Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Créditos 22 may 2019

El crédito en América Latina creció en promedio 4,7% real en 2018

En un contexto de desaceleración económica, con bajos niveles de crecimiento, inversión y consumo, el crédito en América Latina registró un incremento real de 4,7% en promedio en 2018, con un ligero repunte frente a 2017 cuando creció 4,2%. Así lo ha señalado la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) que también ha informado que las ganancias del sector bancario en la región alcanzaron los 54.000 millones de dólares el año pasado, con un crecimiento de un 2% anual.

En su Informe Económico Bancario Regional, Felaban señala que en un período de desaceleración o recesión económica como el que vivió la región en 2018, lo normal es que se restrinja la demanda y la oferta de crédito. Por un lado, los usuarios del sector tienen la percepción de dificultad con los ingresos que les permita responder con la deuda y prefieren no correr el riesgo; y por el otro, los oferentes de crédito, al percibir que la incertidumbre crece, toman medidas preventivas y son más rigurosos en el otorgamiento de préstamos. Aunque esta situación cambie, es posible que el crédito tarde en recuperarse.

Ese parece ser el caso de Brasil, que en un proceso de post recesión, ha visto que su cartera ha venido recuperándose muy lentamente y terminó 2018 con un crecimiento de 1.6%. Según el Banco Central, el crédito empresarial aún es lento, mientras que el de las familias registró su mejor desempeño desde 2015. Agrega que el sistema está listo para un nuevo ciclo de crédito, al tiempo que destaca el Índice de Cobertura de Liquidez que se encuentra en máximos históricos.

En Argentina, la recesión acompañada de una inflación que se acerca al 50% anual, las tensiones en el mercado cambiario y una política monetaria restrictiva que han llevado las tasas de interés al 60%, han provocado una desaceleración real del crédito de un 8% y una caída del crédito de consumo de un 7%.

Las ganancias del sector bancario en América Latina sumaron 54.000 millones de dólares en 2018, con un crecimiento de 2% anual

La situación de la cartera crediticia en México es más positiva, con un crecimiento de 4,2% real en 2018 según el informe de Felaban, pero que a todas luces resulta moderado al compararlo con períodos anteriores. El freno ha sido provocado por una política monetaria restrictiva que busca contener el incremento de la inflación.En este país, el crédito de empresas ha mostrado un mejor comportamiento, mientras que el crédito a las familias se ha visto afectado por la pérdida de poder adquisitivo y un estancamiento del empleo formal.

En el caso de Colombia, el crédito creció 3% real el año pasado. De acuerdo con lo que indica Felaban, en este país la cartera empresarial mostró inconvenientes por la reestructuración de algunos negocios grandes, entre ellos los de las obras de infraestructura 4G y los cambios en proyectos y empresas del sector eléctrico. Además, se ha identificado que uno de los principales obstáculos para prestar es la capacidad de pago de los clientes.

Perú es de los países que registran mejores comportamientos en la cartera de crédito en la región, con un crecimiento del 10% nominal, gracias al dinamismo de la inversión privada, el aumento del consumo y una inflación controlada. En este país, la financiación a empresas creció un 5,1%. en 2018.

Indicador de profundización financiera en América Latina

El sistema bancario de América Latina muestra mejoras en cuanto al indicador de profundidad financiera, medido por la relación de los depósitos y los créditos con respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

Mejora la salud financiera

El informe señala que el sistema bancario de América Latina muestra mejoras en cuanto al indicador de profundidad financiera, medido por la relación de los depósitos y los créditos con respecto al Producto Interno Bruto (PIB). En efecto, los depósitos agregados en promedio pasaron de un 44,5% del PIB en 2013 al 47,5% en diciembre de 2018, mientras que el crédito pasó de un 41% al 48,5%, respectivamente.

De acuerdo con Felaban, aunque la tendencia es positiva, ese indicador es aún bajo para que la ecuación ahorro-inversión se convierta en un factor de financiación de más proyectos en la economía de la región.

De igual forma, el índice de cartera vencida del sector financiero de América Latina disminuyó y se mantuvo creciendo a tasas nominales negativas, lo cual ha permitido una mejora en los indicadores de calidad de cartera. A esto se suma que el indicador de solvencia ha promediado niveles del 14% y 15%, que están por encima de las recomendaciones del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

Indicador de solvencia América Latina

El índice de cartera vencida del sector financiero de América Latina disminuyó y ha permitido una mejora en los indicadores de calidad de cartera.

Un mayor dinamismo del crédito en la región dependerá en buena medida del crecimiento de la economía y el dinamismo de variables como el consumo y la inversión. De acuerdo con BBVA Research, el crecimiento en América Latina se mantendrá modesto en 2019, con una tasa de 1,7%, que mejorará levemente en 2020 cuando crecería un 2,3%.

Otras historias interesantes