Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Inmobiliario 02 jul 2015

¿Cuánto cuesta hacer una piscina en casa?

Para construir una piscina en tu propia casa, primero, deberás pensar si prefieres una piscina desmontable o una fija. Todo dependerá de si tienes sitio para guardarla cuando no la puedas usar. Además, también tendrás que incluir en tu presupuesto el sistema de depuración, el llenado del vaso y demás accesorios para completar la instalación.

Para empezar tienes que pensar si quieres una desmontable o una fija. Todo dependerá de si tienes un sitio para guardarla en los meses en los que no la uses, si tienes sitio en el jardín suficiente para cederlo de forma permanente para la piscina y de cómo quieres la piscina. Por lo general si dispones de poco presupuesto una piscina desmontable te puede servir: las encontrarás en internet desde 300 o 400 €. Si no dispones de sitio debes calcular también en el presupuesto un trastero de alquiler (una media de 20-30€ mes).

Si prefieres una piscina fija lo primero que tendrás que decidir (y calcular) es si quieres una piscina “de superficie” o “enterrada”, esto es: una piscina sobre el suelo (quedando así elevada).  o una piscina excavada que quede a nivel del suelo.

Si eliges una de superficie no tienes más que ver de cuántos metros cuadrados dispones y mirar catálogos para ver cuál se ajusta a tu gusto y presupuesto, puedes encontrarlas por unos 1.000€ (transporte e instalación aparte).

Si prefieres una enterrada tienes dos opciones, comprar un vaso prefabricado (con amplia elección de materiales), que será la opción más asequible, puedes encontrarlos desde unos 2.000 euros en outlets. O bien construir una diseñada a tu gusto, aquí el precio se dispara y el presupuesto dependerá del tamaño, materiales, dificultad en el diseño… En ambos casos debes tener en cuenta la licencia de obra (que suelen ser unos 1.000 euros de media), el coste de excavación del terreno donde vas a instalarla, el transporte y la instalación.

Por supuesto, para disfrutar de una piscina no basta sólo con tenerla, hay que llenarla ;). Así que debes incluir en tu presupuesto el sistema de depuración y el llenado del vaso. Ten en cuenta el precio del metro cúbico de agua en tu localidad a la hora de elegir el tamaño y profundidad, pues hará que el coste de tus refrescantes baños varíe bastante. Hay formas de rentabilizar el llenado de la piscina, principalmente pasan por mantener el agua en buen estado instalando lonas protectoras, limpiafondos automáticos o utilizando sal en lugar de cloro para tratar el agua.

Aparte de esto tienes que presupuestar los accesorios, desde la escalera de acceso, que puede ser desde una escalerilla de aluminio a unas escaleras de obra, un vallado que limite el acceso si tienes niños pequeños, a alguna ducha o incluso una lona térmica si vives en un lugar de climas más fríos.

¿Ahora lo tienes más claro? sal con el metro a ver de cuánto espacio dispones y empieza a echar cuentas, con la financiación te ayudamos nosotros.

Te recomendamos estas noticias