Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis económico 21 dic 2018

Vuelta y media al riesgo país argentino en la Torre de BBVA Francés

‘Argentina, qué deparará 2019’ fue la apelación que atrajo al auditorio de la Torre Corporativa BBVA a más de un centenar de clientes e inversores para analizar junto al politólogo Sergio Berensztein y la economista jefe de Research BBVA para Argentina, Gloria Sorensen, la futura definición del poder político y la marcha actual de la economía.

El desayuno con que BBVA Francés agasajó esta semana a clientes de empresas fue una excusa para crear oportunidades al reunirlos, pero también para que recibieran asesoramiento especializado sobre lo que se puede esperar de la economía y la elección presidencial.

Si bien los expositores nada dijeron sobre quién ganará la elección ni a cuánto estará el dólar a fin del año próximo, aportaron a la audiencia una serie de tips para poder ir monitoreando las variables que desembocarán en el decisivo acto comicial. Como subrayó el titular de la unidad Corporate & Investment Bank (CIB), Carlos Elizalde, al hacer las presentaciones, 2019 es un año signado por la expectativa y la incertidumbre tanto por lo que sucederá en el país como en el mundo.

Las inquietudes contenidas en las preguntas que hicieron los asistentes al cabo de las disertaciones fueron sobre si puede haber ‘default’ o refinanciación de la deuda argentina cuando haya nuevo gobierno, a lo que Gloria Sorensen respondió que es poco probable que el FMI deje de apoyar a la Argentina si viene cumpliendo con las metas fiscales y monetarias comprometidas. Señaló, además, que habrá que ver cuál será la situación internacional en la cual sale el país nuevamente a los mercados.

Se dejaron entrever dudas en torno a que el presidente de Argentina, Mauricio Macri, pueda llevar a cabo en otro mandato las reformas que no hizo en este, sin un período más por delante para cosechar los frutos. A lo que Sergio Berensztein señaló que podría ser que el mandatario tuviera la audacia de llevar adelante los cambios, pero remarcó que no será una tarea fácil.

Interrogantes preelectorales

¿Sería posible ver juntos a dirigentes como María Eugenia Vidal y Juan Manuel Urtubey?, consultaron a Sergio Berenstein, a lo que contesto que sí, e inclusive mencionó una vía moderada del medio por la que podrían transitar aliados el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, el de San Juan, Sergio Uñac, o Sergio Massa.

El escenario económico que planteó Gloria Sorensen es de mejoría fiscal, que ya empezó a manifestarse: una reducción del ritmo inflacionario cercano al 2% mensual promedio en 2019, también la baja gradual de las tasa de interés y un suave repunte de la actividad económica previsto para el primer trimestre del año que viene.

Sorensen avizora una evolución positiva de los indicadores económicos aunque signada por la posibilidad de episodios de volatilidad cambiaria, consecuencia de las tensiones financieras internacionales y de la incertidumbre que vaya generando el proceso electoral argentino.

Sergio Berensztein trazó una hoja de ruta para no perderle pisada al proceso preelectoral, empezando por observar la definición este verano de si Roberto Lavagna será o no candidato justicialista, como lo impulsan desde el ala sindical y lo apadrina el ex presidente interino Eduardo Duhalde. El otro ‘tip’ a seguir, según aconsejó, tiene que ver con la conformación de las alianzas y los distanciamientos personales que acaecerán, ya sea dentro de la coalición Cambiemos y en el peronismo.

El politólogo afirmó que el oficialismo tiene opciones de ganar, pero habrá que pulsar la repercusión de la economía en cada segmento del electorado. No obstante, dejó flotando como condición que “algo más tendrá que dar”.

Otras historias interesantes