Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Hipotecas

Las circunstancias financieras de una persona o de una familia no son estáticas, pueden evolucionar a lo largo del tiempo. También el mercado es dinámico: los tipos de interés, el momento del ciclo económico o la rentabilidad del ahorro pueden ser diferentes a las vigentes cuando se tomó la decisión de suscribir un préstamo hipotecario. Por tanto, es bueno, desde el punto de vista de la salud financiera, reevaluar cada cierto tiempo la situación y decidir si conviene reducir o liquidar las deudas pendientes.

Es una de tantas dudas cotidianas con repercusión directa en el bolsillo de muchas familias. La razón tiene que ver con los criterios de amortización de hipotecas habitualmente utilizados en España: en la vida de un préstamo, los primeros años se dedican sobre todo al pago de intereses y la amortización de la deuda se va acelerando con el transcurso del tiempo.

Existe un producto financiero destinado a convertir en renta mensual el valor de una vivienda y su nombre es "hipoteca inversa". Pese a lo apetecible que pueda parecer a una persona mayor este producto para complementar la pensión, es necesario conocer los pros y contras que lo acompañan para considerar cómo afecta a nuestra salud financiera.

Hipotecar una casa es una de las decisiones más importantes que una persona asume a lo largo de su vida, por lo que es necesario dedicar tiempo a valorar con cuidado todas las opciones disponibles en el mercado. Y para tomar la mejor decisión es fundamental comprender una serie de conceptos clave que determinan la elección del tipo de hipoteca que mejor se adecua a nuestras necesidades.

Siempre existe una gran ilusión al comprar una casa o un departamento. Sin lugar a dudas es una de las decisiones más importantes en la vida de una persona, ya que se convertirá en un nuevo hogar o en una inversión a futuro. Esta decisión implica una cantidad importante de recursos financieros, en los que se puede hacer uso de los montos que se han ahorrado en la cuenta de Infonavit, por ello se explican tres formas de saber cuánto dinero existe en la subcuenta de vivienda del trabajador.

09:40 Audio

Escuchar Audio

La compra de una casa es probablemente uno de los gastos más importantes que haremos a lo largo de nuestra vida. Por esa razón es bueno analizar qué conlleva dicha adquisición de futuro, qué hipoteca nos conviene y qué tipo de contratación de la misma se hará, si a tipo fijo o variable. Cuestiones que abarcamos en el 'podcast' de Salud Financiera para darte consejos sobre qué pasos tener en cuenta a la hora de comprar la vivienda deseada.

Durante 2020, y también en este 2021, muchos eligieron hacer cambios en el hogar. Desde el rediseño de espacios, hasta reformas más profundas, las casas y departamentos acompañaron las nuevas necesidades de las familias. Para financiar a sus clientes, BBVA en Argentina ofrece créditos de hasta un 30% del valor de la propiedad.

La crisis sanitaria, social, económica y regulatoria pone de manifiesto la elevada incertidumbre con la que se despidió 2020, y que ha dado comienzo en 2021, en torno a la evolución del mercado inmobiliario. En este contexto incierto, los analistas esperan correcciones en los precios de los inmuebles residenciales en España, que podrían ir disminuyendo en la medida en que la economía se afiance, se vaya generando empleo y se retome la confianza. La adquisición de una vivienda tiene un gran impacto sobre la salud financiera de una familia y hay varios aspectos que pueden ayudar a tomar esta decisión tan trascendental.

Cuando fallece un familiar, lo último que se desea es lidiar con trámites y las obligaciones financieras de las personas finadas que quedaron pendientes. En el caso de las deudas, algunas podrían continuar activas, generando intereses como en el caso de un crédito hipotecario. BBVA ofrece en México una serie de productos vinculados a los préstamos hipotecarios que permiten hacer frente a estas dificultades.

En el sistema financiero existe un término conocido como prepago de créditos o pago anticipado. Principalmente, se usa para amortizar una deuda y su gran ventaja es reducir el monto de los intereses totales a pagar. El ahorro puede ser significativo y puede influir de manera importante en la salud financiera de las familias. Por eso, optar por ese método puede ser muy recomendable en el caso de los créditos hipotecarios.

Un crédito hipotecario es un préstamo en dinero que tiene como objetivo la compra, construcción o remodelación de una vivienda o departamento. Al tratarse de una suma importante y de una decisión que tiene un gran impacto sobre la salud financiera de una persona o de una familia, es recomendable tomar ciertas consideraciones antes de asumir la responsabilidad de cumplir el sueño de la casa propia.

Un proindiviso es una forma de propiedad en la que dos o más personas comparten la propiedad de un bien en común sin que esté dividido en partes específicas y claramente delimitadas para cada propietario. En otras palabras, cada persona tiene una parte indivisa o fracción de la propiedad, pero no se le asigna una porción física específica o delimitada del bien.

Elegimos la casa perfecta y nos decidimos a dar el gran paso de comprarla. Después de pasar el proceso de la búsqueda y el papeleo correspondiente, para la mayoría de los futuros propietarios se abre otro gran capítulo: solicitar un préstamo hipotecario. ¿Cómo elegir el tipo de préstamo más conveniente? ¿Cómo calcular el plazo y cobertura que más nos conviene? ¿Qué banco es el que ofrece más ventajas al otorgar un crédito?

Subrogar la hipoteca es siempre más rentable durante los primeros años del crédito, cuando los intereses que se están pagando aún superan la amortización de capital, o cuando estemos interesados en adquirir un inmueble de segunda mano que ya esté hipotecado.

Comprar una vivienda es una de las decisiones económicas más importantes en la vida de cualquier persona. Cuanto mejor conozcamos el inmueble y sus características, más probabilidades tendremos de elegir la mejor opción para nuestra salud financiera. Encontrar esta información no siempre es fácil, pero saber quién es el propietario de la vivienda en la que estamos interesados ha dejado de ser un trámite largo y engorroso. La llegada de internet a los organismos oficiales y algunas aplicaciones gratuitas facilitan mucho esta búsqueda.

Un crédito o préstamo permite obtener y utilizar dinero que no se tiene. Para acceder a un crédito es necesario proporcionar elementos para que una institución financiera, como un banco o cooperativa de crédito, evalúe cada caso y proporcione un préstamo de acuerdo a la capacidad de pago. A cambio, se promete devolver el dinero recibido más un cargo adicional llamado interés. Al usar un crédito, se obtiene un bien o servicio hoy para pagarlo después. Un hecho que hay que tenerlo en cuenta a la hora de realizar el presupuesto de ingresos y gastos.

Se instalan rápidamente y su precio es bajo. Son las principales razones que llevan a comprar una casa prefabricada frente a la construcción convencional de ladrillo. Aunque no han sido muy populares en España, la tendencia ha cambiado en los últimos años, pero, ¿es posible financiar la compra de estos inmuebles de la misma forma que una vivienda común? La respuesta es sí, pero hay que cumplir unos requisitos.

Reformar la cocina, pagar un coche, hacer obras en el baño… muchas circunstancias pueden llevar a necesitar un préstamo. Si ya se tiene una hipoteca que aún no ha terminado de pagar, existen dos opciones para conseguir ese nuevo aporte económico: ampliar la hipoteca o cancelarla para pedir una nueva con la cantidad total de dinero que necesitamos. Los gastos, eso sí, serán diferentes en cada trámite.

Las hipotecas, con independencia de su modalidad (fija, variable o mixta), son productos muy personalizados y existen numerosas variables a tener en cuenta a la hora de elegir una u otra. Los expertos recomiendan valorar tres aspectos para tomar la mejor decisión para nuestra salud financiera: situación personal, condiciones del préstamo y contexto macroeconómico.

Una hipoteca es un acuerdo financiero que permite a una persona adquirir una propiedad, generalmente una vivienda, obteniendo un préstamo de un banco u otra entidad financiera. Este préstamo se garantiza utilizando la propiedad como colateral, lo que significa que, en caso de incumplimiento en los pagos, el prestamista tiene el derecho de vender la propiedad para recuperar el dinero prestado.

La Tasa Anual Equivalente, o TAE, es un indicador en porcentaje que sirve para que los clientes que busquen una hipoteca puedan comparar distintas ofertas y así tener una referencia del coste real de la misma. Los expertos aconsejan conocer bien el significado de este porcentaje para tomar la mejor decisión para nuestra salud financiera.

Cuando se alcanza la última cuota hipotecaria o se realiza una amortización anticipada, la pregunta es: ¿Y ahora qué? Lo cierto es que la hipoteca no finaliza con el pago de la última cuota. Ya no se debe nada a la entidad financiera, pero la información registral de la vivienda en la que aparece la hipoteca sigue registrada, y esto puede provocar una información errónea en el futuro.