Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA Research: "El crecimiento de la economía andaluza continuará con un aumento del PIB del 3,1% en 2017 y del 2,7% en 2018"

bbva-apertura-researchandalucia

BBVA Research confirma que la recuperación de la economía andaluza continuará tanto este año como el siguiente, ya que prevé un crecimiento del PIB del 3,1% en 2017 y del 2,7% en 2018. Así lo indica el servicio de estudios de BBVA en su último informe 'Situación Andalucía', presentado este martes por el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, y el director de la Territorial Sur de BBVA, José Ballester. BBVA Research estima que, en estos dos años, podrían crearse cerca de 200.000 empleos y se reduciría la tasa de paro hasta el 23,5% en 2018.

El informe Situación Andalucía apunta a que la economía de la región avanzó a un ritmo del 2,8% durante 2016, encadenando tres años consecutivos de crecimiento. Esta recuperación se explica por el aumento de la demanda interna andaluza, el incremento de la inversión motivado por las reformas de años anteriores y la reducción de los desequilibrios en el sector privado, y unos récords históricos en los datos de turismo y exportaciones de bienes. Por otro lado, el mantenimiento de unos tipos de interés históricamente bajos, y el aumento de la renta disponible de las familias, apoyada por un precio del petróleo relativamente bajo y la mejora del mercado laboral, impulsaron el crecimiento del gasto doméstico.

Hacia delante, se espera que el ritmo de crecimiento regional se sitúe finalmente en torno al 3,1% en el conjunto de 2017 y desacelere hasta el 2,7% en 2018, en línea con las perspectivas para el conjunto de España (3% y 2,7%, respectivamente).Los datos disponibles en el inicio de 2017 permiten prever una moderada aceleración del crecimiento. En concreto, durante el primer trimestre del año, se estima que el PIB andaluz podría estar aumentando alrededor de un 0,9% en términos trimestrales, una décima superior al avance esperado en la economía española.

Un precio del petróleo todavía muy por debajo de los niveles de 2014, la política de bajos tipos de interés que, por el momento, se mantiene y el impulso cíclico en España y Europa, junto con el impacto de las reformas implementadas en los últimos años, deberían continuar reduciendo los desequilibrios de la economía andaluza, alentando el crecimiento de las exportaciones y disminuyendo la incertidumbre de familias y empresas.

bbva-domenech-ballester-reserarch

Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research y José Ballester, director de la territorial Sur de BBVA.

200.000 empleos en el bienio 2017-2018

Las previsiones de crecimiento del PIB explican la evolución esperada del mercado laboral en la región para el bienio 2017-2018, con la creación de 200.000 empleos y la reducción de la tasa de paro hasta el 23,5% a finales de 2018.

En todo caso, aun si se cumplen estas previsiones, en diciembre de 2018 la tasa de desempleo se situará todavía 11,4 puntos porcentuales por encima de su mínimo en 2007.

Factores de riesgo

Si bien las previsiones para 2017 son positivas, persisten una serie de factores de riesgo externos e internos que podrían limitar el alcance y la velocidad de la recuperación de la región.

En primer lugar y a nivel externo, se mantienen las dudas en torno a posibles medidas proteccionistas que puedan frenar la recuperación del comercio global. Es el caso de la incógnita en torno a la política comercial exterior de EE.UU. y el rumbo de las negociaciones para la salida de Reino Unido de la UE. Por otro lado, las futuras citas electorales de 2017 en Francia y Alemania generan una mayor incertidumbre, y la futura retirada de los estímulos monetarios por parte del BCE supone un riesgo importante a tener en cuenta, ya que podría limitar el consumo y la inversión en la economía española.

En el panorama interno, la desaceleración de la demanda interna nacional podría generar riesgo para Andalucía en los próximos trimestres. La exportación de servicios turísticos sería el sector más afectado, ya que de hecho, el turismo español constituye el grueso de las visitas a la región, que además se verá influido por el encarecimiento del precio del petróleo.

Por otro lado, aunque la incertidumbre sobre la política económica se ha moderado, según las estimaciones de BBVA Research podría seguir restando algunas décimas al crecimiento. En este aspecto, será clave la capacidad de generar consensos alrededor de las medidas para mejorar el funcionamiento de los mercados de bienes y servicios, con el fin de aumentar la velocidad del crecimiento y la creación de empleo.

En todo caso, la necesidad de continuar reduciendo los desequilibrios que aún conserva la economía andaluza (tasa de paro, déficit público, etc.) obliga a la consideración de nuevas reformas que ayuden a elevar el crecimiento de la productividad, mientras se mantiene el del empleo y se consolida el desapalancamiento frente al resto del mundo.

Para más información pinche aquí.

Otras historias interesantes