Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Diez jóvenes se formarán en El Celler de Can Roca gracias a una beca de BBVA

Durante cuatro meses, diez estudiantes de hostelería recibirán formación en El Celler de Can Roca con una beca BBVA de gastronomía. La entidad ha dado a conocer hoy a los ganadores que compartirán experiencias culinarias en Girona tras la final en la que los hermanos Roca han ejercido de jurado de excepción. Siete estudiantes han sido los elegidos para disfrutar de una beca en las cocinas de El Celler. Por otro lado, los otros tres han logrado una beca de servicios de restauración y atenderán en la sala del reconocido restaurante.

El nuevo programa formativo de BBVA y El Celler de Can Roca, con foco en la innovación continua y la sostenibilidad, ayudará a los jóvenes a adquirir las competencias necesarias para generar una experiencia que sorprenda al cliente. De los diez seleccionados, siete aprenderán en la cocina de El Celler y tres en la sala de la mano de los hermanos Roca y su equipo. Los diez estudiantes elegidos tendrán la oportunidad de recibir formación durante cuatro meses a la vez que compartirán esta experiencia con otras jóvenes promesas de la gastronomía.

En la final, los 30 aspirantes han tenido que mostrar su mejor versión para convertirse en ganadores de una de las becas. A través de dinámicas lideradas por el equipo de innovación de El Celler han dado a conocer, en primer lugar, sus habilidades para el trabajo en equipo, así como su proactividad y espíritu de superación. La segunda sesión ha consistido en dos pruebas específicas, una para los candidatos a las becas de cocina y otra para los de sala.

Los 21 finalistas que han optado a las becas de cocina han tenido a su disposición tres horas para demostrar su talento y originalidad en la cocina con la preparación de una receta propia basada en su historia y experiencia personal. Por su parte, los nueve aspirantes a una de las becas de especialista en sala han podido mostrar su destreza y habilidad con la preparación y servicio de una mesa.

Esta edición, con la vista puesta en las capacidades que demanda una nueva realidad digital y sostenible, se ha abierto a los jóvenes talentos de la gastronomía de todo el territorio nacional. A la convocatoria se han presentado 393 candidatos estudiantes de hostelería de último curso de una escuela oficial. La alianza entre BBVA y El Celler de Can Roca se forjó en 2013 inspirada en la innovación, la creatividad y el espíritu de superación como valores compartidos. Ahora, además, se une el de la responsabilidad con el entorno como esencia a la hora de desarrollar nuevos productos y servicios.

Becas BBVA en los fogones más deseados del mundo

Ana de la Calzada Camarero, Eric Montés Fort, Johan Manuel Pelloni, Luis Miguel Luque, Maia Aguilar, Noureddine Jalloul, Oswaldo Javier Arias son los siete ganadores de las Becas BBVA en la modalidad de cocina. Mientras que Gloria García, José Manuel Mera y Rocío Yagüe disfrutarán de las tres becas en servicios de restauración.

Ana de la Calzada Camarero (A Coruña, 1986)
Acumula experiencia en las cocinas de diversos establecimientos gracias a una formación en el Centro Superior de Hostelería de Galicia y a un Máster Gastronomía, en la Escuela de hostelería Aiala. Además, durante su carrera entre los fogones también ha tenido tiempo para dedicarse a la pastelería, participando en el proyecto Heart, en Ibiza.

Oswaldo Javier Arias Junco
Este ecuatoriano de 31 años lleva más de ocho años trabajando en las cocinas de diversos establecimientos. Licenciado en Gastronomía en la Universidad de Guayaquil se define como una persona trabajadora, con ánimos de aprender y excelente actitud. La inteligencia emocional, el pensamiento crítico y la resolución de problemas son las habilidades profesionales de un joven que tiene a los deportes y la lectura como parte de sus intereses.

Luis Miguel Luque Ávila (Madrid, 1990)
A sus 27 años este chef, afincado en Granada, atesora casi una década trabajando entre fogones. La repostería y el chocolate son algunos de sus puntos a destacar en su formación. Pero su perfil versátil y experimentado le ha llevado a tener reconocimientos como ‘Mejor Tapa’ de Granada en 2017 y en Jaén en 2018.

Maia Aguilar (Barcelona, 1992)
Esta argentina de Rosario, residente en el barrio de Sants en Barcelona, se define como una persona incentivada por la superación personal y profesional. Su afán por adquirir nuevos conocimientos y crecer en el campo gastronómico le han permitido trabajar desde 2013 en distintas cocinas. Durante todo este tiempo su formación académica y profesional ha sido dirigida para lograr un avance permanente en el mundo gastronómico.

Noureddine Jalloul Ratbi (Tortosa, 1998)
Este joven de 21 años natural de Tarragona y afincado en Castellón —ciudad donde ha cursado sus estudios gastronómicos—  fue seleccionado, entre 2017 y 2018, entre los 50 mejores jóvenes cocineros de España, por la escuela Le Cordon Bleu. En su experiencia laboral destaca su paso por el restaurante Abac, en Barcelona. Actualmente sigue formándose cursando un ‘Ciclo de grado superior de dirección de cocina’, en Castellón, y trabaja como segundo de cocina.

Eric Montes i Fort (Vilanova i la Geltrú)
Natural de Vilanova i la Geltrú a sus 17 años muestra un gran interés por conocer el origen de cada producto y toda su trazabilidad. Este catalán también tiene especial predilección por el aprendizaje de diferentes culturas y experimentar con las distintas técnicas culinarias. Además de mostrar orden en su lugar de trabajo disfruta a la hora de diseñar y fusionar elaboraciones.

Johan Pelloni
Este joven chef de origen venezolano, criado en Canarias y afincado en Barcelona muestra una gran versatilidad no sólo por los lugares donde ha vivido, también domina cuatro idiomas y la lengua de signos. Sus habilidades culinarias le llevaron hasta la final del “Mejor Bocadillo de Autor de España 2018” en Madrid Fusión. Además, entre los restaurantes en los que ha trabajado destaca NUB, restaurante reconocido con una estrella Michelín.

José Manuel Mera Sánchez (Santiago de Compostela)
Ha trabajado como ‘barman’, ‘bartender’ y ‘bar manager’, y se define como una persona extrovertida y que trabaja bien en equipo. Se forma en Ingavi, en Santiago, y cuenta con una experiencia en diversos restaurantes, incluso fuera de su ciudad natal: trabajó durante un año en Formentera.

Gloria García Rus (Castellón de la Plana, 1995)
Compromiso, pasión y positivismo. Así se presenta esta joven de 23 años que cuenta cómo llegó a la sala por “un pequeño error”, pero que después ya no pudo salir de ella. Estudiante de Gastronomía y Management Culinario, la natural de Baeza (Jaén) y residente en Castellón considera que el agradecimiento del cliente es la mejor recompensa.

Rocío Yagüe Fernández (Madrid, 1991)
Esta joven madrileña de 28 años ha forjado su carrera en distintos restaurantes: DiverXo o BiBo Madrid han sido algunos de los lugares donde Rocío ha desempeñado con pasión su trabajo. Su formación como sumiller se ha completado en reconocidos restaurantes como Santceloni, además de contar con formación en cocina mediterránea y protocolo.

Los hermanos Roca durante la prueba final de las Becas BBVA-El Celler de Can Roca - BBVA

Comprometidos con un futuro sostenible

BBVA y los hermanos Roca están unidos por su compromiso con un futuro en el que la formación, la innovación y la apuesta por un mundo más sostenible son los pilares de su actividad y motor para la creación de oportunidades. Esto les ha llevado a impulsar las becas en innovación gastronómica BBVA-El Celler de Can Roca, dirigidas a jóvenes talentos de la gastronomía y la hostelería, para ayudarles a desarrollar las nuevas capacidades que demanda la realidad actual.

Otro de los aspectos que comparten BBVA y El Celler de Can Roca, es que ambos aspiran a tener un papel activo en la sociedad y asegurar de esta forma un futuro sostenible. Para los hermanos Roca, uno de los pilares de su negocio es apostar por una cocina que respeta al pequeño productor y donde los ingredientes de cercanía y de temporada son la base de sus platos. Además, han sido pioneros en el reciclaje de residuos a través de su proyecto ‘Roca Recicla’, que utiliza la creatividad para dar una nueva vida a las casi 100 botellas que se generan a diario en su restaurante.

Por su parte, BBVA está continuamente innovando y desarrollando nuevas soluciones para sus clientes, con el objetivo de tener un impacto positivo en los territorios donde está presente. En la actualidad, trabaja de manera decidida para que todos los productos tengan su correspondiente solución alternativa sostenible, y ha puesto en marcha diferentes proyectos de eficiencia energética que buscan minimizar los potenciales impactos medioambientales negativos directos de su actividad.

Otras historias interesantes