Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Finanzas personales 20 oct 2017

¿En qué consiste el saldo promedio y cómo se calcula?

El saldo promedio es la media de dinero que se mantiene en la cuenta a lo largo del mes. Las entidades financieras lo utilizan para calcular la TEA (tasa efectiva anual) y los costos de mantenimiento, ya que normalmente estos dependen del saldo promedio en cuenta mensual.

Abrir una cuenta bancaria es una de las mejores maneras de administrar el dinero de forma ordenada y segura, sin riesgo de que se pierdan o se olviden transacciones. Es más, hoy en día gracias a la tecnología, es posible realizar un seguimiento y monitoreo constante de los movimientos de la cuenta. Sin embargo, antes de solicitar la apertura, es importante establecer de antemano cómo se realizará la administración, para cumplir con los requerimientos que pueda tener.

Una de las condiciones que más influyen a la hora de abrir una cuenta bancaria, sobre todo si se trata de una cuenta particular para administrar el dinero y no solo para guardarlo, es el saldo promedio a mantener. ¿Por qué? Porque el mismo suele limitar el flujo de dinero del que se puede disponer mensualmente.

¿En qué consiste?

Como su nombre lo indica, es el promedio de dinero que se mantiene en la cuenta a lo largo del mes. Las entidades financieras lo utilizan para calcular la TEA (tasa efectiva anual) y los costos de mantenimiento, ya que normalmente estos dependen del saldo promedio en cuenta mensual.

¿Cómo se calcula?

La forma de hacerlo es muy simple: se suma el saldo que tiene la cuenta al cierre de cada día y ese importe se divide por la cantidad de días del mes.

Suma de saldos diarios en la cuenta / cantidad de días al mes

Ejemplo: Si una persona mantiene 10.000 Gs. en su cuenta cada día del mes, el saldo promedio mensual será de 10.000 Gs. (300.000 / 30 = 10.000 Gs).

Es importante tener en cuenta que existen diferentes formas de cerrar el mes con el promedio exigido. Por ejemplo, se pueden racionalizar los pagos de gastos durante el mes, distribuyendo las fechas de vencimiento, para tratar de mantener día a día un monto que a fin de mes, permita alcanzar el saldo promedio mensual exigido por la entidad, evitando así el cobro de comisión.

Otra recomendación es que siempre que se vaya a recibir dinero, se solicite que el pago se realice a través de una transferencia a la cuenta, para que este monto ya sume al promedio. Existen muchas formas de cumplir con este requerimiento y cada persona puede encontrar un sistema que le funcione, sacando el mayor provecho a este producto financiero.

Existen opciones de cuentas bajo condiciones especiales e incluso, las que no exigen mantener un saldo promedio. Este es el caso de la Cuenta Ganadora de BBVA Paraguay, la cual además de otorgar cuenta corriente y de ahorro en un mismo paquete sin saldo promedio a mantener, ofrece también beneficios adicionales como: transacciones ilimitadas en cajeros del banco, sorteos trimestrales por premios en efectivo, entre otros.

La Cuenta Ganadora puede solicitarse en este enlace.

Otras historias interesantes