Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Premio 03 ene 2018

La Torre Bancomer, en pos del Premio Internacional RIBA

Será su altura, su color, su celosía; tal vez su ubicación privilegiada, umbral del Bosque de Chapultepec. Lo cierto es que es insoslayable para cualquiera que circule por el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México. La Torre Bancomer se ganó un sitio en el panorama de la capital mexicana, y desde su inauguración –el 9 de febrero de 2016– ha cosechado premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional. En 2018 se le verá contender por el Premio Internacional RIBA, siglas del afamado Royal Institute of British Architects, fundado en 1834 en Londres, Inglaterra.

En efecto, la Torre Bancomer es una de las 62 obras arquitectónicas de más de 29 países del mundo que han sido seleccionadas para competir por el premio que empezó a otorgarse en 2017, año en el que lo obtuvo el despacho Grafton Architects por el campus vertical que desarrolló para la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) en Lima, Perú, “un Machu Picchu de la actualidad”, como lo describió el Gran Jurado del Premio Internacional RIBA.

Este año el jurado del premio está conformado por Elizabeth Diller, de la firma arquitectónica Diller Scofidio + Renfro; Joshua Bolchover, director cofundador de Rural Urban Framework; y Wayne McGregor, coreógrafo y Caballero del Imperio Británico. Otros dos jueces serán anunciados próximamente.

El ganador del Premio Internacional RIBA (‘RIBA International Prize’)será seleccionado a partir de un riguroso proceso que incluye al menos un par de visitas del panel de jueces a cada uno de los 62 edificios seleccionados. Se escogerán cuatro finalistas que serán visitados en persona una última vez y el edificio ganador será anunciado el mes de noviembre de 2018.

El Premio Internacional RIBA está abierto a cualquier arquitecto registrado en el mundo y se otorga a un nuevo edificio de cualquier tamaño, tipo o presupuesto. De acuerdo con sus otorgantes, el premio celebra la ambición arquitectónica en una escala global y es una invitación para mostrar cómo el diseño está abordando las preocupaciones de hoy en día. Asimismo, le da atención internacional a los nuevos edificios más inspiradores y significativos que se han creado alrededor del globo, pero también a los talentos líderes de la industria y a los clientes visionarios que han comisionado estos inmuebles.

El abanico de edificios contendientes es diverso y asombroso. Va desde capillas y mezquitas, hasta terminales de ferry, pasando por museos de arte, bibliotecas y edificios corporativos.

El despacho Rogers Stirck Harbour + Partners –liderado por el renombrado arquitecto Richard Rogers, quien junto con Ricardo Legorreta formó LegoRogers para acometer el proyecto de la Torre Bancomer– tiene dos edificios en la lista de contendientes: la Torre Bancomer, de 50 pisos, y una torre de oficinas de 34 plantas en Sydney, Australia.

Otros despachos de primera línea y reconocimiento global también sobresalen entre los proyectos seleccionados, como BIG, Zaha Hadid Architects, Foster + Partners y Heatherwik Studio. Conviene recordar que en su primera convocatoria, el Premio Internacional RIBA tuvo como uno de sus finalistas al Museo Jumex, del arquitecto británico David Chipperfield, ubicado en la zona del nuevo Polanco, en la Ciudad de México.

“La lista del Premio Internacional RIBA 2018 arroja luz sobre los mejores nuevos edificios del mundo y el más impresionante talento arquitectónico”, dijo Ben Derbyshire, presidente de la RIBA, al anunciar la lista de los contendientes. Y agregó: “Lo más importante es que esta significativa selección de 62 proyectos ilustra el impacto y la calidad transformativa que los edificios bien diseñados tienen en las comunidades, sea donde sea que estén en el mundo.

Así que en el 2018, una vez más, la Torre Bancomer volverá a codearse con los grandes.

Otras historias interesantes