Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 29 abr 2020

Tu compra ‘online’ frente al COVID-19: cómo recibir un paquete sin riesgos

Las ventas por internet se han disparado en el sector alimentario o de gran consumo durante el confinamiento en España. Mantener la distancia de seguridad con el repartidor y lavar cualquier producto envasado con lejía diluida o alcohol son algunas de las medidas indicadas para evitar contagiarse al recoger la compra ‘online’.

Las ventas ‘online’ se han multiplicado desde que el Gobierno español decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo. Durante ese mes, las ventas en internet registraron una subida acumulada del 48,1%, según datos de la consultora Nielsen. Además, se han alcanzado resultados históricos. En la segunda semana de confinamiento, las compras por esta vía aumentaron un 73,7% respecto al mismo periodo del año anterior. Recibir paquetes en casa es seguro, según el Ministerio de Sanidad. Aún así, el Gobierno recomienda reducir este tipo de compras al mínimo imprescindible y tomar ciertas precauciones.

Los empleados de las empresas distribuidoras han recibido instrucciones de prevención. Algunas compañías como Amazon o cadenas de comida como Telepizza o Papa John´s han tomado medidas para evitar el contacto entre repartidores y clientes. Estas dos últimas compañías han puesto en marcha un protocolo que denominan contacto cero.

El usuario debe realizar su pedido a través de la web, una aplicación o por teléfono. Puede escoger si pagar de forma ‘online’ o con tarjeta de crédito en la puerta del domicilio. La mayoría de compañías no aceptan pagos con efectivo. El repartidor, que lleva casco y guantes, se desinfecta las manos antes de realizar la entrega. Una vez en la puerta del domicilio, llama al timbre y se aleja a una distancia mínima de unos dos metros mientras espera a que el cliente recoja el pedido.

La persona que recibe el paquete también tiene que tomar algunas precauciones. María Elisa Calle Purón, experta en epidemiología y medicina preventiva de AMIT (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas), explica que lo ideal es que dejen el paquete en la puerta: “Si no es posible, hay que mantener la distancia de seguridad con el mensajero y usar mascarilla. En el caso de tener que firmar cualquier documento, que sea con un bolígrafo propio o, si es firma en un soporte digital, rápidamente y sin tocarse la cara en ningún momento. Y después, desinfectarse las manos con alcohol o gel hidroalcohólico”.

Acto seguido recomienda poner el paquete sin abrir sobre una superficie que pueda ser limpiada, lavarse bien las manos con agua caliente y jabón, tener una bolsa de basura preparada y ponerse guantes. Una vez abierto, aconseja tirar el envase a la basura y cerrarla. “Después hay que desinfectar la superficie donde ha estado el paquete envuelto, con lejía, agua oxigenada o alcohol, y volver a lavarse las manos del mismo modo”, afirma Calle, que es profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja. “El riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo”, afirma la entidad.

La hipótesis más aceptada es que la transmisión del virus entre humanos se produce por el contacto con secreciones que el portador del virus genera al toser o estornudar. Pero, ¿cuánto tiempo sobrevive el virus en superficies? No se sabe con total certeza, aunque los investigadores señalan que parece comportarse como otros coronavirus.

Los estudios realizados hasta el momento indican que puede subsistir en diferentes superficies desde unas pocas horas hasta varios días. La OMS sostiene que este tiempo puede variar dependiendo de las condiciones. Por ejemplo, del tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente. La organización aconseja tomar medidas cuando se crea que una superficie pueda estar infectada. “Límpiela con un desinfectante común para matar el virus y proteger, de este modo, a los demás y a usted mismo. Lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz”, explica el organismo en una página web de preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus.

Aún hay pocas investigaciones sobre el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Pero una de ellas, publicada a finales de marzo en la revista científica The New England Journal of Medicine, revela que el virus puede permanecer tres días en plástico y uno en cartón. Para realizarla, los investigadores recrearon los estornudos y la tos humana con aerosoles.

Siempre que un producto venga envasado, Calle recomienda limpiarlo con un trapo de cocina empapado en lejía diluida o alcohol —con guantes puestos para evitar irritaciones—. “Si no es posible desinfectarlo por el tipo de producto que sea, dejarlo en un sitio al aire libre o bien ventilado como la terraza, el balcón o un tendedero durante cuatro días si es metal o plástico o dos días si es ropa, madera o cristal. Después de limpiarlo o dejarlo en el sitio escogido, hay que quitarse los guantes y lavarse las manos con agua caliente y jabón”, concluye.

Otras historias interesantes