Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 24 ago 2016

El plantel de Boca emocionó a sus fanáticos

Hace algunos años, Eduardo Galeano escribió algo tan sencillo como extraordinario sobre un chico que llegaba por primera vez al mar y ante el impacto le pedía a su papá que lo ayudara a mirar. En la mañana del viernes, la carita de Facundo, un niño de 7 años, que entró por primera vez a La Bombonera pareció rendirle homenaje al escritor uruguayo: hubiera querido tener cuatro o tal vez seis ojos para poder mirar y grabar las imágenes que aparecían mientras atravesaba la última puerta hacia la platea.

A pocos metros, los jugadores de Boca hacían ejercicios para entrar en calor antes del entrenamiento matinal.“¡Ey Carlitos!”, soltó Facu finalmente, cuando recuperó el aire y descubrió a Carlos Tevez en el grupo de futbolistas más cercano. Lo que no esperaba, a esa altura, era que su ídolo respondiera al grito con un saludo amable hacia la platea generando una catarata de sonrisas. Eran los primeros minutos de la práctica de Boca y los 2500 simpatizantes, clientes de Tarjeta Xeneize BBVA Francés y no clientes, que se habían ganado el lugar por haberse anotado en la aplicación FrancésGo de BBVA Francés,  gozaban de su mañana futbolera.

El ídolo Carlos Tevez sale del tunel de La Bombonera

Después de la entrada en calor, el técnico Guillermo Barros Schelotto paró dos equipos y armó un partido para que continuara el disfrute. El mencionado Tevez, el recién llegado del San Pablo, Ricardo Centurión, el ya acomodado Darío Benedetto, el arquerito Axel Werner, cada uno fue recibiendo el reconocimiento de los hinchas durante los sesenta minutos que duró el partido. Pero faltaba la mejor parte. Ya bañados y vestidos con la indumentaria oficial de juego, fueron apareciendo uno a uno los jugadores, convocados desde el campo de juego por Dalma Maradona, la hija de Diego.

Plantel Oficial de Boca Juniors, Temporada 2016-17

El primero en subir al escenario en el que se hizo la foto de presentación del plantel fue Gonzalo Goñi, un juvenil defensor recientemente promovido a la Primera, y lo siguió todo el plantel. Sorprendió la ovación que recibió el mediocampista Pablo Pérez, uno de los más aplaudidos junto a Fernando Tobio (que volvió al club) y, obviamente los tres últimos llamados por Dalma: Fernando Gago, Pavón y Tevez, además del técnico e ídolo Xeneize, Guillermo Barros Schelotto, que hicieron estallar el medidor de aplausos.

 

Hubo camisetas y pelotas de regalo para los fanáticos, y un último mimo del jugador del pueblo, Carlitos. Ya se habían ido todos los jugadores hacia el vestuario y el 10 de Boca se quedó un rato más firmando todo lo que le acercaban los hinchas desde la platea: camisetas, gorros, camperas y hasta un pantalón gris… A esa altura, a Facu ya no le alcanzaban ni mil ojos para seguir acumulando imágenes que seguramente recordará por siempre.

Otras historias interesantes