Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Comercio 27 sep 2015

Como comprar en internet de forma segura

La evolución que ha supuesto el avance de las nuevas tecnologías ha permitido que comprar por internet, donde y cuando se quiera, sea una de las actividades más realizadas actualmente. Pero,   ¿Cómo de seguras son las compras por internet?, ¿podemos meter nuestra tarjeta de crédito en una compra?, ¿qué son los certificados SSL?, ¿es seguro nuestro PC?, ¿cómo evitar virus y sitios inseguros?

Un poco de historia

Con la aparición de internet y su uso por parte de usuarios no especialistas en tecnologías de la información, era cuestión de tiempo que apareciera el comercio electrónico.

De hecho, no fue hasta 1995 en una reunión del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), cuando el grupo se dio cuenta de la importancia de las PYMES en el desarrollo económico y en la creación de empleo. Pero, las oportunidades de las pequeñas empresas para acceder al mercado global eran muy reducidas, por algunos factores, como la falta de información o de integración en el propio mercado.  

Dadas estas circunstancias, el grupo puso en marcha el primer proyecto llamado “Un mercado global para PYMES”, cuyo principal objetivo era facilitar el incremento de la competitividad y la participación en el comercio global, aprovechando las oportunidades y el desarrollo de la sociedad de la información. Esto sería el primer intento serio de abrir el mercado a PYMES a través de internet y, daría paso a lo que hoy conocemos como comercio electrónico.

A raíz de este proyecto en nuestro país se creó el portal en español Comercio Electrónico Global.

Características del e-Commerce

El comercio electrónico es ubicuo, y es accesible en multitud de dispositivos. Su alcance es global, no está limitado territorialmente, el alcance es multicultural y universal, con lo que los potenciales clientes quedan limitados sólo por su acceso a internet.

El comercio electrónico es interactivo, el cliente elige a través de una plataforma dinámica que, presenta productos al consumidor en función de sus preferencias y gustos. La información ofrecida es actualizada con frecuencia, lo que aumenta su calidad, se reducen los costes de almacenamiento y se ofrece de forma personalizada.

El comercio electrónico, en definitiva permite a las empresas, aumentar su población objetivo, abaratar los costes en cuanto al almacenamiento y transmisión de información actualizada a sus potenciales clientes y facilita a los clientes la comparación de mercados.

Uso de comercio electrónico en España

Según la encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares del año 2010:

  • El 57,4% de los hogares españoles dispone de conexión de banda ancha a Internet.
  • El número de internautas supera los 22,2 millones de personas
  • El 17,4% de la población utiliza el comercio electrónico

Con respecto a los posibles riesgos de seguridad derivados del uso de internet, en esta misma encuesta se puede ver que los usuarios se muestran preocupados, en orden decreciente.

Primero por las infecciones de virus (mucho 72,5%), pero sólo un 33% tuvo un problema relacionado con ello en los últimos 12 meses. En segundo lugar por el acceso de sus hijos a páginas inadecuadas, el 62,6%. Sólo un 1,7% tuvo este problema. En tercer lugar, la recepción de correo no deseado (spam) 59,3%, donde el nivel de preocupación se acerca más al nivel de incidencia ya que el 49,7% recibió correo electrónico no deseado. Y en último lugar por las perdidas económicas debidas a mensajes fraudulentos, el 56% o el uso fraudulento de tarjetas de débito o crédito el 58,2% cuando los niveles de ocurrencia en estos casos fueron del 3,1% y el 1,9% respectivamente.

La seguridad, los dispositivos, la localización y la privacidad

Podemos afirmar que comprar en internet es seguro. Pero hay que tener en cuenta una serie de factores que afectan directamente a que lo sea.

Es conveniente hacer las compras desde dispositivos que sean de nuestra propiedad, o uso exclusivo, tendremos que tener un buen anti virus actualizado, para evitar que troyanos u otros softwares maliciosos, nos puedan robar datos de nuestras transacciones como números de tarjeta y códigos personales.

Cuidado con realizar transacciones comerciales vía internet en centros de trabajo, redes públicas, como aeropuertos o ciber-cafés.

Aún estando en nuestro domicilio, es posible que a través del portátil, el móvil o iPad queramos hacer alguna transacción electrónica, si nuestro dispositivo esta conectado vía wifi, tendremos que preguntarnos si nuestra red wifi es segura. Se recomienda que la red wifi esté asegurada con WPA ya que la seguridad WEP se puede franquear fácilmente, y cualquier aficionado podría interceptar nuestros datos en esa compra. Prácticamente todos los routers wifi permiten medidas de seguridad que impidan no sólo el acceso a nuestros datos si no a toda nuestra red.

Por otro lado hay que tener un servicio de email, que sea de calidad que impida que correos falsos conocidos como (phishing) lleguen a nuestra bandeja de entrada, para ello podemos usar servicios como Gmail o Yahoo que además de ser gratuitos, detectan si los correos son falsos en casi el 100% de las veces.

¿Que seguridad y protección ofrece el sitio web?

Igualmente tendremos que preguntarnos dónde está localizado el sitio web, si está en España, en la Unión Europea o en otro país. Tendremos que comprobar el nivel de privacidad que ofrece el sitio web en la tienda virtual. ¿Ofrece un sitio con certificado SSL desde el principio?,¿qué tratamiento hace de los datos personales de la dirección de envío y de registro?, ¿qué medios de pago acepta? y, ¿cuáles son sus condiciones de uso?

La Policía Nacional da una serie de recomendaciones para realizar compras por internet:

  • Compre y venda en páginas de confianza.
  • No dé nunca los números de sus cuentas, ni siquiera para ingresos.
  • No adelante dinero para recibir regalos o premios en metálico, ni para obtener contratos de trabajo.
  • Solo utilice su tarjeta de crédito en páginas de absoluta confianza y de entidades reconocidas.
  • Sea cauto con las ofertas generosas y con las que provienen de otros países.
  • Asegúrese de que está en un sitio seguro para las transacciones

Debería aparecer un candado en alguna parte inferior
del navegador. El inicio del nombre de la página debería ser: “https://www.”, en lugar del habitual “http://www.”

Veamos un ejemplo práctico

Entremos a analizar las medidas de seguridad /privacidad que ofrece el sitio web y como podemos comprobarlas en algún sitio en particular. El proceso de compra en internet, con leves variaciones supone un proceso de tres pasos básicamente.

  1. Llenar la cesta
  2. Formulario de registro y dirección de envío.
  3. Proceso de pago.

Para saber de dónde es una determinada web, a quien pertenece, la organización y donde está registrada, podemos usar páginas como WHOIS/WHOISIP. A la hora de llenar el carrito en cualquier página e-commerce, tendremos que verificar de que disponen de certificado SSL, ofreciéndonos información sobre la seguridad del sitio. ¿Por qué es importante el certificado SSL? Básicamente este certificado lo que hace es cifrar la información que se transmite entre el dispositivo del cliente y el servidor de la página, evitando posibles casos de fraude.

Muchos comercios online no disponen de certificado SSL durante el proceso de registro y recogida de datos, deberíamos sospechar si durante ese proceso piden datos sensibles, como tarjetas de crédito. Dado que la transmisión de datos no esta cifrada. El proceso de pago siempre debe hacerse bajo un sistema de cifrado SSL.

Modos de pago seguros versus inseguros

Con respecto al pago online puede hacerse de varias formas, siendo las más frecuentes utilizar las tarjetas Visa, Mastercard o cualquier otra de débito o crédito, o a través de entidades como Nimble, gratuita para compradores.

Por último con respecto a los medios de pago señalar que hace varios años las entidades bancarias disponen de lo que se ha venido a llamar tarjetas visa virtuales. Como su nombre indica no son una tarjeta física, sino un contrato con nuestra entidad bancaria en el cual se pone a disposición un numero de tarjeta visa, con todos los datos necesarios para realizar compras en internet, y con la ventaja adicional de que son tarjetas prepago, es decir , nosotros recargamos la cantidad de dinero necesaria para realizar la transacción.

De esta forma no ponemos en riesgo la tarjeta física que tienen límites de disponibilidad más altos y por tanto suponen una ventaja de seguridad adicional muy importante.

Con respecto a los pagos contra reembolso, exija al vendedor que le permita la apertura del paquete a la recepción antes del pago para su verificación y posible devolución si no está satisfecho y evite llevarse una sorpresa.

Problemas que pueden surgir

En el proceso de pago podemos encontrarnos con varios problemas que tienen fácil solución. Puede ser que tengamos problemas con los certificados de seguridad, debido a que si la entidad certificadora no es muy conocida no tengamos este certificado raíz incluido en nuestro navegador, con lo que el navegador avisa de que no tienen información sobre el certificado aunque diga que es válido.

Puede ocurrir que el certificado esté caducado, con lo que el navegador nos avisará de esta circunstancia, aquí hay una serie de consejos sobre que hacer ante esta circunstancia.

Por otro lado puede ocurrirnos que haya algún error de comunicación en el proceso de pago, errores en las comunicaciones etc. En este caso deberíamos asegurarnos de si el pago se ha realizado o no, vía nuestra entidad bancaria, y ponernos en contacto con el administrador de la página para avisar de tal incidencia.

Otras historias interesantes