Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Préstamos 01 nov 2017

2.000 pesos por mes convierten a un peatón en motociclista

Es una parte de la explicación de por qué desde comienzos de año se patentó 50% más de motos que en 2016. Y hoy circula una moto cada dos autos y cada 7 argentinos.

Salió del banco con la satisfacción de contar ya con el préstamo personal acordado por el equivalente a 60.000 pesos  y se fue derechito a la concesionaria de motos a cerrar la compra de una Rouser As 200.

A partir del día siguiente dispondría de su vehículo para patentar, a un costo entre 360 y 900 pesos, más de 90 a 180 pesos del seguro obligatorio, unos 1.300 pesos de un casco, le cargaría 40 pesos de combustible y, ya disfrutándolo a discreción, recién para el otro mes se preocuparía por pagar los 2.000 pesos de la primera de las cuotas.

Es una trama con final feliz que podría reproducirse en gran parte de los casos relacionados con los 434.055 motovehículos que se llevaban vendidos entre enero y agosto de este año, que representan 48% más que el acumulado de 2016.

En la Cámara de Fabricantes de Motovehículos grafican la diferencia de costos: a una moto se accede con lo que gana un argentino en menos de dos meses. Y un auto, cuyos valores superan los 210.000 pesos, requiere la plata de más de dos años. A diciembre de 2016 circulaban 12.503.920 vehículos en la Argentina y casi 6 millones de motos.

El boom de las motos lo explican con el argumento de que brinda una solución barata y eficiente a la crisis del transporte público en la gran ciudad, donde hay cada vez más oferta pero se multiplica el tráfico. Pero también hacen su aporte en el interior, donde las distancias son grandes y faltan servicios.

Pero, además, aprovechar los amplios planes crediticios para una buena opción de dos ruedas hasta 125 centímetros cúbicos, que representa el 60% de los patentamientos, equivaldría al costo de equipar el hogar con televisor Led Smart pantalla curva de 55 pulgadas, de ultra definición HD (3840×2160 pixeles), que tiene un precio de lista de 40.000 pesos.

Receptividad del crédito

Las motos más comunes hoy en día son las de 110 centímetros cúbicos de cilindrada, con valores que van desde los 15.000 a los 32.000 pesos y una amplia variedad de marcas en oferta, al ser de las más buscadas.

Las scooters, que son muy requeridas, se consiguen desde los 25.000 hasta los 45.000 pesos, promedio, según la marca, calidad y sofisticación. Las consideradas de alta gama cotizan hasta 92.000 pesos.

La financiación en cuotas para las motos está siendo, en general, muy bien recibida por los clientes, lo mismo que los créditos para aplicar al turismo, la construcción, supermercados y tecnología.

BBVA Francés ofrece una promoción de préstamos personales 7X6, “Pedilo en 7 años y paga solo 6, seas o no cliente” es una línea especial a 84 meses, con el beneficio de la bonificación de los últimos 12 meses si se cumplen los requisitos de la devolución en las condiciones pactadas.

La diferencia la hace también la agilidad con que se moviliza en el tránsito cada vez más denso de las metrópolis; y en el ahorro en combustible que torna más económico desplazarse para el trabajo, estacionar en las veredas o trasladarse de un lado a otro.

El presupuesto de gasto diario de una moto es tres veces menor que el del automóvil. Por ejemplo, un ciclomotor de entre 125 y 150 cilindradas recorre 100 kilómetros con menos de dos litros de nafta, para estacionarla en un garaje cobran el 30% de la tarifa de un auto y le cobran la mitad del peaje.

Menos de 120 pesos de carga pueden durar más de 10 días si es para ir y volver del trabajo, aunque si se suman viajes extra (facultad, clases, club u otras actividades) alcanza para una semana.

Tal es así que suele usarse como transporte de mercaderías (los deliverys por ejemplo), mensajería (rapimotos) y, en cualquier momento, se extenderá su utilización al servicio de carrymoto, que es un minitaxi para 2 pasajeros como máximo que funciona en otros países.

El parque de motos se duplicó en los últimos cinco años, mientras el de automotores creció 30%. En 2009 había 1 moto cada 4,5 autos registrados, actualmente ya se cuenta 1 motovehículo por cada 3 autos.
La mitad del parque de motos se concentra en los territorios más poblados del país: Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Como dato relevante, “la mayoría de los motociclistas son jóvenes de entre 18 y 35 años y ocho de cada diez son hombres”, añade el estudio de la la Agencia Nacional de Vialidad Nacional (ANSV) y el Ministerio de Transporte de la Nación.

De 3.002.423 motovehículos que había en 2009, otros tanto salió a las calles y el año pasado cerró con un total de 5.983.223 unidades, conforme a los registros oficiales publicados por la Dirección Nacional de Observatorio Vial.

Otras historias interesantes