Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Tecnología 29 ago 2018

Samsung y BBVA se colocan a la vanguardia del sector con una mejora de la verificación de la identidad del usuario

Samsung y BBVA han anunciado una nueva actualización para su servicio de reconocimiento biométrico por iris. Este nuevo sistema de identificación convierte a BBVA en la primera entidad bancaria española que refuerza la seguridad ya existente con nuevas técnicas más avanzadas de identificación biométrica, con las que podrán acceder a su banca móvil. La actualización, que ya está disponible en Galaxy S9 y S9+, permite activar los sensores RGB de la cámara y el sensor infra-rojo para añadir una capa de protección anti-engaño al identificarse mediante escáner de iris en la ‘app’ de BBVA.

A través de la solución de gestión de identidades Samsung Pass, ahora además del escáner de iris, de forma automática los sensores RGB e infrarrojo del ‘smartphone’ permiten realizar un reconocimiento facial, bajo las condiciones de luminosidad apropiadas, lo que añade una nueva capa de seguridad al acceso.

“Proteger la información de los usuarios es nuestra prioridad, y el trabajo junto a BBVA para fortalecer el acceso a su servicio de banca ‘online’ es un claro ejemplo de nuestra vocación innovadora para ofrecer nuevas soluciones tecnológicas que hagan el entorno móvil incluso más seguro”, afirma David Alonso, director del Área de Empresas de Samsung.

Acceso biométrico pionero en banca móvil

A finales de 2017, Samsung y BBVA anunciaron la integración de la tecnología de autentificación biométrica Samsung Pass en el acceso a la ‘app’ de la entidad para los clientes con un ‘smartphone’ Samsung compatible[1]. Con este lanzamiento, los clientes de BBVA fueron los primeros en poder utilizar este método de identificación biométrica en su servicio de banca móvil y disfrutar de las ventajas de Samsung Pass para gestionar sus identidades con la máxima seguridad sin tener que memorizar contraseñas ni patrones de desbloqueo para iniciar sesión.

Samsung Pass está basada en tecnología FIDO (Fast Identity Online), evitando que los usuarios tengan que escribir identificadores y contraseñas cuando acceden a sus aplicaciones y servicios, al facilitar el acceso biométrico mediante escáner o iris. La plataforma de seguridad Samsung Knox es la encargada de almacenar las credenciales biométricas de los usuarios en un área segura ubicada en el ‘hardware’ del dispositivo, lo que imposibilita el robo de las mismas a través del terminal. Además, Samsung es capaz de monitorizar en tiempo real el dispositivo y detectar si existe alguna vulnerabilidad para imposibilitar el acceso a las credenciales de inmediato.

Para utilizar esta tecnología sólo es necesario autenticarse con Samsung Pass, configurar el iris en el terminal y activar el escáner inteligente en Perfil y Ajustes dentro de la aplicación de BBVA. Asimismo, el cliente de BBVA deberá haber descargado la última versión de la ‘app’ disponible en Google Play.

[1] En España, los ‘smartphones’ compatibles actualmente con el servicio Samsung Pass mencionado, con Samsung Galaxy S8 y S8+, Samsung Galaxy Note8, y Samsung Galaxy S9 y S9+.

Otras historias interesantes