Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 12 dic 2016

Las cinco razones por las que un seguro de vida puede ayudar

Los seguros protegen frente a un riesgo, como accidentes o daños, tanto a las personas como a los bienes. La mayoría de las personas sólo se acuerda de contratar un seguro de vida cuando sus circunstancias le obligan, por ejemplo, cuando van a emprender un viaje a un país con inseguridad o cuando se contrata una hipoteca.

Pero proteger el patrimonio y, sobre todo a la familia, ha de tenerse presente ante múltiples circunstancias. Estas son cinco razones por las que seguro de vida puede ayudar a proteger frente a posibles riesgos:

1.- Proteger el patrimonio familiar

Especialmente cuando existe el pago de una hipoteca, es muy importante contar con un seguro de vida, porque si uno de los titulares del préstamo falleciera, la carga económica para que la familia pudiera seguir pagando la hipoteca podría ser inasumible. Un seguro de vida da la tranquilidad a toda la familia de que si el familiar que asume la mayor parte de la hipoteca fallece o sufre una invalidez, el crédito quedará saldado porque el seguro se hará cargo de lo que falta por satisfacerse. Esta tranquilidad permite a la familia seguir con su vida económica normal sin tener que temer que su vida cambie drásticamente.

2.- Cubrirse frente a un posible accidente, enfermedad o invalidez

La vida está llena de incertidumbres y al planear el futuro, se debe tener en cuenta que pueden ocurrir imponderables que no se puedan controlar. Por ejemplo, sufrir una enfermedad grave, tener un accidente o sufrir alguna discapacidad. Todo ello puede alterar con intensidad la tranquilidad económica familiar. Por eso, contar con un seguro de vida nos facilita estar cubiertos contra estas adversidades imprevistas y garantizarnos que la estabilidad económica familiar no se va a ver alterada. Los seguros de vida incluyen varias coberturas siendo la principal la de fallecimiento, pero también cubren los diversos tipos de invalidez, enfermedad grave o las consecuencias de un accidente.

3.-Garantizar que los hijos puedan estudiar en la universidad

Muchas veces  se intenta planear el futuro económico y asaltan dudas. Cuando los hijos se hacen mayores y van a la universidad, la economía familiar puede verse trastocada de forma severa, y más teniendo en cuenta que hoy en día es muy normal realizar estudios universitarios en el extranjero. Por eso, hay modalidades de seguros de vida que nos cubren los gastos de los estudios de grado o de postgrado de nuestros hijos. Mediante un pequeño ahorro periódico, estos seguros nos garantizan que el asunto económico no será una dificultad para que puedan estudiar y que ello no supondrá un quebranto para la economía familiar.

4.- Protección para el caso de desempleo o inactividad de los autónomos

España sufre una de las tasas de desempleo mayores de los países euro. El sector asegurador cuenta con productos para proteger del impacto económico de perder el empleo. Se trata de los seguros de Protección de Pagos, que generalmente van asociados a las hipotecas u otro tipo de préstamos, y que nos garantizan que si caemos en el desempleo, se harán cargo de las cuotas mensuales de los recibos que tenemos que pagar cada mes. En el caso de los trabajadores autónomos, existen los seguros de subsidio, que les protegen en caso de baja laboral o inactividad y se hacen cargo de sus gastos, según los límites que se hayan fijado previamente a la firma del contrato en la póliza.

5.- Ahorrar con seguridad y garantía del capital

Los anteriores seguros se denominan seguros de vida riesgo, pero también existen los seguros de vida ahorro. Hay varios tipos de seguros de vida ahorro y todos tienen varios aspectos en común:

  • Se paga a la compañía aseguradora una cantidad de dinero, llamada prima. A cambio, se obtiene una rentabilidad por los ahorros.
  • Estos seguros están pensados para el ahorro a largo plazo y de forma habitual como complemento de la jubilación.
  • En caso de fallecimiento del titular del seguro, los beneficiarios recibirán el ahorro acumulado. Los beneficiarios pueden ser las personas que se desee y es posible cambiarlas con posterioridad.
  • Los seguros tienen una rentabilidad determinada por el tipo de interés técnico garantizado. Hay que tener en cuenta esta referencia para conocer el beneficio en estos productos de ahorro.

Los seguros de vida ahorro tienen muchas modalidades: planes de previsión asegurados (PPAs), Planes individuales de Ahorro Sistemático (PIAS), planes de ahorro 5, seguros de rentas, etc.

Otras historias interesantes