Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Resultados Act. 01 feb 2021

Resultados BBVA: nueve claves para entender la cuenta de 2020

En un ejercicio marcado por la pandemia, BBVA arrojó unos resultados sólidos, gracias a la fortaleza de los ingresos y a la reducción de gastos. Las cifras han ido de menos a más a lo largo del ejercicio, principalmente debido a los menores saneamientos en el segundo semestre. “En 2020, hemos alcanzado unos resultados excelentes en un año especialmente complejo. Además, hemos anunciado una transacción histórica para BBVA: la venta de nuestra filial en Estados Unidos. Una operación que nos sitúa en una posición de fortaleza inigualable en el sector y permite aumentar la remuneración a nuestros accionistas”, ha señalado Carlos Torres Vila, presidente de BBVA.

Las variaciones comentadas en adelante son a tipos de cambio constantes, para hacer una mejor comparativa de la evolución de cada línea.

Beneficio atribuido. Para entender los resultados de BBVA en 2020, lo primero que debemos tener en cuenta es que hay tres factores singulares que han afectado a la cuenta: la pandemia, que obligó a hacer saneamientos y provisiones en la primera parte del año; el ajuste en el fondo de comercio de Estados Unidos en el primer trimestre (-2.084 millones de euros) y las plusvalías netas generadas por la venta del negocio de seguros de no vida en España a Allianz (304 millones de euros, contabilizados en el cuarto trimestre). Una vez separados estos tres elementos, en el conjunto del ejercicio, el beneficio atribuido fue de 3.084 millones de euros, un 27,2% menos que en el ejercicio anterior a tipos de cambio constantes, es decir, sin tener en cuenta la fluctuación de las divisas. Si se incluyen los tres impactos, el beneficio atribuido fue de 1.305 millones de euros, un 55,3% menos. Cuando miramos solo al cuarto trimestre, BBVA ganó 1.320 millones de euros en el que fue su mejor resultado trimestral en dos años.

Ingresos recurrentes sólidos. A pesar de la complejidad del ejercicio, los ingresos recurrentes del negocio bancario (intereses y comisiones) crecieron un 2,7% en 2020 con respecto al mismo periodo del año anterior. El buen comportamiento de los ingresos, especialmente el margen de intereses y el resultado de operaciones financieras (ROF), elevó el margen bruto un 4,5% interanual, hasta 22.974 millones de euros.

Excelente control de costes. Los gastos de explotación han experimentado un descenso del 2,6% en el ejercicio. La reducción de gastos y la fortaleza de los ingresos han permitido mantener las mandíbulas positivas, lo que significa que los ingresos han crecido más que los gastos. En la misma línea, el ratio de eficiencia, que mide los gastos que son necesarios para obtener los ingresos en un periodo determinado, ha descendido hasta el 46,8%, 342 puntos básicos por debajo del de 2019.

Fortaleza del beneficio antes de provisiones. El margen neto (el margen bruto menos los gastos de explotación) alcanzó 12.219 millones de euros en 2020, un 11,7% más que en el ejercicio anterior, gracias a la fortaleza de los ingresos y al control de los gastos.

Remuneración al accionista. La venta de la filial en Estados Unidos aportará unos 8.500 millones de euros de capital, que la entidad destinará a crecer de manera rentable en sus mercados y a incrementar la remuneración al accionista. Con cargo a 2020, el banco pagará 5,9 céntimos de euro por acción¹ y, respecto al ejercicio 2021, espera retomar su política de dividendos del 35%-40% de ‘payout’². Adicionalmente, tiene el objetivo de recomprar en torno al 10% de las acciones del Grupo³. Todo ello siempre sujeto a condiciones de mercado y las aprobaciones necesarias.

Indicadores de riesgo. El coste del riesgo, que mide las dotaciones para insolvencias sobre el total de créditos a la clientela, se situó en el 1,51%. Esta cifra se encuentra en la parte baja del rango estimado para el conjunto del año y es notablemente inferior al 2,57% alcanzado en el primer trimestre, cuando el banco realizó una anticipación de provisiones para el ejercicio. El banco prevé que seguirá mejorando en 2021, según sus estimaciones. Los ratios de morosidad y cobertura cerraron el ejercicio en el 4,0% y el 81% (este último, el más alto del sector financiero español), respectivamente.

Sólida posición de capital. El ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ se situó a 31 de diciembre en el 11,73%, 21 puntos básicos por encima del nivel de septiembre de 2020. Como anunció este 29 de enero, BBVA ha elevado su objetivo de capital a un rango de entre el 11,5% y el 12%. El acuerdo de la venta del negocio de EE. UU. a PNC eleva el ratio de capital CET 1 ‘fully loaded’ hasta el 14,58%, cifra que se encuentra 600 puntos básicos por encima del requerimiento del regulador (actualmente en el 8,59%).

Apoyo a los clientes durante la pandemia. En 2020, BBVA ayudó a unos 3 millones de clientes afectados por la pandemia, con cerca de 63.000 millones de euros entre líneas de crédito con aval público y moratorias.

Avances en sostenibilidad. Durante 2020, BBVA ha impulsado el asesoramiento para acompañar a los clientes en la transición hacia un futuro sostenible. Durante el ejercicio, el Grupo ha lanzado productos sostenibles para todos los segmentos de clientes. Solo en banca mayorista ha financiado en torno a 11.000 millones de euros en préstamos verdes y bonos sostenibles. Desde que en 2018 el Grupo anunció su Compromiso 2025, BBVA ha movilizado ya 50.000 millones de euros, la mitad de los 100.000 millones comprometidos para luchar contra el cambio climático y promover el desarrollo sostenible

Crece el número de clientes. Durante 2020, BBVA captó 7,3 millones de nuevos clientes, de los que 2,4 millones son digitales (un 59% más de los clientes digitales captados en 2019). El número de clientes digitales alcanza ya la cifra de 37 millones, un 16% más respecto al cierre de 2019, y los clientes móviles suman 34,5 millones, un 20% más.


¹Incluye el devengo de un dividendo de 5,9 céntimos de euro por acción (importe bruto) a pagar en abril de 2021, sujeto a la aprobación de accionistas y supervisores. Calculado como un ‘payout’ del 15% sobre los resultados de 2020, excluyendo el deterioro del fondo de comercio, las plusvalías por la operación de Allianz y los cupones de AT1.
²Sujeto a la aprobación de los accionistas y los supervisores.
³Cualquier potencial recompra de acciones tendría lugar no antes del cierre de la operación de BBVA USA, que se prevé para mediados de 2021. Cualquier decisión en este sentido (i) requerirá aprobación de accionistas y de los supervisores, de conformidad con la recomendación del BCE sobre dividendos, y (ii) estará sujeta, entre otros factores, al precio de la acción.

Otras historias interesantes