Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Educación financiera 24 jun 2019

Digitalización: la gran aliada para manejar las finanzas personales

La digitalización es una fuente de oportunidades y una herramienta que facilita el uso de los servicios financieros. Gracias a las nuevas tecnologías, los usuarios cuentan con más facilidades para gestionar sus finanzas personales, lo que conlleva todo tipo de beneficios en el día a día.

El mundo actual se mueve con rapidez y la digitalización ha cambiado tanto la vida de las personas que resulta difícil recordar cómo era posible manejarse antes de que existiera toda la tecnología con la que se convive hoy. En el caso de las finanzas, los cambios han sido radicales. Ya no es obligatorio visitar una oficina para realizar operaciones bancarias o contratar un producto o servicio, la información también se puede obtener a través de ‘chatbots’, no hace falta sacar lápiz y papel para hacer un presupuesto.

La vida financiera se ha facilitado mucho y la tecnología, tal y como explica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su “Guía de políticas sobre digitalización y educación financiera”, conlleva muchos beneficios, entre ellos: aumentar el alcance potencial y el acceso a los servicios financieros; ofrecer transacciones más rápidas y seguras, proporcionar servicios personalizados y fáciles de usar, hacer que las interacciones entre proveedores de servicios financieros y consumidores sean más fructíferas a través de ‘interfaces’ digitales o ampliar la gama de proveedores, entre otros. 

Una ayuda diaria

En la práctica, todo esto se traduce en una serie de ventajas para las personas que han visto cómo la tecnología les hace la vida mucho más fácil. Hoy en día, definir un presupuesto, marcar metas de ahorro, limitar los gastos, etc. es posible gracias a las aplicaciones especializadas, muchas de ellas de las propias entidades financieras, que hay en el mercado. Según el Observatorio Digital de Marketing 2018 de IAB Spain, el sector de las finanzas es el que más ha apostado por este tipo de herramientas y ha conseguido que el 48% de los usuarios utilicen el móvil para la gestión de su dinero. La aplicación más utilizada es PayPal, seguida por BBVA, el primer banco en cuanto a usuarios en su aplicación móvil.

Con tan solo disponer de un dispositivo móvil a mano se pueden realizar multitud de operaciones: desde comprar artículos en tiendas físicas o por internet, realizar transferencias, en el punto de venta o retirar efectivo. Los pagos electrónicos por esta vía se han convertido en una alternativa cómoda y eficaz, pero no es el único uso financiero que se le puede dar. A través del móvil se puede acceder a comparadores de precios, simuladores de productos, ‘chatbots’ para asesorarse sobre finanzas… Es cierto que este tipo de operaciones pueden realizarse desde otros dispositivos, pero según IAB Spain, el móvil es el más utilizado para las búsquedas de temas financieros con un 64% de uso, seguido a distancia por el ordenador (30%) y la ‘tablet’ (6%).

Conocer y manejar este tipo de herramientas facilita la gestión de las finanzas, pero también implica una responsabilidad. La OCDE lo advierte en su guía: “La creciente digitalización de la vida cotidiana y de las decisiones financieras no se complementa necesariamente con el aumento de los niveles de educación digital y financiera, y esto es cierto incluso entre la población más joven”. Por lo tanto, es necesario seguir algunas pautas de educación financiera para manejar las nuevas tecnologías correctamente y con total confianza en la gestión de las finanzas personales. Algunas de las más importantes son:

  • Gestionar bien la información: las nuevas tecnologías ponen al alcance de las personas todos los datos que necesitan para gestionar correctamente sus finanzas. Nunca está de más comparar, asesorarse y evaluar toda la información con la que se cuenta antes de tomar una decisión financiera.
  • Seguir las medidas de seguridad: las entidades financieras están sumando esfuerzos para prevenir fraudes y posibles fallas de seguridad, pero hay que seguir algunas normas básicas para evitar problemas: utilizar redes seguras para realizar las operaciones, comprobando primero si la dirección web del sitio empieza por “https”, por ejemplo; entrar en las webs y apps oficiales de la entidad bancaria, no guardar contraseñas en el ordenador o móvil, no dar claves por teléfono, cerrar la sesión antes de salir de la página web del banco y no responder a correos electrónicos sospechosos.
  • Asesorarse cuando sea necesario: la atención al cliente se ha automatizado hasta el punto de que un usuario puede recibir asesoramiento en cualquier momento y en cualquier lugar gracias a la tecnología. En esta línea, los ‘chatbots’ son herramientas entrenadas para este fin que han ganado terreno en los últimos años. Su funcionamiento se basa en la inteligencia artificial y el ‘machine learning’. El ‘chatbot’ aprende constantemente de cada operación y el ‘big data’ va suministrando más y mejor información, así se consigue que los algoritmos detrás de estos robots sean cada vez más precisos y la experiencia del cliente, más personalizada.

BBVA sigue avanzando en su camino hacia la digitalización, ofreciendo servicios y productos que facilitan la vida de sus clientes. Entre ellos se encuentran: su aplicación para móvil, considerada la mejor del mundo, por tercer año consecutivo, según The Forrester Banking Wave: Global Mobile Apps Summary, 2018 o herramientas como BBVA Valora View, concebida para comparar precios cuando se está buscando casa; BBVA Smart Pay, para realizar cobros con tarjeta a través del ‘smartphone’, BBVA Net Cash, destinada a la gestión financiera de los negocios, Bconomy, funcionalidad de la aplicación de BBVA para controlar los gastos crear un colchón financiero o marcarse metas de ahorro y Future Planner destinada a planificar la jubilación. 

La digitalización y su impacto en el bienestar financiero de las personas será uno de los temas principales que se tratarán en EduFin Summit 2019, la gran cumbre de educación financiera, organizada por el Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA que se celebrará en Madrid, los días 11 y 12 de julio. Este evento internacional reunirá a los principales expertos mundiales del sector para debatir sobre el efecto que las nuevas tecnologías tienen en el sector financiero y cómo la digitalización es la llave para que las personas tengan una buena salud financiera y puedan acceder a mejores oportunidades.

Las personas que deseen inscribirse pueden hacerlo en este enlace.

Otras historias interesantes