Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Resultados 01 feb 2019

El resumen de los resultados de BBVA en seis claves

BBVA ha presentado sus resultados correspondientes al ejercicio de 2018. ¿Cuáles son los datos más destacados? En primer lugar, BBVA tenía como objetivo conseguir que más de la mitad de sus clientes fueran digitales en 2018. Y lo ha conseguido. A cierre de diciembre del pasado año, el 51% de los clientes de la entidad se relaciona con el banco a través de estos canales, como el móvil, la tableta o la web.

Además, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila destaca otros dos: los buenos resultados y la rentabilidad. “En un entorno complejo, hemos obtenido unos muy buenos resultados y una rentabilidad de doble dígito, al tiempo que hemos logrado importantes avances en nuestro proceso de transformación”, ha dicho.

Estas son las claves de los resultados presentados hoy por BBVA:

  1. Sólidos resultados. A pesar del entorno complejo, en 2018 BBVA ganó 5.324 millones de euros, un 51,3% más que en el ejercicio anterior. ¿Qué factores impulsan estos resultados? Fundamentalmente tres: el incremento de los ingresos de carácter más recurrente, el control de los gastos y la plusvalía por la venta de BBVA Chile.
  2. Líderes en rentabilidad. Tradicionalmente, para determinar la rentabilidad de un banco, se toma en cuenta el beneficio obtenido en relación con los fondos propios. Este ratio se denomina ROE (siglas en inglés de ‘return on equity’). En el caso de BBVA, el ROE alcanzó el doble dígito en 2018, con un aumento significativo, hasta situarse en el 11,6%.
  3. Buen comportamiento de los ingresos recurrentes. Estos ingresos, que comprenden el margen de intereses y las comisiones, sumaron 22.470 millones de euros, un 10,4% más que en 2017, sin incluir la evolución de las divisas. Asimismo, BBVA mantuvo la disciplina de costes en todas las geografías. También en términos constantes, los gastos de explotación del Grupo BBVA aumentaron un 2,5% en 2018, muy por debajo de la inflación media registrada en los países donde opera BBVA.
  4. Mejora de la eficiencia. La favorable relación entre ingresos recurrentes y gastos de explotación mejoró el ratio de eficiencia hasta el 49,3% en 2018 (a tipos de cambio constantes).
  5. Avances en la transformación. En 2018, BBVA logró una excelente tendencia de ventas digitales en todos los mercados. El número de transacciones por canales digitales representa el 41% del total, frente a tan solo un 16% hace dos años. Además, BBVA ha alcanzado un hito en la digitalización de su negocio y a cierre de año, más de la mitad de sus clientes (un 51%) utilizaban canales digitales para relacionarse con el banco. Los clientes móviles han alcanzado el 43% del total y, en 2019, el objetivo es que superen también el umbral del 50%.
  6. Sólidos indicadores de riesgo y posición de capital. Como ejemplo, la tasa de mora del Grupo BBVA descendió al 3,9% a 31 de diciembre de 2018. Este descenso es muy significativo en países como España, donde la tasa de mora se redujo en el año hasta el 4,6%, desde el 5,5% en 2017. En términos de solvencia, BBVA mantiene una sólida posición de capital, por encima de los requerimientos regulatorios. El ratio CET 1 ‘fully-loaded’ –el ratio de referencia para medir la solvencia de una entidad– se situó en el 11,3% al cierre de 2018.

Otras historias interesantes