Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Coronavirus 15 abr 2020

BBVA ajusta su servicio en sucursales en EE. UU. como respuesta a la crisis del COVID-19

La filial de BBVA en Estados Unidos suspenderá la atención en el interior de una gran parte de sus 637 oficinas en todo el país y ofrecerá sus servicios exclusivamente a través del área de ‘drive-through’, que permite a los clientes operar con un cajero inteligente sin necesidad de bajarse del coche. Se trata de una medida dirigida a salvaguardar la salud de sus clientes, empleados y las comunidades en las que el banco está presente, además de contribuir a limitar la propagación del coronavirus.

Según Larry Franco, responsable de banca para particulares de BBVA USA, esta medida se suma a las otras adoptadas por la entidad recientemente para, desde la responsabilidad que asume frente sus clientes, empleados y las comunidades en las que opera, seguir prestando servicio de manera segura mientras se resuelve esta situación sin precedentes.

Franco: “Estas medidas nos permitirán seguir cumpliendo con nuestro compromiso sin poner en peligro la salud y el bienestar de nuestros empleados.”

“Priorizar al cliente por encima de todo siempre ha sido uno de los valores que nos han guiado como organización global”, ha dicho. “Estas medidas que adoptamos por iniciativa propia nos permitirán seguir cumpliendo con nuestro compromiso sin poner en peligro la salud y el bienestar de nuestros empleados. Esta estrategia también nos va a permitir seguir ofreciendo servicios esenciales a través del 94% de nuestras sucursales, trabajando de manera segura y responsable”.

A partir del viernes 20 de marzo la mayoría de las sucursales de BBVA USA comenzará a prestar servicio exclusivamente a través de sus ‘drive-through’. Aquellas sucursales que no dispongan de este servicio y que estén ubicadas a menos de 15 kilómetros de otra sucursal con ‘drive-through’ cerrarán al público. En el 5% de sucursales que no disponen de este servicio y ubicadas a cierta distancia se habilitará un horario limitado de atención al público, tres días a la semana. Además, partir del 21 de marzo y hasta nuevo aviso, no se abrirán  sucursales en sábado.

BBVA sigue recomendando a sus clientes quedarse en casa y operar a través de tanto su plataforma de banca online como su aplicación de banca móvil.