Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cambio climático 04 dic 2019

Las amenazas del cambio climático sobre la Tierra

El aumento de la temperatura global tiene efectos negativos sobre el planeta, en algunos casos difíciles de revertir. Las olas de calor cada vez más frecuentes, los incendios devastadores, como el último ocurrido en California, y fenómenos como los ciclones tropicales, las inundaciones y la sequía, ya han tenido un gran impacto en el medioambiente y el desarrollo socioeconómico.

La crisis climática que está viviendo nuestro planeta no se puede negar. Los datos confirman que la influencia del ser humano es la principal causa de los cambios que está sufriendo la Tierra y que ha incrementado la temperatura media mundial. La de los últimos cinco años lleva camino de convertirse en la más alta de todos los quinquenios de los que se tiene registro. Se estima que supera en 1,1°C la de la época preindustrial (1850–1900), según la Organización Meteorológica Mundial. Y sus efectos son cada vez más evidentes.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) recomienda, siguiendo lo pactado en el Acuerdo que París de 2015, que el incremento de la temperatura global no supere los 1,5°C si no queremos que las consecuencias sean todavía peores. Para ello es fundamental reducir la emisión de los gases de efecto invernadero.

Consecuencias ambientales y sociales

Este aumento de la temperatura ha provocado, entre otros efectos, la disminución de los casquetes polares. “En los últimos 30 años, la región del Ártico ha perdido un 10% de su volumen de hielo y varios estudios han revelado que el deshielo está siendo más rápido de lo que pensábamos. Esto crea otra consecuencia directa, el aumento del nivel del mar”, describe Mar Gómez, responsable del área de meteorología de Eltiempo.es.

Evolución del hielo en el Ártico - NASA

Según las investigaciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC), de aquí a 2100 el nivel del mar podría aumentar entre 30 y 60 cm. Incluso aunque se logre una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero y el calentamiento global se mantenga muy por debajo de 2 °C. Si siguen aumentando al mismo ritmo que hasta ahora, el ascenso podría ser del orden de 60 a 110 cm.

Nivel del mar_cambios-1880-2013

“Las consecuencias de esta subida del mar están siendo y serán la inundación de las zonas costeras, produciendo erosión del terreno y amenazando campos de cultivo y viviendas. Lo que puede causar movilizaciones y migraciones de núcleos de población que ya no podrían vivir donde solían hacerlo”, advierte Gómez. Se prevé que para el 2050 alrededor de 570 ciudades costeras se encuentren en peligro por el aumento del nivel del mar, lo que afectaría a unas 800 millones de personas. Habría islas, como las Maldivas, que podrían incluso desaparecer.

En el Informe Especial sobre el Océano y la Criosfera en un Clima en Cambio, el IPPC constata que el calentamiento de los océanos y los cambios químicos ya han ocasionado alteraciones en especies de todos los niveles de la cadena alimentaria oceánica. Lo que repercute en los ecosistemas marinos y en las personas que dependen de ellos. “El cambio climático se considera una de las principales amenazas de la biodiversidad en el mundo”, recuerda Gómez. “El incremento de la temperatura global y el aumento de la frecuencia o la intensidad de los episodios de tiempo extremo tiene impacto directo sobre los ecosistemas y los seres que los habitan”.

El suroeste de Austria y el Amazonas son algunas de las áreas naturales que se verán más perjudicadas. Asimismo, algunas especies lo tienen especialmente complicado, como el oso polar, afectado de manera directa por la subida del hielo Ártico; la tortuga, que ve como el ascenso de las mareas altas amenaza sus nidos; o el leopardo de las nieves, cuya población ha disminuido un 20% en dos décadas.

Por otra parte, el retroceso de los glaciares incidirá negativamente en las actividades de ocio, el turismo y el patrimonio cultural de las regiones amenazadas. “Lo que sucede en el Planeta tiene una repercusión directa en todos nosotros. El aumento de fenómenos extremos provocará las conocidas ya como migraciones climáticas. Esto producirá alteraciones en nuestra sociedad, tanto de adaptación por aquellos que se desplacen, como por la población que experimente un aumento demográfico”, sostiene la meteoróloga.

Otro de los efectos del cambio climático será una disminución de la disponibilidad y la calidad de agua en determinadas regiones, con repercusiones en la salud de sus habitantes y en sectores como el agrícola y el hidroeléctrico. “Sectores como la agricultura o la ganadería podrían verse muy afectados por el aumento de inundaciones, tormentas o sequías, repercutiendo en la producción de alimentos y abastecimiento”.

El grupo de expertos de la ONU ya ha manifestado que una mejor gestión de los recursos de la Tierra puede contribuir a combatir el cambio climático, pero no es la única solución. La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en todos los sectores es esencial para mantener el calentamiento global, preferiblemente, por debajo de 1,5°C. “Tendremos que cambiar nuestro modo de vida y empezar desde ya a adaptarnos al cambio climático que estamos viviendo”, concluye Gómez.

Foto cabecera: ETIENNE LAURENT/EFE/lafototeca.com

Otras historias interesantes