Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Fintech 05 ene 2018

Las ‘fintech’, a la conquista de las pymes

Las firmas de tecnología financiera han aprovechado la oportunidad de mercado que presentaban las pymes. Su fórmula: multiplicar la oferta de productos y servicios financieros para este segmento productivo.

La oferta comercial para grandes empresas y los servicios para particulares son dos importantes segmentos de negocio para la banca tradicional. Sin embargo, en medio de estos, las pequeñas y medianas empresas se han encontrado con dificultades para acceder a productos financieros que cubran sus necesidades. Es la radiografía de un reciente informe elaborado por la consultora BI Intelligence que profundiza en la oferta de productos y servicios para pymes que tienen su origen en firmas ‘fintech’. El estudio detalla las áreas en que se han hecho fuertes las ‘fintech’  y destaca cómo están reaccionando algunas entidades tradicionales.

“El juego está cambiando porque las ‘fintech’ han cubierto un espacio que estaba desantendido”, dice el estudio, pero añade que algunas entidades (tradicionales) han reaccionado rápidamente, bien lanzando sus propios productos o servicios, bien aliándose con las propias ‘fintech’. Un ejemplo de ello es la compra, por parte de BBVA, de Holvi, una fintech finlandesa especializada en pequeñas y medianas empresas. Opera de forma independiente y mantiene con BBVA un continuo flujo, bidireccional, de conocimientos, ideas e innovación.

El pulso por mejorar la oferta financiera para las pymes se está dando, según BI Intelligence, en tres nichos de mercado: la concesión de créditos, las cuentas de empresa y el acceso a servicios de gestión de tesorería y nóminas.

Ayuda en la gestión básica

Manejar adecuadamente el ‘cash flow’ y la tesorería, con proyecciones precisas y acertadas y teniendo muy en cuenta los impuestos, es básico en cualquier negocio. Y sin embargo, las pymes se encuentran en muchas ocasiones con problemas en este terreno, por falta de recursos: no se pueden permitir ni personal específico para estas tareas, ni programas de ‘software’ que se encarguen. Como consecuencia, pierden tiempo y energía realizando este tipo de labores como buenamente pueden.

Dos ‘fintech’, destaca el informe, están ya bien posicionadas en este nicho de mercado: la estadounidense Intuit y la neozelandesa Xero. Intuit ha expandido su oferta a la concesión de créditos, mientras que el ‘neobanco’ especializado en pymes Tide trata a su vez de enriquecer su oferta financiera con estos servicios profesionales.

Las cuentas de empresa no son corrientes

El informe de BI Intelligence señala cómo, especialmente en Europa, las pymes se pueden encontrar con dificultades para abrir una cuenta de empresa, por muy sencilla que sea. Incluso ‘online’, no es frecuente que lo consigan en menos de 48 horas.

grafico cuenta corporativa recurso bbva

Otra queja habitual de las pymes es que las comisiones que les cobra la banca tradicional son excesivas, si bien aquí hay diferencias culturales: en Reino Unido están acostumbrados a una banca sin comisiones, mientras que en Estados Unidos las aceptan con toda naturalidad. Precisamente en Reino Unido, un informe de la Competition and Markets Authority de Reino Unido denunciaba cargos excesivos a las pymes.

Así que varias ‘fintech’, como Tide y Penta, han aprovechado la oportunidad para tratar de conquistar a las pymes ofreciéndoles cuentas corrientes más atractivas, con menos comisiones y cuya apertura es en cuestión de minutos.

Crédito escaso

Un estudio de la Reserva Federal de Nueva York revela que la financiación y el crédito es el mayor reto financiero de las empresas estadounidenses de menos de cinco años. Y el 86% de las ‘startups’ analizadas ni piden un crédito, simplemente porque piensan que no se lo van a dar. Los datos avalan esta sensación: solo el 63% de las pymes estadounidenses con buenos avales crediticios obtiene un préstamo de los bancos tradicionales, y el porcentaje baja hasta el 26% con las empresas que no tienen esas garantías.

Algunas ‘fintech’ ya han visto la oportunidad que escondía este problema. Un buen ejemplo es la estadounidense Kabbage, que utiliza la tecnología para automatizar y acortar procesos, con lo que reduce costes y le es más rentable prestar a las pymes. Además, manejan una gran cantidad de datos, a través de APIs, que les permitan afinar mejor sus operaciones y reducir riesgos. Funding Circle, de Reino Unido, es otro ejemplo de ‘fintech’ pujante en la concesión de créditos a las pymes.

Por su parte, BBVA lanzó este 2017 en España una ‘fintech’ especializada en la financiación para pymes, Trust-u. Esta ‘startup’ ofrece a las pymes con menos de 30 meses de vida financiación alternativa, con un novedoso sistema que tiene en cuenta las circunstancias sociales y familiares de los solicitantes. Además, Trust-u ayuda a las pequeñas y medianas empresas a conocer al detalle su salud financiera.

El informe de BI Intelligence recalca la importancia no solo de que las ‘fintech’ concedan crédito más fácilmente a las pymes; además es clave la rapidez. “El margen de un crédito es frecuentemente menos importante para una pyme que la velocidad con la que puede conseguirlo […]. Por ejemplo, la rapidez con la que una pyme consigue un crédito para cubrir el retraso en el pago de un gran pedido puede ser la diferencia entre el cierre y la supervivencia”, afirma.

Otras historias interesantes