Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

¿’High yield’ o ‘investment grade’? Bonos diferentes según su calidad crediticia

Un bono es un instrumento de deuda al que recurren las empresas como fuente de financiación. En función de su calidad crediticia podemos clasificarlos como bonos ‘investment grade’ o ‘high yield’. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias de cada uno de ellos?

Las agencias de ‘rating’ son entidades privadas que se encargan de evaluar el riesgo de crédito de la compañía, y en consecuencia califican el producto financiero según la seguridad que le ofrecen al inversor. Estas calificaciones o ‘rating’ miden la solvencia y la probabilidad de que se produzca impago de sus obligaciones financieras y por ello son una medida de referencia para los inversores.

Son precisamente estas agencias especializadas al establecer una calificación para el bono quien determina si estamos hablando de un ‘investment grade’ (grado de inversión en español) o ‘high yield’ (grado especulativo). Los primeros son los que cuentan con una elevada solvencia, mientras que los segundos señalan una calificación crediticia más baja, ya sea por una posición competitiva en su sector menos destacar, menor tamaño o falta de diversificación de sus operaciones o políticas de reparto de dividendos o endeudamiento más agresivas, entre otros factores.

Se consideran ‘high yield’ a los bonos emitidos por empresas que están por debajo de la calificación BBB- según Standard & Poor’s o de Baa3 según Moody’s. En el caso de los bonos ‘investment grade’, estos cuentan con una calificación crediticia de Baa para Moody’s y Standard & Poor’s, y BBB para Fitch.

Se consideran ‘high yield’ a los bonos emitidos por empresas que están por debajo de la calificación BBB- según Standard & Poor’s o de Baa3 según Moody’s

El desarrollo del mercado de renta fija en los últimos años en Europa ha facilitado el acceso a financiación tanto a grandes corporaciones como pequeña y mediana empresa, tanto con ‘ratings’ de grado de inversión como grado especulativo.

Diferencias destacadas

  • ¿Cuál genera un retorno más elevado? El bono ‘high yield’ genera un retorno mayor al tener un ‘rating’ crediticio inferior al de los bonos corporativos de ‘investment grade’. Los bonos de alto rendimiento necesitan ofrecer una mayor rentabilidad para resultar atractivos a los inversores.
  • ¿Cuál tiene mayor riesgo de impago? Los bonos ‘high yield’ tienen un interés más elevado que los bonos ‘investment grade’ debido a un riesgo más elevado de impago. Para compensar a los inversores por el riesgo adicional de estos productos se pagan cupones más altos.
  • ¿Cuál tiene un vencimiento más largo? Los bonos ‘investment grade’ suelen contar con unos plazos más largos, ya que se benefician del interés existente por parte de inversores con perfil más conservador y pasivos con horizonte temporal a mayor plazo, como pueden ser aseguradoras o fondos de pensiones.

Los bonos ‘high yield’ sirven a menudo como un barómetro para medir el apetito por el riesgo de los inversores a nivel mundial. Es decir, en entornos positivos con previsiones financieras de futuro optimistas este tipo de producto se desarrolla de manera óptima ya que los inversores están dispuestos a asumir mayores riesgos a cambio de una alta rentabilidad. No obstante, cuando la percepción de riesgo sube, este tipo de bonos pierde su atractivo y los inversores optan por vender ante la posibilidad de que el emisor no pueda reembolsar la deuda emitida.

Otras historias interesantes