Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cambio climático

Con motivo de la celebración de su trigésimo aniversario, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) acaba de celebrar unas jornadas sobre cambio climático. Ebru Dildar Edin, vicepresidenta ejecutiva de Garanti BBVA, explicó cómo las decisiones estratégicas en torno al cambio climático han permitido a la filial turca de BBVA, reforzar su posición ante posibles crisis.

BBVA ha publicado la actualización con datos a diciembre de 2020 de su informe sobre los riesgos y oportunidades del cambio climático de acuerdo al estándar del Grupo de Trabajo de Divulgaciones Financieras sobre el Clima (TCFD, Task Force Climate-related Financial Disclosure, en sus siglas en inglés). Este informe refleja los progresos en materia de sostenibilidad de BBVA. Desde su primera publicación en octubre de 2020, ya incorpora el riesgo climático en la gestión de todos los negocios de la entidad y su compromiso para acompañar a los clientes hacia un futuro más sostenible.

La  Alianza de CEOs Líderes por el Clima del World Economic Forum (WEF), en una carta hecha pública, reclama al G7 y a otros líderes mundiales que apuesten por una transición justa. Carlos Torres Vila, presidente de BBVA y único representante de un banco español, ha firmado, junto a otros 78 CEOs o presidentes de grandes compañías mundiales, una declaración cuyo objetivo es impulsar la contribución del sector privado en la lucha contra el cambio climático.

BBVA Asset Management se ha adherido a una declaración promovida por The Investor Agenda para instar a los gobiernos a que refuercen la acción nacional contra el cambio climático, de cara a garantizar la transición hacia una economía neutra en emisiones de C02 para 2050. The Investor Agenda es un proyecto impulsado por siete agrupaciones, entre las que figura UNPRI, el grupo de trabajo de Naciones Unidas para la inversión responsable, que trabajan con inversores globales para coordinar iniciativas en el sector financiero en torno a la lucha contra el cambio climático. Esta declaración la han firmado 456 inversores institucionales que gestionan conjuntamente un patrimonio de 41 billones de dólares (unos 34 billones de euros).

BBVA-dia-mundial-medioambiente-sostenibilidad

Nueve de cada diez personas en todo el mundo están expuestas a niveles de contaminación que superan el umbral de seguridad señalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Impulsado por Naciones Unidas y desde hace más de 40 años, cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medioambiente, con el claro objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales.

El presidente de BBVA considera que 2020 ha sido un punto de inflexión en el impulso de la sostenibilidad. En este sentido, ha explicado que el cambio climático y la descarbonización suponen un riesgo pero también una enorme oportunidad para la economía y también para los bancos. En primer lugar, por las inversiones que conlleva, y en segundo lugar, por la importancia del asesoramiento a los clientes en su transición ecológica. “Los bancos se están moviendo muy rápidamente para abordar este cambio, implicando a toda la organización, ya que la sostenibilidad y el cambio climático afectan a todos los negocios”.

Video

Ver Video

La obra ‘Whither the Arctic ocean?’ resume el conocimiento científico actual sobre el rápido calentamiento del Ártico y cómo el deshielo traerá implicaciones económicas y geopolíticas derivadas de la apertura de nuevas rutas de navegación y acceso a recursos de alto interés económico. El libro combina la visión de oceanógrafos, ecólogos, climatólogos y glaciólogos con los análisis de politólogos, antropólogos, gestores y conservacionistas sobre la transformación socioeconómica de la región.

Video

Ver Video

El cambio climático es una realidad incuestionable con consecuencias tangibles en la Tierra, por lo que la sostenibilidad juega un papel clave para revertir los efectos. El calentamiento global provocado por la actividad del ser humano se percibe por las fluctuaciones de las estaciones, que ya no son lo que eran. Así lo considera Carlos Briones, doctor en Ciencias Químicas e investigador del Centro de Astrobiología, organismo dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, INTA, asociado al Programa de Astrobiología de la NASA.

biodiversidad_agua_dulce-corazón-isla-tierra-cuidado-planeta-sostenibilidad-

BBVA celebra este jueves 22 de abril el Día Internacional de la Madre Tierra con el compromiso de ser neutro en emisiones de carbono, un día en el que nos concienciamos aún más por el cuidado del planeta, y que lleva celebrándose desde 1970. Este año se han impulsado tres días de acción climática, del 20 al 22 de abril, en lo que ha llamado: la Semana de la Tierra, en la que el foco estará puesto en los problemas a los que nuestro entorno se enfrenta.

El 22 de abril de 2021 se cumplen 51 años de la conmemoración del primer Día Internacional de la Madre Tierra. Un evento que despertó una conciencia colectiva sobre los impactos ambientales provocados por el desarrollo industrial y sus implicaciones para el futuro de la humanidad. Hoy la preocupación mundial por enmendar el camino y tomar acciones que reviertan los efectos de la actividad humana en el ecosistema global es una realidad.

La tecnología ha cambiado la forma de viajar. Los mapas abandonaron las guanteras de los coches para convertirse en navegadores con GPS. Este año Google Maps también recomendará la ruta más sostenible: tendrá en cuenta las emisiones, la calzada o el tipo de vehículo. Además, la compañía del buscador ha actualizado Google Earth de tal forma que el usuario puede comprobar los efectos del cambio climático en los últimos 37 años.

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha destacado hoy que la transición energética supone una gran oportunidad, porque hay muchas actividades existentes que tendrán un enorme crecimiento, al tiempo que surgirán otras nuevas. “España tiene una ventaja competitiva en la transición energética”, ha señalado. “Tenemos el recurso natural, el nuevo petróleo, que es el sol y el viento”, ha afirmado durante su intervención en la segunda jornada de Wake up, Spain, el simposio organizado por El Español, Invertia y D+I, dedicada a la transición energética.

Fue en 1972, con la Conferencia de Estocolmo, cuando se hizo visible la conciencia colectiva por el cuidado del planeta. Desde entonces se han emitido más de un millar de leyes para proteger el medioambiente. Las políticas ambientales son muy diversas y dependen en gran medida de las características y necesidades de cada región. Sin embargo, en los últimos años el mundo ha marcado objetivos comunes para hacer frente al mayor desafío: el cambio climático. Si todos los países cumplen, la temperatura del planeta en el año 2100 será 2,1 °C más alta que antes de la revolución industrial.

Los expertos de las Naciones Unidas dicen que el cambio climático “altera la composición de la atmósfera global y causa múltiples consecuencias negativas para la naturaleza y la vida”. La humanidad sabe bien a qué se refieren, porque ya está aquí en forma de desertificación, subida del nivel del mar o de temperaturas extremas. Se puede paliar la emergencia pero hay que actuar con más decisión, más recursos y más rápido.

La Cumbre Europea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible reúne a los principales líderes europeos en materia de sostenibilidad. El director global de Negocio Responsable de BBVA, Antoni Ballabriga, ha apostado en este foro por los ODS como herramienta frente al cambio climático y ha defendido el papel de las entidades financieras en la transición energética.

El 25 de septiembre de 2015, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, representantes de 193 países aprobaron la Agenda 2030. Como parte esencial de ella se hicieron públicos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas que persiguen solucionar problemas que van desde la pobreza extrema al cambio climático, y promover tanto la educación de calidad como la igualdad de género, la paz o el consumo responsable. Para conmemorar este día especial, BBVA ha iluminado de color azul (en homenaje a Naciones Unidas) el emblemático edificio de La Vela, ubicado en su sede corporativa de Madrid.

El día Internacional de la Madre Tierra cumple 50 años desde que un 22 de abril de 1970 naciese este movimiento de concienciación sobre los efectos que tiene la existencia humana sobre el planeta en el que vivimos. Medio siglo después, en medio de una pandemia por la enfermedad COVID-19 y en un año fundamental en la lucha contra el cambio climático, desastres naturales como los incendios masivos en Australia o el registro de temperaturas récord ponen de manifiesto más que nunca cómo nuestra salud y la del planeta en el que vivimos son un tándem inseparable.

Tras la paralización de la economía y la sociedad de forma simultánea en muchas zonas del planeta para contener la epidemia de COVID-19, muchas han sido las reflexiones que se han hecho en torno a la relación del virus con el cambio climático y cómo está afectando a la disminución de los niveles de polución a nivel mundial. Sin embargo, existe otra reflexión con un trasfondo más a largo plazo que también asocia el calentamiento global y el surgimiento de nuevos virus que puedan suponer una amenaza similar a la del SARS-CoV-2 en el futuro. ¿Cómo afecta el cambio climático a la virulencia, reaparición y surgimiento de amenazas víricas?

La emergencia climática es uno de los mayores desafíos de la humanidad. No solo el transporte, el sector agroganadero o la industria pesada contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero. Nuestra actividad digital, que normalmente está asociada a la huella digital rastreable que dejamos, también contribuye a la huella de carbono.