Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

El ESG 'Rating' o cómo puntuar la sostenibilidad de una empresa

El ESG 'Rating' o cómo puntuar la sostenibilidad de una empresa

Las agencias de calificación e índices bursátiles puntúan a las compañías según su desempeño ambiental, social y de gobernanza, analizando su fortaleza frente a las oportunidades y los riesgos de invertir en ellas. Conoce cómo califican, seleccionan o descartan compañías según su implicación con la sostenibilidad.

"La puntuación, 'rating' o 'scoring' ESG (criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo) mide la sostenibilidad de las empresas o de diferentes clases de activos invertibles frente a los riesgos y las oportunidades a largo plazo” vinculados con los ámbitos ESG, explica Jordi Mercader, CEO de inbestMe, plataforma de gestión indexada sostenible, es decir, de inversión en índices bursátiles.

Un índice ESG o ISR (Inversión Socialmente Responsable), acredita que las decisiones financieras de las compañías se basan en esos tres criterios. Mercader enumera las principales categorías de índices sostenibles de renta variable —su rentabilidad varía con la cotización de las acciones—, que son la mayoría:

  • Índices de exclusión. "Son el primer nivel de índices a los que podemos tener acceso". Dejan fuera a empresas de actividades controvertidas, tipo energías no renovables, energía nuclear, combustibles fósiles, armas, tabaco, alcohol, juego o pornografía, por ejemplo.
  • Índices que filtran empresas según su puntuación ESG. Suponen un paso más, puesto que califican según el desempeño ESG y seleccionan solo a las compañías que mejor puntúan. "Normalmente también excluyen industrias controvertidas".
  • Índices de impacto. Los más exigentes, filtran primero "por el impacto o la consecución de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de Naciones Unidas. Algunos, además, pueden incluir la consecución de una puntuación ESG".

Mercader explica, a modo de ejemplo, cómo trabaja uno de estos índices de sostenibilidad, MSCI, que califica empresas, pero también fondos de inversión y ETF (fondos cotizados): puntúa en una escala desde AAA, la máxima nota, a CCC, la mínima, en relación con los estándares y el desempeño de cada sector.

El ESG 'Rating' o cómo puntuar la sostenibilidad de una empresa

Filtros de selección

La segunda edición de la guía 'Sostenibilidad y Gestión de Activos', elaborada por Analistas Financieros Internacionales (AFI), Allianz Global Investors y la firma de asesoramiento regulatorio finReg360, sostenible que los índices "analizan el grado de sostenibilidad de las empresas y emisores en el desempeño de su actividad, independientemente del sector al que pertenezcan o la actividad económica que lleven a cabo". Y diferencia entre:

  • Best-efforts. Selecciona aquellas compañías con mejor evolución del ‘rating’ ESG, pese a que en el momento de la inversión no tengan una puntuación elevada.
  • Best-in-class. Selecciona, dentro de cada sector, las compañías con mejor calificación ESG.
  • Best-in-universe. Selecciona dentro del universo total de compañías invertibles, independientemente del sector, aquellas con mejor puntuación ESG.

En cuanto a las empresas que tienen en cuenta el impacto positivo, la guía menciona, además de las alineadas con los ODS, la inversión temática que se fija en aquellas compañías o actividades en sintonía con el desarrollo sostenible ambiental o social. "Es en esta última estrategia donde estamos viendo un mayor desarrollo en los últimos años", seguramente por dos factores, según la guía: "Detección de oportunidades en sectores y empresas que promuevan actividades con un impacto positivo sostenible, conscientes del interés de la Unión Europea en favorecer este tipo de actuaciones", y un "mayor interés de los inversores en una cuantificación real del impacto que están teniendo sus inversiones".

Ecosistema de inversión

Los ODS, el Pacto Mundial de Naciones Unidas, los Principios para la Inversión Responsable y el Foro Económico Mundial forman la cúspide de esta infografía sobre el ecosistema de inversión responsable. La imagen permite ver, de un plumazo, su complejidad y abigarramiento: justo por debajo de los cuatro organismos que marcan sus principios rectores figuran los índices y las agencias de ‘rating’ que reportan, elaboran 'rankings', califican y puntúan.

La guía práctica 'Sostenibilidad y Gestión de Activos' aclara que los distintos 'ratings' y estrategias de inversión sostenible no son excluyentes entre sí, todo lo contrario, su aplicación es en muchos casos complementaria. Por ejemplo, una estrategia de inversión puede aplicar, en un primer nivel, un filtro negativo de exclusión y un segundo positivo, en relación a la calificación ESG, "quedándose así solo con aquellas empresas con un mejor perfil sostenible". El colofón podría ser un último nivel de selección en base a un objetivo de inversión de impacto o temática.

Megatendencia determinante

En el medio y largo plazo, una empresa que no esté bien posicionada en cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza, ¿tendrá alguna posibilidad de atraer inversores?

"No creo que esto ocurra a corto plazo, pero sin duda a medio y largo la sostenibilidad de una empresa, proyecto o inversión será determinante. Creo que la sostenibilidad es la megatendencia más importante de las próximas décadas. A medio plazo, la inversión será sostenible o no será", concluye Mercader.

'Podcast': ¿Sabes en qué se basa el índice sostenible del Dow Jones?

00:00 10:24