Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Bienestar social 15 mar 2018

Comunidades campesinas de Santander, ven su futuro en las abejas

“La apicultura es la única industria realmente sostenible que le puede aportar riqueza a las personas”. Con esta frase contundente, Germán Perilla, un colombiano nacido en Boyacá pero a quien el amor le puso su corazón en Santander y gran parte de su vida en los Estados Unidos, quiere llamar la atención sobre la importancia de la conservación de las abejas. Él es un experto en el tema apícola y ha puesto al servicio de las comunidades campesinas de Santander su conocimiento a través de Honey Bee Initiative y el apoyo de BBVA.

Que 15 estudiantes de finanzas y negocios del estado de Virginia, en Estados Unidos, decidan un día hacer maletas y, junto a dos de sus profesores, adelantar sus vacaciones de Semana Santa para irse a Socorro, Santander, en Colombia, no es cosa que ocurra todos los días.

Eso fue lo que hicieron Germán Perilla, un colombiano de nacimiento, pero arragaido desde hace muchos años en Estados Unidos y profesor de tiempo completo en la Universidad George Mason, y su colega Lisa Gring Pemble, con quien fundara Honey Bee Initiative. Ellos decidieron viajar a Colombia para ver de cerca un proyecto que el propio Perilla puso en marcha en 2017 en varios municipios de Santander. De paso se trajeron a sus alumnos que, entre otras competencias, se forman en temas de emprendimiento y desarrollo social.

BBVA puso los recursos económicos, la Universidad Industrial de Santander aportó toda su experiencia técnica y nosotros, desde la George Mason, armamos todo el programa”

Por eso German Perilla, un biólogo y experto mundial en temas apícolas, con varias especializaciones en esta rama, dice: “Hemos venido a Socorro con este proyecto que busca, en primer lugar, empoderar comunidades campesinas de la zona, especialmente mujeres, para que tengan experiencia en apicultura y estén dispuestas a cambiar la cultura apícola, con el fin de encaminarlas hacia un tema más productivo. BBVA puso los recursos económicos, la Universidad Industrial de Santander  aportó toda su experiencia técnica y nosotros, desde la George Masón, armamos todo el programa”.

Comunidades campesinas de Santander ven en las abejas su futuro

Los profesores German Perilla y Lisa Gring, durante una clase con los alumnos de la Universidad George Mason, en la vereda Alto de Reinas, en Socorro, Santander.

Giovanni Monsalve, coordinador académico de la Universidad Industrial de Santander (UIS), en Socorro, se conoce como la palma de la mano toda la zona agrícola de esta región santandereana y se ha encargado de recorrer no solo la parte rural de Socorro, sino también de Palmas, Confines y Simacota, para establecer la formación técnica de los apicultores beneficiados con el proyecto. Él se encarga de hacer seguimiento a las colmenas que se pusieron en marcha en agosto pasado y asesora los pasos siguientes del proyecto, con lo que la vinculación del primer centro académico del departamento ha sido fundamental en la continuidad del programa.

Lisa Gring, es una académica y profesora destacada, que de la mano de Honey Bee Initiative llegó a Santander. “Estoy maravillada de ver lo bien que nuestro proyecto se viene desarrollando en este departamento. Estoy feliz de estar en Colombia, nunca me imaginé que fuera un país tan hermoso”, dijo.

Francis Fuller, nació en Cartagena, Colombia, pero un día decidió irse a estudiar a EE.UU. y las cosas de la vida la llevaron a estudiar negocios y finanzas en la George Mason, en donde se encontró con esta posibilidad de viajar a su país natal.  “Cuando supe de este viaje y de la posibilidad de ir a Colombia no lo dude dos veces, yo ya había vuelto a Cartagena varias veces, pero no conocía ninguna otra región y estoy encantada de conocer esta tierra de Santander y ver todo su potencial, pero sobre todo, saber de sus enfoques sostenibles”, comenta.

La apicultura, una oportunidad para las comunidades campesinas de Santander

Para acercarse a los cultivos de la abejas Apis (africanizadas) se requiere traje especial y observar normas de seguridad.

Esta zona de Santander ha tenido tradición apícola. En el marco de Escuela para el Emprendimieto BBVA que la entidad desarrolló durante cuatro años en todo el departamento, en algunas instituciones educativas de municipios cercanos como Palmas de Socorro, Confines, Simacota y Guapotá, muchos de los estudiantes trabajaron su idea de negocio a partir del cultivo de abejas y la producción de miel.

De esta zona es Edilio Zuluaga, un campesino de la vereda Alto de Reinas, nombre dado en honor a las mujeres de la zona, uno de los 20 beneficiados con colmenas de abejas Apis, especie llamada Africanizada, pero que realmente deriva de varios cruces, no solo de abejas de ese continente sino también europeas. “Tener estos apiarios me han dado otra visión de los que puede ser el campo, aquí no nos enfocamos solamente en producir miel, sino que el proyecto que tenemos es comenzar a plantear un nicho de negocio enfocado en subproductos”, dice Zuluaga a quien la visita de la George Mason le ha servido para afinar su proyecto.

Es así como durante la presentación del programa que se llevó a cabo en el aula máxima de la UIS, seccional Socorro, un grupo de alcaldes de los municpios beneficiados no dudaron en calificar este proyecto como innovador e incluyente y felicitaron a BBVA por su compromiso permanente con el desarrollo de esta región del país.

Otras historias interesantes