Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

BBVA world Act. 26 sep 2017

Boca tiene la receta con los ingredientes exactos

Cuatro jugados, cuatro ganados, doce goles a favor, uno en contra y, sobre todo, la sensación de que Boca se ha vuelto imbatible en el fútbol argentino.

Boca (12 puntos) vapuleó a Vélez (7), que llegaba invicto y sin haber recibido goles en las primeras tres fechas. Y fueron cuatro goles, pero pudieron ser más, porque el notable nivel colectivo -más allá del lucimiento de varias de las individualidades- que está mostrando el conjunto que dirigen los Barros Schelotto por ahora sólo genera incógnitas respecto de la diferencia que le sacara a cada rival que va cruzándose por el camino.

Un goleador –Benedetto- en estado de gracia, que convierte en oro todo lo que toca, más allá de las piruetas; un segunda punta encendido como Pavón; mediocampistas que andan con pie de terciopelo por la cancha; un par de máquinas de traccionar sin parar desde los costados de la defensa; marcadores centrales asentados y serios, y un arquero que cada vez participa menos, por mérito del conjunto.

Con esos ingredientes, Boca le ganó 4-0 a Vélez, mira a todos desde arriba y amenaza con necesitar binoculares dentro de pocas fechas porque todo indica que se va a ir cortando solo en la tabla de posiciones.

Nacho Fernández se tropieza con la marca ferrea de un jugador de Argentinos. Gentileza del Departamento de Prensa de River Plate

River (10), que asoma como el rival que puede discutir mano a mano, tuvo una semana compleja, de alta tensión. El jueves jugó por los cuartos de final de la Copa Libertadores contra Jorge Wilstermann, de Bolivia, y entre los nervios previos y el relajo posterior, el plantel vivió un sube y baja emocional que seguramente influyó en el bajo rendimiento del domingo, cuando empató 1 a 1 contra Argentinos (1) en el Monumental.

El entrenador local, Marcelo Gallardo justificó el bajón futbolístico a partir de la goleada frente al equipo boliviano. Lo concreto es que River dejó los primeros dos puntos del torneo por el camino.

La fecha 4 de la Superliga Argentina se había puesto en marcha el viernes con el aburrido empate sin goles entre Belgrano (7) y el necesitado Tigre (2). Y después, el sorprendente Patronato (9) derrotó 2 a 1 a Atlético Tucumán (4).

El sábado, Boca y Vélez se robaron el protagonismo, aunque hubo otros resultados destacables. Temperley (4) consiguió su primer triunfo al vencer a Arsenal (0) en Sarandí, por 1 a 0; Huracán (7) y Unión (9) generaron bostezos con un soporífero 0-0 en Parque Patricios, pero cumplieron con el objetivo de mantenerse cerca de los puestos altos, y Talleres (7) sorprendió con un valioso triunfo sobre Chacarita (2) por 1 a 0, en San Martín.

En el último turno del sábado, Godoy Cruz (6) venció a Independiente (4) por 1 a 0, con un penal que generó largos debates, en un partido que –por méritos y actitud ofensiva- debería haber favorecido ampliamente al equipo de Ariel Holan. Pero, como suele sucederles a los de Avellaneda, volvieron a desaprovechar muchas posibilidades de gol y terminaron con los bolsillos vacíos.

El domingo largó con el triunfo de Colón (8) por 3 a 1 sobre Defensa y Justicia (4) y siguió con la victoria de Gimnasia (4) sobre Olimpo (1) por 1 a 0 en Bahía Blanca.

Después, Banfield (9) fue una máquina eficiente y letal, en Rosario: le ganó 4 a 0 a Central (3) y demostró otra vez que tiene jugadores que de mitad de cancha para adelante son capaces de complicar a cualquiera.

En el cierre del día, Racing (5) fue ineficaz y San Martín de San Juan (4) fue amarrete. El resultado, un 0 a 0 que podía tomarse como efectivo somnífero para clausurar el fin de semana.

Para el cierre, ayer lunes, quedaron los triunfos de Lanús (6) sobre Newell´s (4) por 1 a 0 y de San Lorenzo (8) ante Estudiantes (4) por 3 a 1, en la cancha de Quilmes.

Foto de Portada. Gentileza del Departamento de Prensa de Boca Juniors.

Otras historias interesantes