Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿Cómo evitar un fraude en el cajero automático?

El principal canal para disponer de efectivo sin acudir a una sucursal es el cajero automático o Automated Teller Machine (ATM), y si bien es cierto que a través de estos dispositivos se puede realizar una gran cantidad de operaciones, el mayor número de transacciones de los usuarios es para obtener efectivo. Por eso es conveniente recordar cuáles son las principales medidas de seguridad al hacer uso de estos equipos.

De acuerdo con la información de Banco de México, en el periodo de enero a septiembre del 2018 se efectuaron 1,397.2 millones de operaciones a través de la red de ATMs; 94.5% de las operaciones se realizaron en los cajeros del banco donde se contrató la cuenta y 99% del total de las operaciones se hicieron con tarjeta de débito.

Las dos formas principales para disponer del efectivo a través del cajero automático son: de la forma tradicional, haciendo uso del plástico y el NIP; o por medio del retiro sin tarjeta.

Disposición de efectivo utilizando la tarjeta y el NIP

La seguridad en el uso del ATM se centra en los dos elementos primordiales de su operación, la tarjeta y el NIP. Aunque se considere algo elemental, es importante mantener bajo custodia el plástico antes, durante y después de la operación. Esto implica que bajo ninguna circunstancia se permita recibir ayuda de un desconocido o que otra persona tome el plástico en cualquier parte de la operación.

Una medida de seguridad que pocas veces se comenta es mantener el contacto visual con el cajero automático desde el momento de ingresar la tarjeta en el ATM hasta terminar la operación, sin moverse del lugar o distraerse con cualquier otro evento. De esta forma se evita que otra persona cancele la operación y pueda tomar o sustituir el plástico.

La seguridad en el uso del ATM se centra en los dos elementos primordiales de su operación, la tarjeta y el NIP

El ingreso del NIP se convierte en el paso crítico en la seguridad de la operación y es probablemente donde se tiene la menor precaución. El usuario debe asegurar que nadie en toda la periferia del cajero automático pueda observar la secuencia al digitar el NIP en el teclado. Eventualmente pueden estar una o varias personas en la zona de cajeros automáticos tratando de visualizar y memorizar el NIP. Para evitar esto se puede optar por acercar lo más posible el cuerpo al cajero, tapar con una mano, con algún papel u otro objeto el teclado. El objetivo es que la acción al digitar el NIP no sea visible por ningún ángulo, esto puede parecer un poco excesivo, pero el llevarlo a cabo garantiza la seguridad de que el NIP se mantiene secreto.

Retiro sin tarjeta (botón verde)

Una de las funcionalidades de la ‘app’ de Bancomer Móvil es que permite generar una secuencia de 16 números que al ser ingresados en el cajero automático entrega el dinero en efectivo. La ventaja de esta alternativa es que no se requiere hacer uso de un plástico ni del NIP.

Para generar una operación, el cliente de BBVA Bancomer debe ingresar a la aplicación de Bancomer Móvil y seleccionar el botón verde, definir el monto a retirar y autorizar la operación.  Esto generará una clave de retiro de 12 dígitos y un código de seguridad de cuatro dígitos. La funcionalidad permite hacer retiros sin tarjeta para el mismo titular o para cualquier persona (cliente o no cliente de BBVA Bancomer) que cuente con un número celular.

En la aplicación de Bancomer Móvil, es muy sencillo hacer retiros sin tarjeta; solo hay que seguir unos sencillos pasos.

Estas medidas de seguridad se pueden aplicar cada vez que se acude a un cajero automático a realizar cualquier operación, incrementando así la protección a la información confidencial de las cuentas y se evita que pueda ser obtenida por terceras personas que pudieran dar un mal uso a estos datos.

Otras historias interesantes