Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Migración 15 mar 2018

Migración de México a EE. UU., un tema más allá de las fronteras

Hablar de la migración es reconocer las historias de muchas familias mexicanas que han tomado la difícil decisión de dejar el país en busca de mejores oportunidades que les permitan mejorar sus condiciones de vida, aunque en la mayoría de los casos no suceda. Los migrantes enfrentan grandes retos culturales y de aceptación social para integrarse a los países a los que llegan.

El pasado 10 de marzo, el articulista Carlos J. Guizar, maestro en Políticas Públicas por la Hertie School of Governance de Berlín, Alemania, publicó el artículo ‘México migrante’ en el diario Milenio. En él destaca que una de cada 10 personas nacidas en México vive fuera del país; que la mayoría de los mexicanos cuenta con algún familiar en el extranjero, y que se reciben más divisas por remesas que por inversión extranjera directa.  2017 fue el año en que más dinero se ingresó por concepto de remesas, con 28.771 millones de dólares.

Dos de cada 10 personas de origen mexicano en Estados Unidos viven en pobreza y 11 de cada 100 cuentan con un título universitario”

Guizar también señala que los migrantes mexicanos en Estados Unidos aportan “el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) y si se incluye a los de segunda y tercera generación este indicador sube alrededor del 8%”. Este dato que cobra relevancia porque según un estudio de BBVA Research citado por el autor, “cuatro de cada diez migrantes mexicanos en EE.UU. no tienen cobertura médica”. Pew Research establece que dos de cada 10 personas de origen mexicano en Estados Unidos viven en pobreza y 11 de cada 100 cuentan con un título universitario, lo que acorta sus posibilidades de acceder a una calidad de vida mejor.

El maestro en políticas públicas advierte que ser migrante no es fácil y cuando estos mexicanos deciden regresar tampoco el panorama en el país es sencillo para ellos, pues ocho de cada 10 mexicanos que retornan no tienen acceso a servicios de salud y uno de cada tres debe trabajar en el sector informal.

Asimismo, Guizar subraya con información del diario español El País, que el mayor número de migrantes perseguidos y deportados de Estados Unidos sucedió durante la administración del presidente Barak Obama: más de dos millones en ocho años. En el actual gobierno de Donald Trump, pese a las amenazas, las deportaciones han bajado en un 27% y las detenciones de migrantes indocumentados se han incrementado en 150%.

Los migrantes mexicanos en EE.UU. aportan el 4% del PIB y, si se incluye a los de segunda y tercera generación, este indicador sube a alrededor del 8%”

El articulista explica que según la organización Mexicans and Americans Thinking Together, 89 de cada 100 migrantes entre 2005 y 2010 regresaron a México por razones personales, no por deportaciones y casi una tercera parte regresó por nostalgia. Y concluye que aun cuando la migración tiene aspectos positivos se debe “reconocer las aportaciones de los migrantes y ver las complicaciones que viven en el exterior y a su regreso,  y el gran costo social que representa para nuestro país”.

Entre el 16 y el 22 de febrero, Cinépolis, la cadena de exhibición más importante de América Latina, presentará como parte de su oferta de contenido alternativo ‘Más allá de las fronteras’ (‘Beyond Borders), un conmovedor documental producido por Clío y patrocinado por la Fundación BBVA Bancomer, que muestra la realidad que enfrentan millones de indocumentados mexicoamericanos en los Estados Unidos de América.

Otras historias interesantes