Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 19 sep 2017

¿Qué es un CFA?

El título de Analista Financiero Certificado o CFA (por sus siglas en inglés, Chartered Financial Analyst) es el más completo y reconocido en todo el mundo del campo de las inversiones y finanzas. Ya hay más de 500 CFAs en España, ¿pero en qué consiste realmente?

El título de Chartered Financial Analyst (CFA) está dirigido a profesionales que buscan especializarse en el mundo de la inversión y de los mercados financieros, y más concretamente, en gestión de inversiones y análisis financiero.

En el mundo financiero se considera que el CFA junto con el FRM y el CAIA compone el trío de calificaciones financieras de mayor reputación. El FRM, Gerente de Riesgo Financiero (en inglés, Financial Risk Manager) especializado en riesgos, o CAIA, Analista de Inversiones (en inglés, Chartered Alternative Investment Analyst) en gestión de activos alternativos.

¿Cómo obtener el título?

El CFA Institute, una asociación de profesionales de la inversión, es la encargada de otorgar dicho título. Además de definir el programa CFA, tanto los exámenes como la materia necesaria, organizan seminarios y lecturas sobre finanzas e inversiones. Todo lo que se necesita saber para el transcurso de una carrera profesional dedicada a este terreno.

Para conseguir el título es necesario pasar tres exámenes que están divididos por niveles. Para poder acceder a los mismos hay que contar con un título universitario o, al menos, estar en el último curso. El examen del nivel 1 es tipo test sobre conocimientos básicos de herramientas de inversión, principios de valoración de activos y gestión de carteras. Una vez superado dicho examen, se pasa al nivel 2, en el cual se cambia el formato, valorando el conocimiento a través de diferentes casos, sobre los mismos temas que el anterior pero más especializado. Finalmente, el último examen es el nivel 3, que al igual que el previo se evalúa con casos, sobre la gestión de carteras con estrategias de uso de las herramientas, ‘inputs’, y modelos de valoración de activos para la gestión de renta variable y fija, y derivados financieros.

Los exámenes del nivel 1 tienen dos convocatorias al año en junio y diciembre, mientras que el resto sólo tienen una convocatoria en junio. Se llevan a cabo el mismo día en todo el mundo (en España se celebran en Madrid y Bilbao), se realizan en inglés y cuentan con las mismas preguntas independientemente del lugar en el que se realice el examen. En total se calcula que para pasar los exámenes se requieren 900 horas de estudio y, a pesar de ello, solo el 40% aprueban.

Además de pasar los tres exámenes, hay que tener al menos cuatro años de experiencia en el terreno financiero, teniendo la posibilidad de completarlos tanto antes como después de examinarse. Para finalizar, cada estudiante debe comprometerse a cumplir el Código institute CFA de Ética y Normas de Conducta Profesional durante su carrera profesional.

¿Para qué sirve?

Después de obtener el certificado, la mayoría de los CFA se han dedicado profesionalmente como gestores de inversiones o analistas, aunque también a la banca comercial o a las consultorías. Adicionalmente, para aquellos que deseen seguir completando su formación, el certificado CFA convalida un parte del Máster en Banca y Finanzas Cuantitativas disponible en muchas universidades españolas.

A pesar de que este título no es necesario para trabajar en el terreno financiero, su reconocimiento hace que se asimile a un “pasaporte de oro” para trabajar en el mundo financiero a nivel internacional.

* Si te interesan los temas de talento y empleo, síguenos en LinkedIn para obtener más información sobre temas similares.

Otras historias interesantes