Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Ahorro 08 may 2020

El ahorro aumenta en los tiempos del coronavirus en Perú

La crisis sanitaria por la COVID-19 no solo está cambiando nuestras costumbres de relacionamiento social, sino que también modificará nuestras actitudes de consumo y ahorro. Luis Morales, gerente general de Client Solutions de BBVA en Perú, revela que en las últimas semanas se ha observado un mayor interés de las personas hacia las alternativas de ahorro que ofrece el sistema financiero.

La idea de crear un fondo de emergencia ante situaciones imprevistas es lo que parece estar ganando espacio entre las prioridades financieras de las personas en esta coyuntura. En abril, se ha multiplicado por siete la cantidad de cuentas abiertas a través de los canales digitales de BBVA en Perú, comparado con la media mensual pre-cuarentena.

Esta preferencia por el ahorro coincide con un informe elaborado por la consultora McKinsey & Company, en el que estiman que los consumidores estarían recortando hasta un 50% de su gasto, reduciendo compras que pueden esperar como automóviles y electrodomésticos, a la vez que aumenta su ahorro preventivo.

En Perú, muchas personas están accediendo a liquidez a través del retiro autorizado de la AFP o CTS. Si bien la mayor parte de ese dinero se destina a necesidades actuales, también un porcentaje se podría dedicar al ahorro. Para aprovechar esta nueva tendencia, incluso después de que finalice el estado de emergencia, BBVA en Perú brinda estas recomendaciones:

Controlar el gasto:

Tener más dinero ahorrado, no significa tener más para gastar. Tras el periodo de confinamiento, será necesario reflejar en el presupuesto los cambios en los ingresos y gastos. Este documento es la mejor herramienta para saber qué dinero se puede destinar al ahorro, al consumo y a eliminar deudas. Para ello, BBVA cuenta con la herramienta ‘Mi Día a Día’ en BBVA Manager dentro del ‘app’, que permite tener un control de los ingresos y gastos, en función del rubro, como pueden ser servicios del hogar, alimentación, vestimenta, etc.

Nuevas necesidades de ahorro:

Es importante pensar en nuestros objetivos. Algunas ideas se pueden mantener, como contar con un fondo para comprar una vivienda o seguir un programa de estudios. Sin embargo, una de las enseñanzas que nos deja la pandemia es la conveniencia de contar con un fondo de emergencia, que nos permita afrontar acontecimientos financieros imprevisibles como los que vivimos actualmente. Para ayudar a nuestros clientes, contamos en el ‘app’ con ‘Mis Metas’, herramienta que sirve para separar o reservar de manera periódica por un plazo establecido un monto fijo, en función a una meta creada, como estudios, inicial para un inmueble, entre otros.

Consumo sostenible en casa:

Durante el confinamiento, muchas familias comenzaron a respetar pautas sencillas de ahorro, como desconectar los aparatos eléctricos o usar el agua de forma responsable. Estos detalles han contribuido con la salud del medioambiente. Cuando la situación se normalice, será recomendable continuar con estas acciones, lo que nos permitirá reducir los costos de los servicios.

La educación financiera es clave:

Tener cultura financiera nos permitirá afrontar periodos de crisis con éxito, tomando medidas como:

  • Tener un colchón financiero o ahorros para imprevistos
  • No caer en niveles altos de deuda
  • Llevar una planificación financiera

Adoptar estas prácticas no será lo único que necesitemos para salir de la crisis, pero nos ayudarán a fortalecer nuestra salud financiera, que tiene tres principios: decidir con libertad sobre temas económicos, afrontar imprevistos con éxito y tomar decisiones que permitan disfrutar de la vida.

Otras historias interesantes