Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA Research: "Durante los próximos meses, el crecimiento será menos heterogéneo entre el norte y el este"

BBVA Research presentó la pasada semana el informe ‘Situación España’, correspondiente al primer trimestre de 2017, en el que se mejoraba la previsión de crecimiento para nuestro país en dos décimas, alcanzando el 2,7% en 2017. En las autonomías, esta previsión se traduce en algunos cambios en el escenario, con una reducción de la brecha de crecimiento en las zonas del Mediterráneo con respecto al norte de España. El crecimiento de la actividad desplazará a comunidades como Galicia, Aragón, País Vasco y Castilla y León, mientras que el menor dinamismo del turismo, entre otros factores, pone un foco de vulnerabilidad en las regiones que hasta ahora presentaban un mayor dinamismo, como Cataluña, Comunitat Valenciana, Murcia o Madrid.

El ‘Observatorio Regional’, correspondiente al primer trimestre de 2017,  publicado hoy por el servicio de estudios de BBVA, constata que la actividad se desplaza hacia el norte de España. Sin embargo, la creación de empleo continuará siendo mayor en las comunidades del sur y el levante. Así, en Andalucía, Illes Balears, Canarias, Cataluña, Murcia y la Comunitat Valenciana la creación de empleo rondará el 3% anual de media a lo largo del bienio 2017-2018.

Miguel Cardoso: "Se reducirá la heterogeneidad del crecimiento entre comunidades autónomas"

Disminuye la demanda interna en las comunidades más dinámicas

“Durante 2016 se ha consolidado la recuperación y la creación de empleo en España”, ha apuntado Miguel Cardoso, economista jefe para España y Portugal de BBVA Research. Nuestro país creció un 3,2% en 2016. Los aumentos más significativos del PIB se observaron en Madrid y en el este peninsular: Cataluña, la Comunitat Valenciana y Murcia.

De cara a 2017, se espera que algunos impulsos que empujaban la economía de las regiones mediterráneas tengan un menor impacto. De hecho, asegura Miguel Cardoso, “ya estamos viendo una moderación de la demanda interna en comunidades como Cataluña, Comunitat Valenciana, Murcia o Madrid”. Entre esos factores destacan la moderación esperada de los flujos turísticos, el impacto decreciente de la política monetaria en las cargas financieras, la reversión parcial del descenso en el precio del petróleo y un menor impulso de la política fiscal respecto a lo observado durante los últimos dos años.

"El norte podría diferenciarse positivamente en crecimiento durante este año"

Respecto al impacto que pueda tener el agotamiento en el crecimiento en los flujos turísticos, destaca la baja productividad de los puestos de trabajo creados hasta el momento en Illes Balears y Canarias y también la dificultad de incrementar el gasto por turista, lo que junto a factores como la depreciación de la libra frente al euro suponen un foco de vulnerabilidad para las islas de ahora en adelante.

La normalización de la política monetaria, un reto adicional para las comunidades más endeudadas

La recuperación de la inflación, asociada al aumento de precio de las materias primas, hará que disminuyan paulatinamente las políticas de estímulo monetario del BCE, que podría adelantar los aumentos de tipos de interés hacia el final de 2018.

La pérdida de este estímulo puede afectar en mayor medida a las comunidades con agentes más endeudados, como es el caso de Andalucía, Canarias, Murcia o Illes Balears.

Aumento de las exportaciones

El crecimiento mundial debería impulsar las exportaciones de bienes, algo que beneficiará a las comunidades del norte. Además, regiones como Galicia, Aragón, País Vasco o Castilla y León cuentan con un nivel de apalancamiento relativamente bajo. Como consecuencia, éstas “estarán en una mejor posición para aprovechar el impulso de una política monetaria expansiva y serán menos vulnerables a los cambios que podrá tener la política monetaria en los próximos meses”, indica Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research.

Además, la necesidad de continuar con el proceso de reducción del déficit autonómico puede implicar un mayor esfuerzo para comunidades como Extremadura o Cantabria, cuya necesidad de llevar el desequilibrio en las cuentas públicas al nuevo objetivo de déficit puede ralentizar la recuperación. Lo contrario pasa en Andalucía, donde la política fiscal debería dejar de lastrar el crecimiento, algo que sucedía en ejercicios anteriores.

El norte experimenta un avance del PIB per cápita superior a la media

Algunas comunidades autónomas como Aragón, Galicia, País Vasco, Navarra o Castilla y León están menos expuestas a la desaceleración del turismo o al posible alza de los tipos. El aumento del PIB vendría dado por la mejora en la productividad, ya que el empleo, más ligado a la industria, mantendrá ritmos de crecimiento inferiores que en las regiones más turísticas.

Las regiones con mayor caída de la población, como Galicia, Aragón o Castilla y León podrían experimentar un mayor avance del PIB per cápita. Por el contrario, el menor crecimiento del PIB en Balears y Canarias, y el mayor crecimiento de la población en Madrid, podrían dar lugar a crecimientos del Producto por habitante levemente inferiores a la media en estas regiones.

PIB per cápita en 2015 y cambio esperado hasta 2018

BBVA Research pib-per-capita-2015-vs-2018

El empleo crecerá un 3% de media en las regiones turísticas

El sector turístico finalizó el año con un nuevo récord de visitantes extranjeros y pernoctaciones, lo que habría actuado de soporte para el empleo en las comunidades más turísticas. De cara a futuro, la creación de empleo seguirá siendo mayor en las regiones más dependientes del turismo y rondará el 3% anual en Andalucía, Illes Balears, Canarias, Cataluña, Murcia y la Comunitat Valenciana a lo largo del bienio 2017-2018. Este hecho facilitará la disminución de la tasa de paro, en particular en las comunidades en las que la proporción de parados es mayor.

Otras historias interesantes