Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cómo gestiona BBVA Paraguay los riesgos ambientales y sociales

Una banca sólida es uno de los mayores motores de crecimiento económico sostenible. En BBVA Paraguay, el abordaje de la gestión de riesgos ambientales y sociales ha sido un proceso gradual y de mucha labor realizado con el objetivo de integrar esta dimensión a la evaluación y análisis de los riesgos crediticios, de mercado, legales de cada operación efectuada.

La evolución hacia un sistema financiero más sostenible es fundamental para asegurar un crecimiento económico estable y sólido. El desempeño financiero está estrechamente relacionado con factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “la sostenibilidad es relevante para el sector financiero, dado que permite canalizar fondos a empresas que demuestren su capacidad para aprovechar las nuevas oportunidades de mercado, y garantizar que las empresas en sectores más riesgosos gestionen adecuadamente los riesgos ambientales y sociales asociado”.

Desde el año 2014, BBVA Paraguay ha venido trabajando en incorporar los principios para la gestión de riesgos ambientales y sociales mediante capacitaciones, con el apoyo de entes multilaterales como el Banco de Desarrollo Holandés (FMO), el Banco de Desarrollo Alemán (DEG), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Financiera Internacional (IFC), además del soporte brindado por la Mesa de Finanzas Sostenibles, que aglutina a instituciones financieras que promueven la responsabilidad del sector hacia una economía sostenible.

Cómo gestionar los riesgos ambientales y sociales

Las empresas y organizaciones de la sociedad civil tienen la responsabilidad de generar utilidades y a la vez hacer una contribución positiva a la sociedad. La responsabilidad se demuestra fundamentalmente en la gestión del negocio. Se es responsable cuando se genera un beneficio de forma comprometida.

BBVA Paraguay cuenta con una Política para la Gestión de Riesgos Ambientales y Sociales, que supone administrar los riesgos ambientales y sociales de la cartera del banco a modo de comprender y detectar el potencial impacto sobre dicha cartera. Asimismo, se trata de dar un enfoque sistémico al proceso de análisis del riesgo crediticio trabajando como un solo equipo.

El Sistema de Gestión de Riesgo Ambiental y Social vela porque las decisiones de crédito consideren factores de riesgo ambiental y social entre los puntos básicos de análisis de cada propuesta crediticia y sean incluidos los ‘covenants’ necesarios para garantizar una efectiva gestión del riesgo ambiental y social.

A la vez, permite institucionalizar las medidas necesarias para gestionar efectivamente potenciales riesgos de los sectores más importantes de la economía, dando cumplimiento a normas, políticas y disposiciones legales regulatorias e incentivando a los clientes y potenciales clientes a prevenir y mitigar los riesgos ambientales y sociales. De esta manera se construye una cultura de conciencia, de compromiso y fortalecimiento de la confianza para con el banco.

El camino hacia la sostenibilidad

A nivel global, BBVA ha asumido el compromiso de impulsar los Principios de Banca Responsable y promover las finanzas sostenibles. Con eso se busca acelerar el cambio que la sociedad necesita y contribuir a asegurar el bienestar de las próximas generaciones. En este sentido, los bancos deben liderar la implementación de nuevos métodos y herramientas para conseguir objetivos sostenibles a través de la financiación, pues tal y cómo lo expresa el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, “el futuro de las finanzas es financiar pensando en el futuro”.

Además, BBVA se comprometió a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera hasta 2025. Se priorizará la mitigación de los riesgos ambientales y sociales para minimizar así los impactos directos e indirectos potencialmente negativos. Además, BBVA quiere involucrar a sus grupos de interés para promover de forma colectiva una mayor contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

Otras historias interesantes