Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Historia 29 oct 2019

Centenario del Metro de Madrid: BBVA fue el único banco que apostó por el proyecto

El Metro de Madrid ha cumplido 100 años, acercando la capital española a más de un millón de pasajeros de forma rápida y sostenible cada día. BBVA se suma de forma especial a la celebración de su centenario como único banco que dio su apoyo financiero para la construcción de este novedoso y pionero medio de transporte.

Se cumplen 100 años de un hito en la historia de Madrid. La inauguración el 17 de octubre de 1919 de la red de metro madrileña contó con la presencia del Rey Alfonso XIII y puso al alcance de todos una nueva forma de comunicación rápida y moderna.

La apertura al gran público unos días después, el 31 de octubre, permitió a 56.200 personas viajar por primera vez en metro. La línea Norte-Sur consistía en un tramo de 3,48 kilómetros y ocho estaciones que conectaba las zonas de Cuatro Caminos y Sol en 10 minutos. Un siglo más tarde, la red de metro cuenta con 289 kilómetros, 293 estaciones y un tránsito anual de 626 millones de viajeros.

El Metro de Madrid, la décima red metropolitana más grande del mundo, ha ido creciendo en paralelo al crecimiento urbano y ha sido testigo de un sinfín de hechos, tanto cotidianos como históricos. Un ejemplo de ello es que sirvió de refugio durante la Guerra Civil y su nave de motores suministró energía cuando los cortes eléctricos eran habituales en ese periodo.

Centenario_metro_madrid_ocharan_reina

La reina Victoria Eugenia visita por primera vez el metro de Madrid, acompañada por don Enrique Ocharan, director gerente del Banco de Vizcaya. - Archivo histórico BBVA

Próxima parada: Madrid

La idea de construir un ferrocarril se remonta a 1886, cuando se empieza a hablar de ello en la prensa. Sin embargo, hubieron de pasar algunos años para que la idea comenzase a tomar forma. En 1914, los ingenieros Miguel Otamendi, Carlos Mendoza y Antonio González Echarte presentaron la solicitud de la concesión de licencia de obra ante el Ministerio de Fomento, que finalmente obtuvieron tres años más tarde, el 12 de enero de 1917.

Ahora bien, la puesta en funcionamiento de este medio de transporte no fue del todo fácil. La empresa encargada de llevar a cabo el proyecto, la Compañía del Metropolitano Alfonso XIII, tuvo dificultades para encontrar la financiación para su construcción debido al escepticismo y la incertidumbre que despertaba la iniciativa.

El entonces Banco de Vizcaya, una de las principales entidades fundadoras del actual BBVA, fue el único grupo financiero que apostó por el proyecto y concedió un préstamo a la compañía. Por ello, el 19 de enero de 1917 el Consejo de Administración del Banco de Vizcaya, encabezado por su director gerente don Enrique Ocharan, acordó conceder a la Compañía del Metropolitano Alfonso XIII la suma de cuatro millones de pesetas para su construcción.

De esta forma, se garantizó el 50% del capital necesario para construir el primer tramo, que suponía un coste total de ocho millones de pesetas (una cantidad hoy equivalente a 50.000 euros). Diversos documentos conservados por el Archivo Histórico de BBVA atestiguan el apoyo del Banco de Vizcaya al proyecto, como el acuerdo de concesión del crédito o fotografías de don Enrique Ocharan acompañando a la reina Victoria Eugenia en su primera visita al metro.

A modo de anécdota, cabe mencionar que la visita de la reina doña Victoria Eugenia y su madre la reina doña María Cristina tuvo lugar unos meses más tarde, el 12 de marzo de 1920, porque el día de la inauguración oficial la reina consorte se encontraba indispuesta y no pudo acompañar al rey.

En cuanto al resto del capital necesario para completar la obra, se logró reunir gracias a la contribución que hizo el rey Alfonso XIII, valorada en un millón de pesetas. Este gesto animó al resto de inversores a aportar el dinero restante necesario para avalar económicamente el proyecto y dar luz verde al arranque de las obras, que tuvo lugar el 23 de abril de 1917. Tras un proceso largo pero fructífero cobró vida el Metro de Madrid, un elemento hoy día inherente a la identidad de la ciudad.

Otras historias interesantes