionamento conquistó a 30.000 usuarios. Su apuesta pasa por usar tecnologías biométricas y crear experiencias de usuario únicas que abren un camino pionero para los servicios financieros.

“Sabemos que el futuro es móvil”, aseguraba Mark Mullen, fundador de Atom Bank en su reciente visita a Madrid con motivo de MoneyConf. Pero Atom es ya presente.

Estos son algunos de los detalles que caracterizan un banco cien por cien móvil.

1-   Descargarse  la app

atom-1 BBVA

Cuando un banco es 100% móvil, sólo hay que acudir a la App Store o el Play Store de Google y descargarse la aplicación. En el caso de Atom, su app por ahora está disponible para Apple (iOS) pero en breve se encontrará disponible para los dispositivos Android.

La experiencia de usuario es un elemento diferenciador de una buena app de banca móvil. Y Atom confía tanto en la suya que permite probar todas sus funcionalidades desde la opción “Explora la aplicación”, antes incluso de convertirte en cliente.

2-   Registrarse y crear una identidad

atom-2 BBVA

El proceso de alta se realiza totalmente online y lleva entre cinco o seis minutos. Atom utiliza un software, que hasta ahora solo se había aplicado en videojuegos, para lograr un diseño animado que llama la atención a primera vista. Nombre, apellido, teléfono y email son los únicos datos que pide la app para arrancar la configuración personal de la cuenta.

3-   Configurar la cuenta

atom-3 BBVA

La seguridad e identidad del usuario son dos elementos esenciales en una app de banca móvil. En el caso de Atom, para autenticar a los clientes se utilizan tres sistemas de seguridad que combinan un código de acceso tradicional y dos soluciones basadas en biometría. De hecho, Atom es el primer banco en aplicar estas tecnologías en Europa. Muy pronto, también añadirá un sistema de autenticación a través de la huella dactilar.

4-   El clásico PIN

atom-4 BBVA

El PIN sigue presente como método de autenticación, pero para la app de Atom es solo uno de los mecanismos posibles. La propia app da consejos para elegir una contraseña eficaz, que ha de ser de seis dígitos.

5-   Un selfie

atom-5 BBVA

Aquí es donde comienzan las novedades. Para activar el sistema de reconocimiento facial, la aplicación requiere que el usuario se haga una foto de sí mismo, un selfie. El proceso es muy fácil, pero para evitar errores, la app ayuda a enfocar bien la cara y encuadrarla en el espacio correcto. La tecnología utilizada por Atom, muy similar a la que se usa en los controles de los aeropuertos europeos, escanea los ojos del usuario; y mide la distancia entre las distintas facciones, como por ejemplo entre la nariz y la boca, parámetros que son prácticamente irrepetibles entre seres humanos.

6- Mi voz es mi pasaporte

atom-6 BBVA

Si queda alguien a quien le parezca que las dos medidas de autenticación descritas pueden no ser suficiente, la app de Atom permite crear una contraseña de voz.  Se graba una frase tres veces: “Mi identidad está segura porque mi voz es mi pasaporte. Verifícame” ¿Por qué tres veces? Las repeticiones ayudan al sistema a registrar las distintas entonaciones para poder reconocer los diversos tonos de voz que puede tener una persona. Esa misma frase será la contraseña para acceder a la cuenta o para validar una operación.

7-  Un cliente, un logo

atom-7 BBVA

La personalización de los servicios es uno de los aspectos más destacados de un verdadero banco móvil. En el caso de Atom, cada cliente tiene un logo personal, generado por la app y con colores exclusivos. Así, de alguna manera, la app deja de ser de Atom Bank  para ser el banco de Peter Smith o de Lucy, como se aprecia en la imagen.

8- Parpadear, hablar o teclear

atom-8 BBVA

Todo el proceso anterior no ha llevado más de cinco a seis minutos. Desde ahora, el usuario-cliente ya puede acceder a su cuenta eligiendo uno de los tres métodos de autenticación. Si se opta por el reconocimiento facial, el sistema pide al usuario que parpadee para comprobar que no se trata de una foto o un muñeco. En el caso del sistema de reconocimiento de voz, la app contrasta la frase que dicta el usuario con los registros previos y usa un algoritmo capaz de distinguir entre una posible grabación fraudulenta y las palabras pronunciadas en vivo. El sistema comprueba la autenticidad de los datos biométricos y ¡zás! ya se puede acceder a la cuenta personal.

¿Y si hay que realizar una operación más compleja o por un montante más elevado de lo habitual? No hay de qué preocuparse. Cuando se trata de operaciones o movimientos atípicos, la app puede exigir más de un modo de autenticación para validar la operación.

9-  Empezar a ahorrar

atom-9.1 BBVA
atom-9.2 BBVA

Los bancos exclusivamente móviles aspiran a ofrecer los mismos — o casi — servicios que la banca tradicional, pero buscando nuevos formatos digitales que los hagan más sencillos y eficaces. La idea es poder contratar y gestionar desde un móvil o una tablet ya sea una cuenta, un depósito o un préstamos para la compra de un coche. Y lo más importante: sin necesidad de tener que ir nunca a una sucursal.

Atom, por ejemplo, ofrece por ahora un depósito de ahorro remunerado y un servicio de préstamos orientado a pequeñas empresas. Gracias a la tecnología, el depósito permite ver al instante qué intereses se pueden lograr dependiendo de la cantidad de dinero que se vaya ahorrar y el tiempo que se deje en la cuenta. El usuario puede crear tantas cuentas de ahorro como quiera y darles distintos nombres. A finales de año, Atom ampliará su oferta con  cuentas corrientes, descubiertos, tarjetas de débito y crédito o hipotecas, todo contratado desde la app.

10- Ayuda desde la propia app

 

Aunque muchas apps de banca móvil ya permiten contactar directamente con su servicio de atención al cliente, en el caso de los bancos 100% móviles las posibilidades van aún más lejos. El contacto con el servicio de soporte se puede hacer con una llamada o a través de un chat desde dentro de la app, de modo que el agente sabe exactamente con quién está tratando y no hay que volver a dar todos los datos de identificación.

Con la ayuda de la inteligencia artificial, Atom también prevé añadir funcionalidades que le ayuden a “anticiparse” a las necesidades de los clientes. El objetivo es ofrecer respuestas prácticamente instantáneas, relevantes y con ‘toque humano’. Un golpe definitivo a esa sensación de estar hablando con máquinas.

Otras historias interesantes