Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 04 jul 2019

"La digitalización contribuye al bienestar financiero"

Flore-Anne Messy, jefa de la División de Seguros, Pensiones Privadas y Mercados Financieros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entiende la digitalización como una fuente de oportunidades y la mejor guía para que las entidades financieras diseñen productos cada vez más personalizados y adaptados a las necesidades de consumidores y empresas. Messy es una de las voces más respetadas en educación financiera en todo el mundo y participará en el EduFin Summit 2019, la gran cumbre de la educación financiera que BBVA celebrará en Madrid, los días 11 y 12 de julio.

Esta experta de la OCDE hablará  durante este encuentro de un tema que le apasiona: la relación de la digitalización con la salud financiera: La digitalización tiene el potencial de hacer que los servicios financieros sean más accesibles, convenientes y seguros, lo que contribuye positivamente al bienestar financiero de los consumidores y empresarios”. Este hecho, unido a la mayor personalización de los productos y servicios, otorga a la digitalización un papel cada vez más relevante que se ve reforzado con la aparición de estas nuevas herramientas: “Las aplicaciones de gestión financiera personal crean oportunidades para incorporar elementos de comportamiento en la experiencia del cliente y proporcionar educación financiera, en momentos relevantes, en beneficio del consumidor”.

Una auténtica revolución

No cabe duda de que el mundo de las finanzas ha vivido una revolución con la llegada de la tecnología que, para Messy, ha tenido un impacto doble: “En primer lugar, las nuevas tecnologías han determinado una evolución por el lado de la oferta. Hay que pensar, por ejemplo, en desarrollos como la tecnología de contabilidad distribuida (‘blockchain’) o las posibilidades analíticas que ofrece el ‘big data’”.

En segundo lugar, las aplicaciones innovadoras que ofrece la tecnología digital están cambiando la relación de los usuarios con los proveedores de servicios financieros: “Los consumidores interactúan digitalmente, y lo harán cada vez más, con los proveedores de servicios financieros, ya sea a través de los teléfonos móviles o de internet”. La llegada de herramientas que permiten gestionar las finanzas personales también supone una gran ayuda para las personas ya que “puede mejorar la comprensión de los productos financieros y de la situación financiera personal”.

En este contexto de revolución digital es necesario adquirir nuevas habilidades para sacarle el máximo partido: “Por ejemplo, los consumidores deberán saber si el proveedor ‘online’ está autorizado por las autoridades financieras pertinentes y comprender la información y los contratos, incluso cuando se proporcionen digitalmente. También deberán gestionar adecuadamente su huella digital, entender las consecuencias de compartir sus datos personales y estar formados para detectar y evitar el fraude ‘online’”.

Las nuevas tecnologías han determinado una evolución por el lado de la oferta ‘blockchain’ o ‘big data’.

Flore-Anne Messy ve también oportunidades muy claras, a través de la digitalización, para la población que no tiene un acceso normalizado a los servicios financieros, pero advierte: “Los responsables de formular políticas deben asegurarse de que la inclusión financiera digital de los nuevos sectores de la población se realice dentro de un marco adecuado de protección financiera y de que los consumidores sean plenamente conscientes de los riesgos y beneficios”.

panel-portada-summit-pisa

Flore-Anne Messy participó en el panel ‘El Informe PISA sobre competencias económicas’, desarrollado durante el EduFin Summit 2017, en Ciudad de México.

Monitorización, evaluación y mejoras

La OCDE realiza una destacada labor, a través de comités y grupos de trabajo, de monitorización del impacto de la digitalización y de evaluación de los cambios que ha traído la tecnología al panorama financiero para determinar cuáles son las políticas más adecuadas. Además, trabaja para mejorar la infraestructura de los servicios financieros digitales, siempre con el foco puesto en las personas: “Estamos explorando la disposición de los consumidores para adaptarse al cambio y los beneficios de la digitalización de los servicios financieros. Además, examinamos las buenas prácticas en el diseño y la implementación de programas de educación financiera en servicios financieros digitales”.

La diversidad de enfoques hace que sea difícil decidir cuáles son los países con mejor educación financiera: “Cada país tiene diferentes prioridades nacionales y entornos institucionales”. Para Messy, avanzar en educación financiera significa “tener un acuerdo institucional efectivo bajo el liderazgo del sector público, pero con la participación del sector privado y del sector sin ánimo de lucro, con recursos financieros adecuados y sostenibles”. Esta experta no olvida la importancia de la investigación: “Hay que adoptar un enfoque basado en la evidencia, tanto en la fase de diagnóstico, como en la de implementación, a través de una evaluación del impacto que los programas de educación financiera tienen en los grupos objetivo”. En todo este proceso hay que tener en cuenta la revolución digital para comprobar que las iniciativas de educación financiera existentes “equipan a los consumidores con las habilidades adecuadas”.

En el caso de España, Messy considera que es “un miembro importante de la Red Internacional de Educación Financiera de la OCDE” y resalta su participación activa en las iniciativas de medición de la educación financiera y la implementación de programas en escuelas públicas. La colaboración promete seguir siendo fructífera en el futuro: “Seguiremos apoyando a las autoridades españolas en la implementación de su estrategia nacional, exploraremos las sinergias con el sector privado y esperamos poder medir el progreso”.

Flore-Anne Messy formará parte del selecto panel de expertos que participarán en el EduFin Summit 2019, la gran cumbre de educación financiera, organizada por el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA. En concreto, intervendrá en una ponencia que bajo el título `Digitalización y salud financiera´ tendrá lugar el 11 de julio a las 9,45 h. tras la apertura institucional de este evento que correrá a cargo de José Manuel González-Páramo, miembro del Consejo de Administración y director global de Economía y Relaciones Institucionales de BBVA.

En su intervención planteará temas como el efecto que las nuevas tecnologías tienen en el sector financiero y cómo la digitalización es la llave para que las personas tengan una buena salud financiera y puedan acceder a mejores oportunidades.

Las personas que deseen inscribirse pueden hacerlo en este enlace.

Otras historias interesantes