Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 10 dic 2015

Estrategia para una amortización anticipada de la hipoteca

¿Cómo amortizar anticipadamente una hipoteca? Para amortizar anticipadamente nuestra hipoteca debemos tener en cuenta las deducciones fiscales a las que debamos acogernos, la comisión de amortización del banco (parcial o total) y nuestras necesidades futuras de efectivo. Combinando estos factores podemos diseñar la mejor estrategia de amortización anticipada de la hipoteca.

A la hora de amortizar anticipadamente una hipoteca se deben tener en cuenta varios aspectos.

Aunque el coste de oportunidad del dinero es algo importante que debe ser tenido en cuenta al igual que las consideraciones fiscales, también se deben de tener en cuenta otros aspectos en nuestras finanzas personales. Lo mejor es que establezcamos la amortización de la forma más inteligente.

Empecemos para las deducciones fiscales, el 7,5% de las cantidades aportadas para el pago de la hipoteca de la vivienda habitual más lo que corresponda por la deducción autonómica. Esta deducción se aplica en pagos de hasta 9.050 euros, pero si el piso se está comprando entre dos esta cantidad se duplica. Fiscalmente amortizar hipoteca está favorecido para las viviendas adquiridas antes del 1/1/2011.

Comisiones de por amortización anticipada

Es habitual que nuestra entidad financiera nos haya puesto una comisión por la amortización anticipada de la hipoteca. La comisión puede ser de amortización anticipada parcial o total. A veces la amortización anticipada parcial está penalizada pero no la amortización anticipada total o viceversa (aunque esto es menos frecuente).

Si la comisión de amortización parcial es muy alta y la amortización total está exenta, una opción puede ser esperar a que las cuotas dejen el capital pendiente de amortizar a la cantidad que tenemos ahorrada para este fin. No obstante, es poco frecuente que la penalización por amortización parcial del préstamo sea superior al ahorro fiscal.

Necesidades futuras

Amortizar la hipoteca anticipadamente puede suponer quedarnos sin ahorros que pueden ser necesarios para otro momento. Es decir, tenemos que prever (dentro de lo posible) nuestras necesidades de liquidez futuras. Sin necesidad de acudir a la bola de cristal, hay gastos grandes que podemos ver. Por ejemplo si tenemos un coche viejo tal vez lo tengamos que reemplazar de aquí a un par de años y no estaría mal tener liquidez para hacerlo. Si luego pidiéramos un préstamo para el coche, puede ser que el pago de la comisión de amortización más los intereses del coche fueran más altos que el ahorro fiscal.

Por otro lado tenemos que decidir si queremos pagar menos al mes o si queremos pagar menos años de hipoteca a la hora de amortizar anticipadamente. Si lo que queremos es pagar menos intereses lo mejor es que acortemos el plazo de amortización de la hipoteca.

No obstante pagar menos intereses puede que no sea exactamente nuestro objetivo en el futuro. Por ejemplo tal vez lo que nos interese sea bajar la cuota de la hipoteca y de este modo tener más efectivo disponible porque nuestros gastos van a aumentar en el futuro.

Otras historias interesantes