Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Carlos Torres Vila 29 ene 2019

La colaboración, la tecnología y una regulación global serán la clave del éxito para la banca

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha participado en Paris Fintech Forum, uno de los encuentros de referencia del sector en Europa, donde ha explicado por qué la cooperación entre los bancos y el ecosistema ‘fintech’ es clave. Durante el evento, Carlos Torres Vila también abogó por un esfuerzo coordinado del G20 para abordar la regulación digital y, de esa forma, fomentar la innovación y promover la competencia.

El presidente de BBVA ha participado en una sesión especial de este evento ‘fintech’, junto a Christine Lagarde, directora gerente del FMI; Stefan Ingves, gobernador del banco central de Suecia; y Kathryn Petralia, presidenta de la ‘fintech’ Kabbage.

Carlos Torres Vila explicó cómo la transformación digital está cambiando drásticamente el sector financiero y la sociedad en su conjunto. Obviamente, gran parte de ese cambio es positivo, ya que ha ofrecido a la sociedad enormes oportunidades, añadió. No obstante, reconoció que estos cambios implican también algunos desafíos de envergadura.

El presidente de BBVA resaltó la naturaleza transversal y la complejidad de estos desafíos, que incluyen la protección de datos, la ciberseguridad, el acceso a los datos o la competencia.

Para el presidente de BBVA, es realmente necesario que se promueva un enfoque conjunto para afrontar estos retos y que la regulación se aplique de forma global, en todos los países y en todos los sectores. “Debería haber un conjunto mínimo de normas internacionales que se apliquen a escala global. Y el problema es que hoy no tenemos el foro para hacer esto. Quizás debería hacerse en el marco del G20”.

Ante unos 2.500 asistentes, el presidente de BBVA también explicó cómo la inversión, la adquisición y la colaboración con las mejores ‘startups fintech’ han permitido a BBVA acelerar su transformación digital. En este sentido, destacó la importancia de fomentar la colaboración con el ecosistema ‘fintech’ de manera que los bancos puedan mejorar sus productos y la propuesta de valor para sus clientes.

“Estamos utilizando la tecnología para aportar soluciones productivas. Por ejemplo, en América del Sur, la Fundación Microfinanzas BBVA está realmente ofreciendo soluciones de crédito con un alto componente tecnológico a un gran número de personas, principalmente mujeres, para que puedan mejorar su situación económica”.

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, junto a Christine Lagarde, directora gerente del FMI, durante su participación en el Paris Fintech Forum, uno de los encuentros de referencia del sector en Europa.

Según el presidente de BBVA, este es un buen ejemplo de cómo se puede utilizar la tecnología para ofrecer mejores soluciones, de manera más barata, rápida, sencilla y accesible. “Cuando hablamos de poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era, lo que queremos es ayudar a las personas en todos los ámbitos de su vida financiera. No solo el dinero, sino también en el proceso de toma de decisiones”.

Para Carlos Torres Vila, “una toma de decisiones equivocada puede generar mucha frustración e infelicidad en las personas. Creo que los bancos que contribuyan a resolver ese problema, que realmente ayuden a las personas en su vida y en sus decisiones relacionadas con el dinero, y reduzcan el estrés en torno a ese proceso de decisión, son entidades con una propuesta de valor sólida”.

Además, destacó que las ‘fintechs’ tienen un papel clave en este objetivo. La labor de asesoría viene de los bancos, que a su vez son parte de un ecosistema más amplio, tanto en términos de tecnología, como de un entorno en el que las fronteras entre los sectores económicos son cada vez más difusas.

Al ser preguntados sobre cuál es el principal riesgo para el sector financiero, todos los participantes en el panel estuvieron de acuerdo en señalar que los ciberataques ocupan el primer lugar en la lista de riesgos, porque los clientes viven en un mundo digital e interconectado.

Sin embargo, Carlos Torres Vila señaló otro importante riesgo: la asimetría existente en cómo están regulados los servicios financieros. El problema parte, según explicó, de que no hay un terreno de juego equilibrado para competir en igualdad de condiciones entre las grandes empresas tecnológicas – que están ampliando su oferta, con algunos servicios financieros como los pagos o pequeños préstamos para empresas- y los bancos tradicionales, que están fuertemente regulados – y bien regulados, resaltó-. En este sentido, comentó que la regulación limita a los bancos para competir con las grandes compañías digitales.

Para terminar, el presidente de BBVA señaló que “nuestra competencia procede cada vez más de los jugadores digitales. Y, a medida que nos movemos hacia el análisis de datos financieros, datos financieros accionables, que ayudan a la toma de decisiones basadas en datos, vamos a encontrarnos seguro con grandes tecnológicas que van a ofrecer estos servicios, sin que se les aplique la regulación que nosotros tenemos. ¿Una parte de nuestra actividad no bancaria podría dejar de estar sujeta a esa regulación? Si la respuesta es no, creo que no seremos capaces de jugar en un terreno de juego equilibrado. Y este es un riesgo para la banca”.

Otras historias interesantes