Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Actualidad Act. 31 oct 2018

Garbiñe no se corta ante Niculescu y alcanza los cuartos de final de Linz

Garbiñe Muguruza, Linz, BBVA
Santiago Romero (BBVA Creative)

Segunda victoria de Garbiñe Muguruza en el torneo indoor de Linz. La española superó en dos sets (6-1, 6-1) a la rumana Mónica Niculescu, y su ya mítico golpe cortado de revés, para alcanzar así los cuartos de final. En dicha ronda se verá las caras con la suiza, y número 62 del ranking WTA, Viktorija Golubic.

Resulta complicado en el circuito pero el de hoy en Austria era el primer duelo entre Garbiñe y Niculescu. Octavos de final del WTA Linz, torneo previo a la disputa de la WTA Finals en Singapur para el que la española todavía no tiene asegurado su billete por puntos. Tesoro que busca en Austria, y de momento marcha por buen camino.

A su trabajada victoria ante la turca Cagla Buyukakcay, ahora suma otro nuevo triunfo -el 268 en su carrera- ante la rumana Mónica Niculescu. «Tenemos estilos de juego muy opuestos, así que el partido será divertido«, afirmaba Muguruza en la previa. No se equivocó la española, que se lo pasó en grande desplegando su mejor tenis.

Y eso que comenzó con susto para sus intereses. La rumana forzaba dos bolas de break aprovechando que los primeros de Garbiñe no entraban. Con 15-40, la española encontró su saque y su juego de red para responder a los golpes cortados defensivos de su rival, sumar cuatro puntos consecutivos y abrir el marcador con el 1-0.

Garbiñe, contra el estilo de Niculescu

Juego y remontada que hizo crecer en confianza a Muguruza. Instantes después le devolvió las bolas de rotura y, a diferencia de Niculescu, aprovechó la segunda para romper el servicio de su contrincante. 2-0 en apenas 10 minutos de un tenis rápido e incisivo de la española.

La pelota corría a una velocidad endiablada y el partido no daba respiro. Y menos para una Garbiñe que tuvo que apagar otro conato de incendio con bola de break en contra. Dos buenos saques enmendaron la plana y sirvieron para colocar el 3-0 en el luminoso. Niculescu no se vino abajo, fiel a su tenis, cortando y liftando, sumó su primer juego pero la diferencia de tenis era importante.

Garbiñe solo tenía que madurar el set, no cometer errores y sumar todos sus saques, como mínimo. Una receta que incluso mejoró rompiendo de nuevo el servicio de su rival y finiquitando la primera manga con su saque. Tanteador final de 6-1 tras 32 minutos de dominio absoluto de la cabeza de serie número uno del WTA Linz.

Como dato a destacar de la completa primera manga de Garbiñe, los siete puntos conseguidos en la red. Una muestra de las múltiples caras que puede ofrecer la española que no quería frenar su juego. De inicio, volvió a forzar dos bolas de break y aprovechó la segunda para colocar el 1-0 en el inicio de la segunda manga.

Cuarto juego consecutivo en el zurrón de Muguruza y vía libre para sellar la victoria. La española cortaba de raíz los recursos de su rival, mostraba finura en su saque, golpeaba profunda y, sobre todo, no caía en la desesperación por el estilo de su contrincante. Solo tuvo un pequeño tropiezo perdiendo su segundo turno de saque pero fue pura anécdota.

Rompió a renglón seguido a su rival (4-1) para dar carpetazo al partido con un nuevo 6-1. Victoria merecida en 1 hora y 15 minutos para una Garbiñe seria, segura y que no entró en el juego de su rival. No corta su progresión en Linz y jugará cuartos de final ante Golubic, que venció a Goerges en dos sets (7-5, 6-4).

Otras historias interesantes