Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Deporte Act. 29 ago 2017

“BBVA hace que pueda llamar a mis sueños, realidad”: taekwondista Honey Ospina

fotografía de Honey Ospina taekwondista BBVA mundial de Taekwondo
Rubén Darío Escobar (Colaborador externo)

Es de Bogotá, Colombia, tiene 19 años, es III Dan en taekwondo y es campeona mundial en la categoría figura individual femenina, hazaña que logró en Jesolo, Italia en 2015. Después fue plata en Budapest, en 2016 y hace poco volvió a colgarse el oro en la categoría cinturón negro III Dan en Buenos Aires, en la Copa Migthytist. Ahora se alista para el Mundial de Irlanda, en octubre próximo.

Honey Ospina puede decir de verdad que ha conseguido el oro a las ‘patadas’. Y es que esta bogotana, que cuenta con el apoyo de BBVA, comenzó a practicar el Taekwon-Do ITF en la escuela Hwa rang, a los seis años de edad y desde la categoría infantil comenzó su “cosecha dorada”: campeonatos nacionales e internacionales y festivales locales de la disciplina; en todos ha sido medallista.

Hasta que en los Centro Suramericanos de 2013, en Mar del Plata, Argentina, dio el salto a categorías “grandes” y obtuvo oro en la modalidad de combate preestablecido y un año después, en la Copa Mundo de Jamaica, una de oro y una de plata, en figuras y combate preestablecido.

“Todavía recuerdo el día que me hice campeona mundial en Italia, en 2015”, dice Honey Ospina a propósito de su afición y práctica de este deporte desde sus primeros años de vida: “Me hallaba en el costado central del ‘dojang’, llevaba puesto el cuarto cinturón que recibí y frente a una multitud con bastante expectativa, sentía la atención sobre mí. Cada respiro intensificaba el nerviosismo y la tensión entre la otra competidora y yo aumentaba a cada segundo, hasta que escuché: ´Si-Jak´, seguí las indicaciones y sin darme cuenta había llegado de nuevo a la posición inicial. Había ganado el oro. Ese día despertó mi instinto competitivo y conocí mi espíritu ganador; me había enamorado del Taekwondo. Me había enamorado de la competencia”, señala.

fotografía de Honey Ospina taekwondista BBVA mundial de Taekwondo

“Todavía recuerdo el día que me hice campeona mundial en Italia en 2015”, dice Honey Ospina. Foto: Archivo Particular - Honey Ospina

P: ¿Cómo fueron sus incios?

R: Al comienzo, los resultados que obtenía no fueron muy favorables pero no dejé que las derrotas quitaran mi interés e instinto ganador. Comencé a entrenar con mayor volumen e intensidad, mi deseo de ganar crecía proporcionalmente y el tiempo se encargó de lo demás. Luego, ganar era un suceso más frecuente y el entrenamiento mucho más exigente. Cada vez que ganaba, entrenaba enfocada en superar mi competencia anterior. Cada medalla era un premio que ganaba al vencerme a mí misma.

P: ¿Y el apoyo de sus padres y de su familia?

R: Ellos son el motor que suministra la fuerza y el valor necesarios para emprender caminos colmados de obstáculos en busca del éxito y son el pilar que me posibilita gozar de medios imprescindibles para cumplir mis sueños.

P: ¿Qué tipo de entrenamiento tiene y cómo es su alimentación?

R: Para mí, es óptimo entrenar por lo menos una hora en la mañana y dos en la noche. Cuando me preparo para competir a nivel internacional, entreno entre cinco y ocho horas todos los días. Llevo una dieta balanceada.

Fotografía de Honey Ospina, campeona mundial de taekwondo en figuras y medalla de oro en la pasada Copa Mightyfist de Buenos Aires

"Al comienzo los resultados que obtenía no fueron muy favorables pero no dejé que las derrotas quitaran mi interés e instinto ganador". Archivo Particular: Honey Ospina

P: ¿Cuéntenos detalles de cómo fue su pasada competencia en Buenos Aires?

R: No fue una competencia corriente, todas nos veíamos ganadoras y aunque las medallas quedaron repartidas para mi beneficio; fue un honor ganar el oro después de competir contra atletas del más alto nivel. No es sencillo regular los nervios, pero, sin ellos no somos capaces de exigirnos un poco más. Son la clave de la auto superación y la auto superación es la esencia que guía un ganador.

P: ¿Qué ha significado el apoyo de BBVA a su carrera deportiva?

R: BBVA hace que pueda, por fin, llamar mis sueños realidad, su apoyo me brinda la oportunidad de dejar mi legado en el mundo del Taekwon-do ITF. Agradezco mucho la decisión del área de Responsabilidad Corporativa de BBVA Colombia de promocionar deportistas sobresalientes en sus respectivas disciplinas deportivas con el fin de ampliar sus carreras como atletas de alto rendimiento y ganadores.

fotagrafía de Honey Ospina taekwondista BBVA mundial de Taekwondo

"BBVA hace que pueda, por fin, llamar mis sueños realidad, su apoyo me brinda la oportunidad de dejar mi legado en el mundo del Taekwon-do ITF". Archivo Particular: Honey Ospina

P: ¿Qué consejo le da a los niños y jóvenes que aspiran convertirse en deportistas de alto nivel?

R: La perseverancia y la pasión son fundamentales para ser dedicado y encontrar placer en la constancia. Estos componentes son, sin duda, más importantes que el talento. No importa el deporte, o la disciplina que practiquen, los resultados se ven cuando se entrena con dedicación y esfuerzo.

Pero, más allá de los deberes y de formar a los niños con responsabilidad, es asegurarse de que amen y disfruten la disciplina que practican. De esa manera y de la mano con el ámbito competitivo no desistirán y modelarán sueños alrededor del apego. El apoyo de los padres es imprescindible y la libertad de expresión del niño es fundamental para su formación deportiva. La competencia debe permanecer en un segundo plano hasta la adolescencia, con la excepción de algunos casos.

P: ¿Qué viene para Honey en lo que resta de 2017 y qué hay para el 2018?

R: En lo que resta del año, me preparo para ir a los Mundiales de Irlanda, que se realizarán en Dublin, del 10 al 15 de octubre y en donde aspiro a conseguir de nuevo el oro. Posteriormente, vendrá el Campeonato Nacional y dos torneos locales: Legado de Campeones y el segundo Open Nacional WAKO Colombia. Ya de cara al 2018, estaré en un campeonato suramericano, volveré a la Copa Mightyfist, de Buenos Aires, a defender mi oro y luego vendrán Australia y diferentes campeonatos locales.

Otras historias interesantes