Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Las siglas de las tarjetas de crédito: ¿qué son el CFT, la TNA y la TEA?

Ventajas de usar la tarjeta digital para comprar en el Hot Sale México

El pago en cuotas con tarjeta de crédito es una práctica habitual para los argentinos. Electrodomésticos, indumentaria, tecnología y, con el verano por venir, también las vacaciones, son gastos más fáciles de afrontar cuando se financian.

Ahora bien, ¿cuánta atención le prestan las personas a cada sigla vinculada a las tarjetas de crédito? Es necesario conocer los conceptos financieros correctamente para ser responsables financieramente. En este punto, la educación financiera es indispensable.

CFT o Costo Financiero Total

Una de las siglas clave es el CFT o Costo Financiero Total.  Es el costo final o real de un préstamo, crédito o de la financiación de una tarjeta de crédito. Es la principal variable a tener en cuenta, ya que se trata del mejor indicador del costo global que se afrontará. Normalmente, el CFT se calcula de manera anual y debe ser expresado en porcentaje y con dos decimales.

En resumen, es el valor total de lo que se pagará por financiar una deuda de la tarjeta de crédito, es decir, cuando no se paga el total del resumen de la tarjeta de crédito y se decide financiar el resto de la deuda con el banco.

El CFT está conformado por:

  • Tasa de Interés Básica (TNA), que determina la cuota pura (fija o variable).
  • Gastos de evaluación y otorgamiento del solicitante del crédito, que pueden ser fijos o un porcentaje sobre el total del crédito.
  • Gastos de administración, como apertura y mantenimiento de cuentas de depósitos. También, los vinculados a tarjetas de crédito y/o compras asociadas a las financiaciones.
  • Gastos de cancelación anticipada: en caso de que el banco permita esta opción, se aplicará el recargo por única vez al momento de concretar el pago.
  • IVA: como todos los impuestos, debe ser incluido en el CFT. Para hacer una lectura más clara del costo financiero total, existe la opción de ver el CFT con y sin IVA.
  • Productos adicionales que se hayan contratado al banco al momento de acceder al crédito.

En caso de no poder afrontar el pago total de la tarjeta crédito y deba recurrirse al pago mínimo, el CFT es una de las cifras que deberá tenerse en cuenta a hora de calcular las cuotas para financiar la deuda con el banco. En este caso, se deberá sumar la deuda y el CFT, y dividirlo por la cantidad de meses en que se acuerde el pago.

TNA o Tasa Nominal Anual

La sigla TNA significa Tasa Nominal Anual, y es la tasa que se usa para calcular los pagos de interés de un préstamo o tarjeta de crédito. La TNA se cobra sobre el capital prestado por un año y varía proporcionalmente al plazo de devolución, es decir, mientras mayor sea el plazo del crédito, mayor será la TNA.

Cuando hay más de un pago de interés anual, cada uno será igual a la TNA divida por el número de períodos en el año, y multiplicado por el capital adeudado. Esta tasa sirve solamente como una referencia y no indica el total real que se terminará abonando por recibir dinero prestado, el cual es indicado por el CFT.

TEA o la Tasa Efectiva Anual

Otra sigla que es importante conocer es la TEA o la Tasa Efectiva Anual. Se trata de la tasa de interés realmente ganada o pagada en una inversión, préstamo, crédito u otro producto financiero. Es el resultado de la capitalización de intereses en un período de tiempo determinado y, cuando hay un único pago de interés anual, es igual a la TNA. También se le conoce por tasa de interés efectiva, tasa efectiva o tasa anual equivalente.

La tasa efectiva anual se calcula a partir de la tasa nominal y del número de pagos de interés al año. Además, sirve para comparar diferentes productos como préstamos, líneas de crédito u otras inversiones.

Por último, cabe mencionar la diferencia entre la TNA y la TEA: esta última no es sólo referencial, sino que es un indicador real del costo en intereses de una operación. En ella se incluye la capitalización de los intereses y, por lo tanto, es una medida más precisa para calcular su valor.

Conocer cada una de estas siglas y hacer uso de ese conocimiento hará que se tomen decisiones más responsables tanto a la hora de aceptar financiamiento, como al adquirir una tarjeta de crédito o elegir cómo pagar las deudas.

Otras historias interesantes