Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Vivienda Act. 30 jun 2017

Tras el ‘Brexit’, los británicos compran menos viviendas en España

los británicos compran menos viviendas en España

Históricamente, España ha sido un lugar de ‘peregrinaje’ para muchos británicos. Antes de la existencia del turismo como práctica social ya era lugar de destino de muchos de ellos, principalmente por motivos religiosos o mercantiles.

Hay numerosas evidencias de la gran adaptación de los habitantes de las islas a la cultura y el clima ibérico, y la principal es la  proliferación de apellidos y linajes anglosajones en España, de los cuales, muchos han formado parte de nuestra historia: los Osborne, los O’Donnell o los Smith son sólo algunos ejemplos.

Con la popularización del turismo internacional a mediados del siglo XX, facilitada principalmente por la aparición de los paquetes turísticos y los vuelos chárter, España se posicionó como uno de los destinos preferidos para los británicos, esta vez atraídos por una combinación difícilmente replicable en otros lugares, especialmente, en sus islas: sol, playa y gastronomía ¿A quién no le viene a la cabeza un restaurante con un cartel de paella, repleto de ingleses excesivamente tostados al sol a las seis de la tarde?

Todas las bondades que ofrece España, unidas a la cercanía entre ambos países, han facilitado que los británicos hayan sido tradicionalmente los  extranjeros que más viviendas han adquirido en nuestro país. Sin embargo, en los últimos 12 meses el porcentaje de inmuebles comprados por los habitantes de las islas en España ha caído considerablemente.

Y es que en el segundo trimestre de 2016 una de cada cinco viviendas vendidas en España a extranjeros fueron compradas por ciudadanos del Reino Unido (19,7%), mientras que este porcentaje se ha reducido hasta el 14,4% en el primer trimestre de 2017, cifra que todavía le permite ser el país que lidera la clasificación entre los compradores no nacionales. Sin embargo, de mantenerse esta tendencia, se podría producir un cambio importante en el ranking al finalizar el presente ejercicio.

Así, si durante 2017 continúa la moderación de la demanda británica, a cierre del año, Reino Unido dejaría de ocupar la primera posición, tras un largo reinado. Resulta especialmente significativa la rapidez de la caída de la demanda desde el segundo trimestre de 2016, cuando Reino Unido casi triplicaba en número de viviendas a franceses, alemanes e italianos y multiplicaba por seis las operaciones de los rusos. De acuerdo con el análisis realizado, Francia pasaría a ser a finales de 2017 el país de origen de mayor número de compradores extranjeros de viviendas nacionales.

Cabe recordar que ya en julio del pasado año BBVA Research explicó en su ‘Flash Inmobiliario España’ las posibles consecuencias del ‘Brexit’ en el sector inmobiliario español y, en concreto, de la previsible reducción de la compra de viviendas por parte de los británicos por la incertidumbre ante este cambio estructural que “generará una mayor cautela en las decisiones de consumo e inversión”

De cumplirse estas previsiones, en el cuarto trimestre de este año los compradores franceses expulsarán del trono a los británicos que, de momento, ocuparían la segunda posición. Además, a no ser que cambie la tendencia, la previsión es que Reino Unido siga alejándose del trono. Tanto franceses y alemanes como belgas e italianos han aumentado sus respectivos porcentajes de compra de viviendas en el último año y se prevé que sigan haciéndolo en los próximos meses.

El turismo también podría verse afectado

En otros aspectos, como el turismo, el ‘Brexit’ también podría tener consecuencias para la economía española. Tanto las entradas a España como las pernoctaciones de turistas no residentes en alojamientos turísticos españoles crecieron en 2016 y fue precisamente Reino Unido el país que más contribuyó al incremento, pero es de esperar que durante 2017 este crecimiento consolide la desaceleración que se aprecia desde el segundo trimestre de 2016 afectado, al menos en parte, por la depreciación de la libra.

Pep Ruiz, economista principal de BBVA Research, ha analizado las regiones que podrían verse más afectadas: ”serían las comunidades insulares, en las que los visitantes británicos tienen un peso más relevante y el turismo supone más de un 20% del PIB”.

Por otra parte, las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que los británicos lideran la llegada de turistas extranjeros a nuestro país entre enero y abril de 2017 (4.360.189), por delante de alemanes (2.842.480) y franceses (2.818.439). La entrada de británicos ha crecido un 9,57% respecto al mismo periodo del año anterior, pero se aprecia que otros países o regiones presentan crecimientos más importantes, como en el caso de Alemania (+11,16%), Portugal (+13,40%), Rusia (+17,07%), Suiza (+33,90%) o Estados Unidos (+46,08%).

Otras historias interesantes