Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Act. 07 abr 2022

Cómo administrar mejor el dinero

crear-dinero-bancos-comerciales-central-recurso-bbva

En tiempos de crisis, todo se vuelve más complicado. Contar con estabilidad y salud financiera , por ejemplo, se convierte en uno de los mayores retos y deseos de las personas. Para estar preparados para este tipo de imprevistos es necesario aprender a administrar el dinero de forma correcta.

Es común pensar que tener más dinero será la solución a todos los problemas y preocupaciones. Sin embargo, las cosas no son tan sencillas. Una estrategia para reflexionar y tomar acción sobre el dinero se puede definir en cinco pasos:

1. Seguir buenos hábitos

Todas las personas tienen una determinada manera de relacionarse con el dinero. Es posible adquirir buenos hábitos de padres o familiares, pero también existen aspectos que se deben mejorar en la relación con él.

Por eso, como primer paso, la recomendación es reflexionar y analizar cómo se está usando el dinero, ¿se está gastando más de lo que se gana? Lo ideal es que las deudas no rebasen el 30% de los ingresos mensuales.

2. Reconocer los gastos

Sin embargo, ahí es donde se presenta un problema, pues muchos no saben cómo manejar su dinero de manera responsable. La principal sugerencia es agrupar los gastos en dos categorías: las necesidades y los deseos.

Ahora, incluso después de la pandemia, la tarea se volvió más compleja. Pues, las necesidades “normales” que se tenían en épocas previas ahora se convirtieron en deseos, o viceversa. 

Podemos decir que las necesidades son aquellos gastos que se hacen mensualmente para mantener un estilo de vida, por ejemplo, el pago de la luz, el alquiler, la educación, la comida, etc. Los deseos, por otro lado, se refieren a los gastos que van más allá de las necesidades.

Cada uno establece sus necesidades y deseos de acuerdo a su estilo de vida y forma de relacionarse con el dinero. Por ejemplo, ahora con trabajo híbrido, contar con una laptop personal y una buena señal de internet se convierten en herramientas imprescindibles para trabajar, por lo que, estos elementos que antes podrían considerarse como deseos pasan a convertirse en necesidades.

3. Separa al menos el 10% de tus ingresos cada mes

Un consejo útil es que antes de pagar los gastos fijos, lo que denominamos como necesidades, es recomendable tratar de reservar al menos el 10% de los ingresos para invertirlo. 

El objetivo no es sólo ahorrar dinero por un período de tiempo hasta poder gastarlo en algún deseo, sino aplicar ese valor para que rinda intereses y se convierta en un patrimonio importante en el futuro. Al principio puede ser difícil “abandonar” ese 10%, pero el resultado a largo plazo valdrá la pena y en menos de un año se comenzarán a ver los resultados.

4. El banco como aliado

A lo largo de la vida, las necesidades y los deseos cambian. Esto significa que, en determinados momentos, las personas necesitarán más dinero que el que reciben mensualmente. El camino más seguro para obtenerlo es el sistema financiero. Los bancos cuentan con muchos productos de ahorro y crédito para ayudar a que la relación de una persona con el dinero sea provechosa y con proyección al futuro.

La recomendación es que cuando una persona se acerque a un banco, debe hacer la mayor cantidad de preguntas para no tener ninguna duda sobre los beneficios que se reciben y los compromisos que se asumen. 

5. Cuidar el historial crediticio

En el momento que un banco presta dinero, ya sea a través de una tarjeta de crédito, un préstamo personal, un crédito vehicular o un hipotecario, inmediatamente se crea un perfil del solicitante para saber si se pagan las obligaciones a tiempo. Ese es el historial crediticio y resulta decisivo para establecer una sana relación con la entidad financiera.

Estar al día en los pagos de los préstamos permite acceder a mayores posibilidades de seguir siendo sujeto a crédito. Se puede consultar de manera gratuita a través de lo que se llama ‘reporte de deuda’ en la web de la SBS.

“Tu dinero, tu amigo”

Aplicar estos primeros cinco pasos permite empezar a manejar el dinero de una manera más controlada y responsable.

Asimismo, estos consejos están dentro del Programa de Educación Financiera de BBVA cuya ejecución está a cargo de su Fundación. Un ejemplo es el taller “Tu dinero, tu amigo”, en el que se brinda información relevante con el objetivo de aportar al desarrollo de habilidades que permitan administrar mejor el dinero.

A la fecha se va atendiendo a más de 8 mil personas en educación financiera y se tiene previsto ampliar la acción con empresarios del sector pyme.

Salud financiera, prioridad estratégica de BBVA

Una buena salud financiera personal, familiar o empresarial es clave para poder hacer frente a imprevistos y afrontar los planes de futuro a los que se aspira.

BBVA considera que mejorar el bienestar financiero debe estar al alcance de todos y, por este motivo, ha convertido la salud financiera en una de sus seis prioridades estratégicas. La entidad quiere apoyar a personas y empresas  en su camino para alcanzar ese bienestar financiero a través de soluciones personalizadas, motivándolas y empoderándolas para que incrementen su tranquilidad y seguridad.

BBVA entiende la salud financiera como un viaje de cuatro pasos, que empieza con el control del día a día, sigue con el ahorro, continúa con la gestión de la deuda y se completa con la planificación para el futuro. Muchas de las herramientas para acompañar a los clientes en este viaje se ofrecen a través de su aplicación móvil,  que reúne el poder de la tecnología, los datos y la experiencia de su equipo humano.

El objetivo es conseguir que los clientes sean conscientes de sus ingresos y gastos, clasificados por categorías, con el objetivo de que puedan establecer límites de gasto y hacer un seguimiento. Además, el banco les anticipa información sobre próximos movimientos, con el fin de que estén preparados.