Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Banca de inversión 01 abr 2019

BBVA crea el préstamo digital para clientes mayoristas

Se trata de un tipo de financiación bancaria dirigida a empresas en formato préstamo, cuyo precio está ligado al grado de madurez digital de la compañía, que se obtiene a partir de un análisis profundo por parte de firmas consultoras especializadas y que se revisa anualmente. Si la compañía mejora su nivel de digitalización, mejorará también las condiciones de esta financiación. De esta forma, alinea sus instrumentos financieros con la estrategia corporativa, obteniendo un incentivo financiero por mejorar su grado de digitalización y acelerar su transformación digital en el tiempo.

Principales características

El préstamo digital (D-loan, en inglés) es un producto innovador que presenta una serie de particularidades:

  • El propósito del préstamo no son las inversiones “digitales”, el préstamo puede destinarse a propósitos generales corporativos.
  • Si la madurez digital de la compañía aumenta o disminuye, el coste de la financiación variará en la misma dirección, de manera que las condiciones pueden mejorar o empeorar.
  • En un préstamo sindicado de este tipo encontramos la figura del asesor/coordinador digital, diferente e independiente de la figura del agente administrativo. El rol del asesor/coordinador digital es el de acompañar a la compañía en la selección y contratación de la consultora especializada así como supervisar el proceso de análisis, asignación de la nota digital y redacción del informe final. Además, es el encargado, junto con la compañía, de establecer el mecanismo de ajuste de precio del préstamo en relación al desempeño digital de la compañía. El asesor/coordinador digital también es responsable de la coordinación con el resto de bancos y con los asesores legales en todos los aspectos relativos a las características digitales de la financiación.

El papel de la consultora especializada

Una consultora independiente especializada en digitalización será la encargada de hacer un análisis profundo de múltiples aspectos de la compañía que concluirá con un informe en el que se incluye la puntuación que ha conseguido la empresa (nota digital) y que es la que se tendrá en cuenta para establecer las condiciones financieras del préstamo.

En su metodología de trabajo, la consultora considera entre otros aspectos: los fundamentales de la compañía; cómo entienden la digitalización; su estrategia y planificación en este ámbito; la innovación digital; su capacidad organizativa y tecnológica; y su modelo operativo y de ejecución. Adicionalmente son tenidos en cuenta la capacidad de contactar con clientes, fijar precios o personalizar sus servicios/precios basados en la digitalización. También valora la aplicación de inteligencia artificial, el análisis y uso de datos, el trabajo en ‘agile’, la ciberseguridad, entre otros.

¿Por qué tiene sentido este producto?

Diferentes informes de consultoras reconocidas como Boston Consulting Group o McKinsey  confirman que las compañías que emprenden una transformación digital rigurosa y bien diseñada son las que conocen mejor a sus clientes, se adaptan con mayor agilidad a los cambios, mejoran su competitividad y rentabilidad y por ello se espera que sean las ganadoras en su sector en el largo plazo. Es por ello que hoy en día la transformación digital ocupa las agendas de la mayoría de los CEOs.

Otras historias interesantes