Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Pymes 28 may 2020

Cómo impulsar un negocio durante la contingencia

Es innegable el impacto que ha tenido el COVID-19 en diferentes ámbitos de la vida cotidiana: la forma en que se cuida la salud, la nueva manera de relacionarse con otras personas, los  hábitos de consumo, etcétera. Todo esto supone un reto importante para los micros, pequeños y  medianos empresarios, pues exige emprender acciones concretas para adaptar su proyecto a este nuevo esquema que podría no ser a corto plazo.

En ese sentido, el desafío tiene que ver con ser resilientes y adaptar los  proyectos a las necesidades de los clientes manteniendo el valor agregado en los servicios que se ofrecen.

Cuando los hábitos de los clientes cambian, la empresa debe cambiar y buscar los canales adecuados para mantenerse vigente y en contacto con ellos, no sólo para hacerles llegar los productos y servicios , sino para conocer sus inquietudes y necesidades para que se  pueda responder  a ellas.

Ahora es el mejor momento para reforzar la estrategia digital de los negocios: optimizar las redes sociales, los sitios web y también los canales de atención y distribución. Si por alguna razón el negocio no tiene todavía una presencia digital, dependiendo del tipo de producto o servicio que se ofrezca, es importante que se pueda transitar hacia este ámbito tan pronto como sea posible.

Cuidar las  finanzas

Hay que hacer una evaluación a conciencia de las finanzas del proyecto y realizar los ajustes necesarios para evitar fugas de dinero. Por otro lado, procurar la liquidez de la empresa, por ejemplo revisando devoluciones de las contribuciones, recurriendo al pago de deudas de los acreedores y usando responsablemente el crédito.

Una buena opción para impulsar las finanzas ante este panorama es el Crédito Simple PyME de BBVA en México, que puede ayudar a financiar el capital de trabajo, proyectos de equipamiento y adquirir activo fijo. Se puede cubrir este financiamiento en pagos fijos mensuales a capital más intereses calculados con tasa variable.

Con este crédito se puede recibir montos desde $50,000 hasta $15,000,000 de pesos o su equivalente en dólares estadounidenses (USD) para clientes exportadores o importadores. Los plazos varían de acuerdo al objetivo que se  estipule para el crédito: para capital de trabajo 12, 24 o 36 meses y para equipamiento o compra de activo fijo 12, 24, 36, 48 o 60 meses.

El Crédito Simple PyME también tiene beneficios, como la posibilidad de contratar la banca por internet para negocios, a través de la cual se pueden  realizar los pagos mensuales y anticipados, también consultar saldos, movimientos y los estados de cuenta; aplicar para la renovación del crédito y domiciliar el  pago a la cuenta de depósito.

Al hacer clic aquí se puede realizar  una simulación en línea del Crédito Simple Pyme y darle  un impulso al negocio.

Otras historias interesantes