Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Cerrar panel

Análisis Regional 18 dic 2020

El Pla de Lleida lideró el crecimiento económico catalán en 2019

El Anuario Económico Comarcal 2020 de BBVA, que analiza la distribución territorial del crecimiento catalán, destaca un aumento del VAB en 2019 del 2,1% para el conjunto de Cataluña. La dinámica sectorial en Cataluña en 2019 muestra continuidad en la terciarización tanto en VAB como en empleo, un menor crecimiento industrial, un avance de la construcción y una evolución negativa del primario. Por demarcaciones, la de Lleida es la que ha experimentado un mayor avance (VAB 2,3%), aunque con contrastes en sus ejes territoriales, siendo el Pla de Lleida el de mayor expansión (2,6%).

Para Josep Oliver, catedrático emérito de Economía Aplicada de la UAB y autor del estudio, "los registros económicos de Cataluña el ejercicio de 2019 han significado el final de la etapa expansiva iniciada la segunda mitad de 2013 y consolidada a partir de 2014, abruptamente llevada al final por la irrupción de la COVID-19 en el 2020". En estos años, el crecimiento medio del PIB catalán ha sido de un notable 2,8%. Sin embargo, después de los fuertes aumentos por encima del 3% de los ejercicios 2015-17, a partir de entonces ya se asistió a una reducción de aquellos intensos avances. El Anuario Económico Comarcal 2020 de BBVA concluye como, en el transcurso del 2019, los signos de ralentización eran evidentes. En este sentido, se hace patente con el avance del VAB del 2,1% en 2019, comparado con el 3,6% del 2017 y el 2,5% de 2018.

Dinámica de la mejora de la actividad por ámbitos territoriales

Territorialmente, los resultados del 2019 destacan el Pla de Lleida como la zona de mayor crecimiento del país (2,6%), unas comarcas empujadas por el alza de los servicios y un avance moderado de la industria. Le sigue el Eix Metropolità de Barcelona (2,3%) que, a pesar de la moderada caída de la industria, ha podido crecer suficientemente apoyado en el avance terciario. A continuación, y ya por debajo del conjunto de Cataluña, aparecen las comarcas del Eix Gironí (1,5%), con un terciario que ha avanzado moderadamente mientras la industria ha frenado el incremento de estas comarcas. Con avances menores, siguen las Terres de l’Ebre (1,3%) y las comarcas del Camp de Tarragona (1,1%), y finalmente las Comarques Centrals (1,0%) y las Comarques de Muntanya (0,5%).

VAB por ejes territoriales de Cataluña

Así, en el Pla de Lleida el mayor crecimiento en 2019 se explica por el fuerte empuje del terciario (3,8%), una rama en la que los servicios privados han definido la tónica (incremento del 4,1%). También en las comarcas del Área Metropolitana de Barcelona los servicios han aumentado con fuerza (un 3,0%), con el apoyo del empuje fuerte del terciario privado (3,1%). Ya con incrementos del terciario menores que la media catalana, encontramos las Comarques Centrals (2,0%), el Eix Gironí (1,8%) y el Camp de Tarragona (1,2%), con unos avances de los privados más moderados. Con incrementos menores a los servicios se sitúan las Comarques de Muntanya y las Terres de l’Ebre (por un 1,0% y un 0,8%).

En cuanto a los registros industriales del 2019, las dinámicas de las ramas de energía han tenido un papel preponderante en las Terres de l’Ebre y en las Comarques de Muntanya, con incrementos del 1,7% y caída del -1,1% del total industrial, respectivamente. En cambio, los moderados resultados o caídas de las manufacturas, han resultado en leves registros del total industrial el Pla de Lleida (1,4%), el Eix Gironí (0,9%) y el Camp de Tarragona (0,5 %), y caídas en las Comarques Centrals (-0,5%) y el Eix Metropolità (-0,8%).

Por su parte, la construcción ha mostrado resultados favorables en los grandes ejes territoriales, con destacados incrementos en el Camp de Tarragona (3,1%) y en las Terres de l’Ebre (2,9%). Mientras que crecen de forma similar a la media catalana (2,3%) en el Eix Gironí (2,5%), las Comarques Centrals y el Eix Metropolità (2,2% ambas). Por debajo de Cataluña, pero a un ritmo cercano, crecen el Pla de Lleida (1,9%) y las Comarques de Muntanya (1,8%).

En el ámbito del primario, todos los ejes han presentado bajadas, en general arrastradas por las pérdidas de la ganadería que, a su vez, han sido provocadas por las caídas del porcino y aves de corral y el vacuno. En algunos ámbitos, como el Pla de Lleida, la mejora agrícola, particularmente la de fruta fresca, ha permitido compensar sólo parcialmente estas caídas.

Otras historias interesantes